El posible sistema de competición en Tercera División

Los equipos andaluces, con Ciudad de Lucena, Salerm Puente Genil, Pozoblanco y Córdoba B como representantes cordobeses en el Grupo X, determinarán este sábado en la Asamblea General de la FAF qué criterio se usará para conformar los subgrupos

Una imagen del duelo del Córdoba B y el Arcos la pasada campaña. Autor: Javier Olivar

Una imagen del duelo del Córdoba B y el Arcos la pasada campaña. Autor: Javier Olivar

La situación sanitaria actual que envuelve a nuestro país y al mundo en general continúa suponiendo un quebradero de cabeza para el fútbol español. Al igual que los clubes de Segunda B siguen atentos a la solución final que debe adoptar la RFEF en relación a la estructura de la competición para la temporada 2020/21, los equipos de Tercera División permanecen también a la espera de la decisión respecto a su categoría.

Córdoba BCiudad de Lucena, Salerm Puente Genil y Pozoblanco volverán a ser parte de un Grupo X que para el próximo curso no contará sólo, en relación a la temporada pasada, con el Real Betis B. El filial verdiblanco logró el ascenso en el play-off express y se verá las caras con el primer equipo cordobesista en la división de bronce. La novedad la aportarán los ascensos producidos desde División de Honor Sénior y, así, también formarán parte del grupo andaluz occidental Castilleja CF, CD Cabecense y La Palma CF.

A esta situación se le añade más complejidad aún en el Grupo X con el “caso Écija”. El club quedó eliminado de la competición al inicio de la temporada anterior por no cumplir con sus obligaciones económicas. Pero la decisión de no descender a ningún equipo abre un nuevo frente a resolver. El conjunto de San Pablo podría inscribirse en la categoría si abona los más de 200.000€ que suma el total de su deuda. De momento, solo se ha conocido que el club está llevando a cabo movimientos al respecto, pero se desconoce si finalmente podrá ser inscrito.

Con todo, y a pesar de no conocer con exactitud cuál será el diseño de la competición, lo que sí parece claro es que el Grupo X de Tercera División quedará dividido en dos subgrupos. La falta de fechas y la necesidad de reducir al mínimo la distancia en los desplazamientos de los equipos con motivo de la pandemia obliga a la RFEF a tomar esta decisión excepcional. De esta manera, el grupo de los cordobeses estará compuesto por dos subgrupos, aunque no se sabe mucho más.

Mañana sábado es el día elegido por la Federación Andaluza de Fútbol para decidir junto a los clubes qué sistema se empleará finalmente para establecer dichos subgrupos. En principio serán los propios equipos quienes decidan en Asamblea General qué criterio se usará para componer ambos grupos. La RFAF es partidaria del sistema de cremallera, que contempla la opción de un grupo formado por los equipos que finalizaron la temporada en posición par (2º, 4º, 6º, 8º…) y un grupo con los impares (1º -ascendió-, 3º, 5º, 7º…).

Varias fases

Por otro lado, la segunda alternativa consiste en la composición de los subgrupos ateniéndose a la cercanía geográfica de los clubs para así abaratar costes. La temporada para los equipos será de una complejidad extrema motivada por la situación socio-económica, máxime cuando las circunstancias no permiten en principio el acceso de público a los estadios. Los abonos y las entradas son las principales fuentes de ingresos de muchas entidades.

Si finalmente se implanta el sistema cremallera, la composición de los grupos ya estaría definida. El subgrupo A quedaría con Xerez DFC, Los Barrios, Xerez CD, Conil, Rota, Arcos, Ceuta, San Roque de Lepe, La Palma, Antoniano y Lebrijana. Por su parte, el subgrupo B estaría compuesto por Ciudad de Lucena, Salerm Puente Genil, Pozoblanco, Córdoba B, Coria, Sevilla C, Gerena, Utrera, Castilleja, Cabecense y Écija*.

¿Y cómo sería la liga? Pues lo que trasciende es que los equipos de cada subgrupo se enfrentarán a doble vuelta (serían 20 partidos) y los tres primeros clasificados pasarán a una segunda fase donde se enfrentarán igualmente a doble vuelta. Los dos primeros clasificados de esa segunda fase ascenderán directamente a Segunda División B. El resto de equipos todavía no habrían acabado la temporada, sino que tendrán opciones de ascenso en el play-off de ascenso en sí, a un solo partido.

La lucha por el descenso, más en el aire

Los conjuntos que finalicen en cuarto, quinto y sexto puesto en la primera fase de los subgrupos entrarán en otro grupo y jugarán a doble vuelta. Los dos primeros clasificados de este segundo grupo se clasificarán para el play-off, donde inicialmente se enfrentarán en una primera eliminatoria, a partido único y en campo neutral, el quinto clasificado en el grupo de los equipos que lucharon por el ascenso directo con el segundo clasificado del otro grupo y el sexto con el primero del otro grupo. Los ganadores de estas eliminatorias se enfrentarán al tercer y cuarto clasificado del grupo de los equipos que pelearon por el ascenso directo y los vencedores tendrán una tercera eliminatoria que determinará el tercer equipo que ascienda a la Segunda División B.

Para dilucidar los descensos, los cinco últimos del grupo de once equipos y los cuatro últimos del grupo de 10 equipos, o cinco si está el Écija, se reagruparán en un grupo. Habrá que decidir si se enfrentarán todos contra todos a doble a vuelta o se arrastrarán los resultados de los equipos del mismo subgrupo y se tendrán sólo que enfrentar a doble vuelta a los equipos del otro subgrupo. Los cuatro o cinco últimos equipos descenderán de categoría para que haya 20 equipos en la 2021-22.

Etiquetas

CD Pozoblanco | Ciudad de Lucena | competición | Córdoba B | Fútbol Cordobés | Grupo X | reestructuración | Salerm Puente Genil | subgrupos | Tercera División |

Deja una respuesta