El lugar más especial en una cita poco oportuna (emisión on line)

El Córdoba Patrimonio regresa a la cancha de su ascenso, Mengíbar, para mantener su gusto tradicional por la Copa del Rey son olvidar que lo trascendente son los tres partidos para finalizar el año en el reto de seguir siendo de Primera

El entrenamiento matinal del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Autor: Paco Jiménez

El entrenamiento matinal del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Autor: Paco Jiménez

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad afronta este miércoles (21:00 horas) un nuevo partido oficial, aunque no de la Primera División, sino de la Copa del Rey. Un torneo que siempre dio alegrías al club y que además le permite regresar al Pabellón Sebastián Moya Lorca de la localidad jiennense de Mengíbar, donde el pasado 1 de junio logró hacer historia con el ascenso a Primera División.

Precisamente conservar ese preciado tesoro, ser uno de los 16 integrantes de la máxima categoría, prima y debe primar en el ánimo de los blanquiverdes, que además llegan al partido con menos posibilidad de rotar y repartir minutos por las ausencias. Han contado en las últimas semanas con las bajas de Nono Castro y Javi Sánchez, además de David Leal, aunque éste ya ha entrado en la convocatoria, de la que se han quedado fuera, tocados, tanto Zequi como Jesús Rodríguez. Sobre todo parece que puede ser el día para Gonzalo Puebla, habitual tercer guardameta y descarte en la primera parte de la temporada, aunque ya debutó y tuvo protagonismo en los dos últimos duelos ligueros.

Macario, entrenador blanquiverde, recordó al acabar el partido de Palma que la Copa siempre ha gustado en el club, y a las pruebas pasadas hay que remitirse. En la campaña 2017-2018, tras eliminar al Cuéllar (1-5), logró llenar Vista Alegre midiéndose a ElPozo Murcia, al que exigió en un recordado 2-3 final. Y la pasada campaña, tras superar a la Coineña (2-3), se ‘cargó’ a un Primera como el Viña Albali Valdepeñas (4-3) antes de ceder frente al Jaén Paraíso Interior (3-6).

Por desgracia, ahora la visión es parecida a la que pudiera tener el pasado año en Valdepeñas. La liga es la clave y es que además vienen enseguida tres partidos directos en ocho días ante Cartagena, Burela y Santa Coloma, donde se puede o prácticamente consolidar la permanencia o meterse en el fango del descenso.

Con todo, para compensar esto estará el factor motivacional, porque lo de mañana miércoles desde luego “será muy bonito” para el equipo por lo que ocurrió alli el 1 de junio. “Cuando nos enteramos del sorteo y que nos tocaba volver a jugar allí… Personalmente Mengíbar va a ser ya siempre una cancha muy especial. Ellos van a intentar pasar, espero un ambiente hostil, pero siempre lo miraré con buenos ojos. Fue la pista que nos dio un sueño como el ascenso”, recordó Maca.

El Software Delsol Mengíbar ocupa actualmente tras 13 jornadas disputadas la cuarta posición, que da derecho a la disputa del play-off de ascenso a final de campaña, por lo que el duelo será sin duda exigente, además de que la eliminatoria se disputará a partido único. Un año más entrenados por Francisco Javier Garrido, los jiennenses llegarán al envite tras encadenar tres encuentros sin conocer la victoria. Una derrota (Noia Portus Apostoli) y dos empates (Real Betis Futsal y Nitida Alzira FS) es el bagaje reciente del cuadro rojillo.

Loading...

Deja un comentario