El “mal sabor de boca” de Diego Caro en la que fue su casa

El técnico del Salerm Puente Genil lamentó el trato en Lucena: "No sé quién orquesta este odio, cuando dirigimos 80 partidos, tuvimos la suerte de ascender a Tercera y lo dimos todo por este club" | "Fue insulto tras insulto, uno detrás de otro y a cuál más grave, hasta con una patada al entrar al túnel de vestuarios", criticó, tras acabar con la racha de 2 años invicto del Ciudad en casa que arrancó con él

Con gesto triste. Diego Caro se fue apenado pese a la victoria pese al trato recibido en Lucena. Foto: Ciudad de Lucena

Con gesto triste. Diego Caro se fue apenado pese a la victoria pese al trato recibido en Lucena. Foto: Ciudad de Lucena

La victoria del Salerm Puente Genil este domingo en el Ciudad de Lucena tuvo un epílogo en la sala de prensa del estadio aracelitano. Diego Caro, entrenador del cuadro pontano, lamentó el trato recibido por parte de la afición lucentina en la que fue su casa, que le hizo irse con “mal sabor de boca” pese a una victoria que rompió una racha de dos años de los celestes sin perder en liga en su campo que arrancó…con el propio técnico de Villa del Río en el banquillo.

El preparador explicaba así lo vivido: “Después de haber dirigido casi 80 partidos al Ciudad de Lucena, no sé qué odio hay hacia nuestro cuerpo técnico, Alonso, Jesús y a mí mismo como persona. No sé quién orquesta esto, este odio que nos tienen. El año pasado lo podía entender, porque era reciente, pero pasado este tiempo no lo entiendo. Dirigimos 80 partidos, tuvimos la suerte de ascender a Tercera División y lo dimos todo por este club. No quiero que me hagan palmas, obviamente, pero fue una falta de valores increíble“.

Caro prosiguió con su relato. “Fue insulto tras insulto, uno detrás de otro y a cuál más grave. No lo entiendo y me voy apenado. Nos dieron hasta una patada al entrar al túnel de vestuarios al acabar el partido”, denunció. “Es un derbi, muy bonito, donde el Ciudad de Lucena quiere ganar y el Puente Genil quiere ganar. Pero quería los tres puntos, si hubiera jugado ante otro equipo me hubiera dado igual. Mi equipo lo necesitaba, porque los chavales lo necesitaban y no teníamos nada conseguido aún. Ahora quedamos en una posición bastante buena”.

Además, a nivel estadístico, se acabó una racha tremenda del Ciudad de Lucena sin perder en casa en liga -en Copa el Sevilla impuso su ley meses atrás-. Desde un 0-4 encajado ante el Ceuta el 31 de marzo de 2019 no se iban los tres puntos del fortín celeste. 26 partidos y dos años invicto. “Creo que fue desde un Ciudad de Lucena-Salerm Puente Genil, que empatamos 2-2, en misma fecha y con el mismo árrbitro. La empezamos nosotros. Como digo, me gustaría venir a esta casa y ser recibido de una manera normal. No creo que haya ningún entrenador de la categoría que venga aquí y al que increpen más que a mí”.

Este asunto de esa tensión acaso excesiva también fue valorado por el preparador celeste, Dimas Carrasco. “Son partidos bonitos, que todo el mundo quiere ganar. En otras ocasiones hemos ganado nosotros. De los cuatro enfrentamientos que llevamos nos tocó la suerte de ganar tres y esta vez lo hicieron ellos y los felicitamos. Nosotros intentamos seguir con nuestro camino. Está claro que esa tensión también la da el formato, la necesidad de sumar y de ganar todos los partidos. Ellos con la victoria del Córdoba B tenían la obligatoriedad de ganar y nosotros queríamos seguir sumando para no distanciarnos del Lepe. Este formato invita a la tensión hasta el último momento, porque otras veces estaríamos intentando recuperar jugadores y ahora no, hay que seguir dando pasos hacia adelante. Es normal esa tensión pero más que nada competitiva, porque aquí nos conocemos todos y ha habido un trato cordial entre los dos cuerpos técnicos y entre los jugadores“.

Etiquetas

Ciudad de Lucena | derbi | Diego Caro | Dimas Carrasco | Fútbol Cordobés | Salerm Puente Genil |

Deja una respuesta