El panorama por el momento en el Córdoba Femenino

El equipo de Ariel Montenegro tendrá, a falta de conocer algo de manera oficial, una muy remozada plantilla con vistas al inicio de su segunda temporada en la Liga Reto Iberdrola, en principio con el objetivo del ascenso

Las jugadoras del Femenino celebrando un tanto. Foto: Javier Olivar

Las jugadoras del Femenino celebrando un tanto. Foto: Javier Olivar

Aún restan casi dos meses para que el Córdoba Femenino vuelva a competir en liga, ya que no será hasta el fin de semana del 27 de septiembre cuando eche a rodar el balón. Mientras, el club continúa trabajando en la configuración de una plantilla que se ha visto remozada de manera considerable en este período estival, tras la importante lista de bajas que dio a conocer la propia entidad y que luego ha ido aumentando.

La marcha de Manu Agudo del banquillo ha supuesto el cambio más notorio respecto a la pasada campaña. El club anunció hace ya varias semanas la llegada del excordobesista Ariel Montenegro, que asume el rol de técnico como sustituto del pacense, que se marchó del conjunto blanquiverde por “motivos personales” y tras un “acuerdo amistoso” entre las partes implicadas. 

Antes incluso el Córdoba CF comunicó el conjunto de jugadoras que no continuarían defendiendo la elástica califal esta temporada, para la cual el club se ha marcado el objetivo del ascenso a la máxima categoría nacional femenina. Así, dejaron de pertenecer a la entidad Minori Chiba, Ana Lesmes, Elena Muñoz, María Flores, Elizaveta Danilova, Olivia Anokye, Félicité Hamidouche, Elena Fuentes y Cristina Medina. 

Además de las anteriores, en las últimas semanas otras piezas importantes han abandonado la nave cordobesista. Se trata de Mery Martí y Kerlly Real, que pusieron fin a su aventura en clave blanquiverde, tras haberse convertido en referentes del equipo durante las dos pasadas temporadas. Dos sensibles bajas para un Córdoba que no pudo mantener a los que eran grandes pilares del equipo y que en el caso de Kerlly Real, por ejemplo, se marcha al Valencia Féminas en la élite. A la lista se sumó Ilenia, que anunció también su adiós en redes sociales, censurando por cierto el tacto del club con algunas jugadoras.

Así, a día de hoy, el plantel tiene ocupadas tan solo unas pocas fichas. De esta forma, en la portería Carmen Gordillo seguirá seguro y habrá que ver qué ocurre con Zoraida Flores. La defensa deberá someterse a una importante reestructuración. Montenegro sólo cuenta actualmente con un par de piezas: Yanire Ruiz y Lidia. Algo parecido ocurre en el centro del campo, donde se han registrado hasta cinco bajas. Así, sólo están disponibles cuatro jugadoras para esta posición: Encarni, María Lara, Ocón y Esojo.

Más complicado aún será cubrir las posiciones que quedan libres en la delantera. La marcha de Mery Martí deja un vacío difícil de rellenar para la entidad. La gerundense ha sido sin duda la jugadora más determinante del Córdoba Femenino desde su llegada hace dos años. En este período como blanquiverde ha sumado un total de 21 tantos, por lo que se antoja complicado encontrar una sustituta que logre rendir al mismo nivel. De momento, en ese frente de ataque María Avilés, Sofía y Michi Goto permanecerían ligadas al club, además del concurso de la joven internacional Wifi.

El Córdoba deberá dibujar pues un equipo muy diferente al que hemos visto durante los últimos cursos. De acuerdo con lo ocurrido en el capítulo de salidas, Montenegro necesitaría al menos, cuatro o cinco defensas, un número parecido de centrocampistas y al menos dos delanteras para cerrar la plantilla. Aseguran desde el club que estas incorporaciones están cerradas pero, por el momento, no se ha dado a conocer ninguna de ellas, aunque ya ha trascendido el nombre de algunos de los fichajes. Según adelantó Cordópolis, la defensa japonesa Hitomi Tanaka y la delantera Belén Potassa, ambas del Fundación Albacete, serían las primeras en llegar.

Etiquetas

bajas | Córdoba Femenino | Fichajes | Fútbol Femenino | home12 | Liga Reto Iberdrola | planificación | plantilla |

Deja un comentario