El impago a Carlos González alcanzó las dos semanas como si nada pasase

Este jueves se cumple ese plazo del postergado abono del pasado 31 de julio de Jesús León al tinerfeño, con el que negociará a través del nuevo abogado y secretario del Consejo del Córdoba, Enrique Rodríguez Zarza, con la demanda que prepara por una supuesta gestión dolosa de 2011 a 2018 | La estrategia es rebajar en más de la mitad los 4,5 millones que debe como último plazo de la compra-venta

Carlos González en su última comparecencia con Jesús León en el palco de El Arcángel

Este jueves se cumplen ya 15 días del conocido impago de los 4,5 millones de Jesús León a Carlos González, el pasado 31 de julio. Al día siguiente el montoreño emitió un comunicado anunciando que en tres semanas se abonaría el último plazo de la compraventa del paquete mayoritario de acciones del Córdoba CF SAD, una operación que se inició oficialmente el 19 de enero de 2018. Desde el impago la realidad en este tiempo es que no cambió absolutamente nada en el club, que no pasó a manos de González de manera inmediata como algún cordobesista creía y como éste pregonó, asegurando que era de nuevo el propietario.

La situación de posiciones antagónicas seguirá así un tiempo, porque ese abono tampoco se producirá en su totalidad en las citadas tres semanas. La razón no es otra que la negociación extrajudicial que pretende llevar a cabo el montoreño a través de sus abogados con los letrados del tinerfeño. Al margen de lo que diga el contrato, León pretende hacer ver a González su supuesta gestión dolosa desde que llegó a la entidad blanquiverde hasta que se marchó, en unos seis años y medio de mandato en los que a juicio de León se cometieron varias irregularidades.

A debate entre abogados las gestiones de Ecco Documática y Azaveco

En base a ellas, los abogados del actual presidente, uno de ellos nuevo secretario del Consejo como es el caso de Enrique Rodríguez Zarca, preparan desde hace varias semanas una demanda contra Ecco Documática y Azaveco, las dos empresas que González utilizó para la dirección del club. Esa recopilación de hechos (o siniestros) es la que León usará para negociar a la baja en más de la mitad los conocidos 4,5 millones.

Así pretende cerrar un acuerdo sin pasar por los tribunales, que en caso de no tener el OK de González llevaría a la judicialización del club, una realidad que aún no empezó aunque pueda parecerlo, pero se vislumbra desde hace tiempo. Si González aceptase este primer frente económico podría cerrarse con el pago de entre uno y dos millones. Si la respuesta es negativa, como parece, la guerra mediática continuaría hasta que un juez decidiera de quién es la titularidad del Córdoba CF SAD, un proceso que no se iniciaría hasta el 2 de septiembre y que podría llevar años.

Oliver, el otro frente sin un embargo efectivo al 100 %

El otro frente sería el de Luis Oliver, que por medios más taxativos tratará de hacerse con la propiedad del club cordobesista como en su día hizo con el Real Betis. De momento no lo logró, porque su embargo aún no bloqueó totalmente las cuentas del club, de ahí los nuevos pagos realizados el lunes a Curro Torres y Sandoval, que se repetirán seguramente este viernes.

Deja un comentario