El préstamo de 911.000 € que Carlos González se autoconcedió de las arcas del Córdoba SAD a Ecco Documática en 2014

El mismo, con un plazo de devolución de 10 años, se encuentra en el informe de auditoría encargado por el Consejo Superior de Deportes y La Liga, que es la base de la investigación que auspicia la Policía Nacional por los supuestos delitos societarios del ex-presidente de 2012 a enero de 2018

González cuando era dueño del Córdoba CF

González cuando era dueño del Córdoba CF

La justicia en este país siempre fue lenta, pero pese a su particular proceder acaba llamando a la puerta de aquellas actuaciones de dudosa legalidad. Lo hizo en su día con el anterior presidente del Córdoba CF, Jesús León, y ahora parece que aún con más retraso lo hará con su predecesor en el cargo: Carlos González. Los compañeros de ABC Córdoba desvelan este miércoles que la Policía Nacional tomó el relevo a la Guardia Civil en sus investigaciones sobre el empresario tinerfeño a instancias del Juzgado de Instrucción número de 3 Córdoba.

Esas pesquisas por supuesta administración desleal y otros posibles delitos societarios de González se centran desde julio de 2012, cuando el Córdoba CF SAD firmó el convenio de su primer Concurso de Acreedores, hasta la venta a León en enero de 2018 de aquel paquete mayoritario de acciones (98´72 %) que compró en mayo de 2011 Ecco Documática SA a Prasa.

Al margen de los contratos ya desvelados semanas atrás, tanto por los servicios a su empresa matriz como los personales a sus hijos y sus dos hombres de confianza, Andrés Delgado y Javier Jiménez, destaca otra operación que fue objeto de análisis del informe de la Auditoría realizado en 2015 por la empresa BDO a petición del Consejo Superior de Deportes y La Liga, que supone ahora la base para la investigación policial.

En concreto el préstamo por importe de cerca de 911.000 euros que se autoconcedió Carlos González desde el Córdoba CF SAD a Ecco Documática SA el 28 de noviembre de 2014, que tenía como objeto la cancelación de la deuda que ésta última tenía con Hacienda por aquel entonces, y que se puede comprobar en los pdfs adjuntos.

Curiosamente Andrés Delgado actuaba en aquella operación como representante del Córdoba CF SAD, y no su presidente, dado que González lo hacía como administrador de Ecco Documática, sobre la que decía no tener liquidez en ese momento para hacer frente a las obligaciones tributarias. Otra paradoja es que el pago de la deuda de Ecco a Hacienda se realiza directamente desde las cuentas del club, y no desde la empresa deudora del tinerfeño.

Asimismo la devolución del montante, cercano al millón de euros, se haría en un plazo de 10 años, por lo que no expira hasta 2024, en uno o varios pagos, pero sin establecer un cuadro de amortización. Todo ello con unos tipos de interés inferiores a los que se financiaba el club aquel año a través de la empresa Football Management Sánchez SL, propiedad en principio del representante de futbolistas Salvador Sánchez, y que será foco de estudio en el próximo reportaje sobre la posible administración desleal de Carlos González y su cohorte en los seis años en los que campó en el Córdoba CF SAD.

Loading...

Deja un comentario