El sueño late con fuerza pero decidirá Montilivi (2-1)

El Córdoba desarboló al Girona en los primeros 25 minutos con un doblete de Xisco y un cabezazo al poste de Luso, aunque Cristian Herrera recortó y hubo que sufrir en la segunda con el paso adelante de los gerundenses

Xisco celebrando el primero de sus goles ante el Girona.

Xisco celebrando el primero de sus goles ante el Girona. Autor: Luis Alguacil.

Una renta mínima que habrá que hacer suficiente en Montilivi. El Córdoba derrotó esta noche al Girona en la ida de la segunda semifinal del play-off de ascenso a Primera División, en un partido que empezó de manera idílica pero en el que hubo que sufrir al final para conservar ese 2-1. Xisco, en menos de un cuarto de hora, había dado dos goles de renta a los de Oltra, que incluso tuvieron un cabezazo al palo de Luso antes del jarro de agua fría que derramó Cristian Herrera a la media hora. En la segunda mitad, con menos fuelle y poco recambio, los blanquiverdes se defendieron bien aunque sufrieron con el paso al frente de los catalanes.

El Córdoba afrontó el encuentro finalmente sin el concurso de Pedro Ríos, que no estuvo ni en el banquillo y se sumaba a las ausencias de Florin y Markovic. Con Nando en su lugar, al menos estaba Xisco para formar una dupla de ataque muy poco vista con Raúl de Tomás. Razak y Cisma también volvían con respecto al último encuentro. Mientras, en el Girona, la principal novedad era la ausencia de todos los carrileros derechos clásicos y la aparición en el once de Maffeo. Rubén Sobrino era la pareja de Cristian Herrera arriba.

Nando controla el balón ante un defensa del Girona con Isaac Becerra al fondo defendiendo la meta catalana.

Nando controla el balón ante un defensa del Girona con Isaac Becerra al fondo defendiendo la meta catalana. Autor: Luis Alguacil

Con el ambiente de las grandes tardes y una grada enchufadísima desde el principio arrancó el partido, que el Córdoba empezó también muy metido. Y a los tres minutos ya había llegado una primera ocasión en un robó de Raúl de Tomás que le permitió encarar en uno contra uno a Alcalá. El madrileño disparó desde la frontal, pero su intento salió desviado. Más tarde, en otro balón luchado por Fidel, el que probó fue Luso, aunque con parecida suerte.

El Córdoba da primero…y da dos veces

Pero el siguiente acercamiento cordobesista, más claro que los anteriores, acabó en la red. Nando firmó un buen desmarque y la puso atrás buscando a Fidel, cuyo tiro de exterior tocó el palo, aunque el rechace le quedó a Xisco, que reventó la pelota contra la red de Isaac Becerra.

Era la primera vez que en El Arcángel se gritaba un gol en un play-off, y la alegría iba a ser doble. Casi sin tiempo de saborear el primero, un centro de Caballero al corazón del área, a medio camino entre centrales y portero, lo cazó Xisco de nuevo para llevar la bola a las mallas y la locura al estadio. 2-0 en el minuto 12. Ni el mejor de los augurios. Pero quedaba un mundo y medio.

El Girona trató de estirarse, pero más allá de forzar algún córner o alguna indecisión entre la zaga y Razak, apenas inquietó. Y el Córdoba, que por momentos hasta se gustaba con el balón, estaba insaciable. Tuvo incluso el tercero, cuando en una falta lateral botada por Fidel Luso se elevó y giró el cuello para poner la pelota fuera del alcance de Becerra. Pero la pelota, que se vio dentro, tocó en el palo y salió hacia fuera.

Recorta Cristian Herrera

Esa acción fue el despertador definitivo para el Girona, que hasta ese momento no existía pero que no necesitó mucho para meterse en el partido. Primero avisó Richy con un lejano disparo que sacó Razak a córner, y, en esa misma acción y tras un despeje poco resolutivo de Nando, a Cristian Herrera lo habilitaron con un pase por alto para que batiera hábilmente al cancerbero cordobesista.

Deivid saliendo con el balón ante un jugador del Girona.Deivid saliendo con el balón ante un jugador del Girona.

Deivid saliendo con el balón ante un jugador del Girona. Autor: Luis Alguacil

El gol y la forma de producirse cortó un poco el punto al Córdoba, aunque lo cierto es que los blanquiverdes se rehicieron bastante bien. Aunque el Girona empezó a tener más la pelota, apenas creó ocasiones, salvo una falta peligrosa al límite del área que Richy estrelló contra la barrera y un tiro por encima del larguero de Borja García. También salió alto una falta en buena posición de Fidel. Fue poco antes de que, en la última jugada de la primera mitad, Raúl de Tomás reclamara un empujón de su marcador dentro del área. Las protestas le costaron una amarilla a Xisco.

La segunda mitad arrancó con el Girona intentando mirar de cerca la meta de Razak, aunque sus disparos para probar al africano resultaron cándidos. La grada le pedía más atributos a los suyos, sobre todo a los dos hombres de banda, Nando y Fidel, poco metidos en la dinámica del resto del equipo.

Xisco sigue empujando

Xisco, mientras, seguía tirando del carro. Primero intentó acabar una jugada ofensiva con un disparo desde la frontal, pero su tiro salió desviado, y más tarde estuvo a punto de quedarse con una pelota para encarar portería, aunque al final se trastabilló con el control y perdió la opción. Al cuadro cordobesista le faltaba capacidad para combinar, entre otras cosas por su imprecisión en los controles, tan importantes en el mundo del fútbol.

El Córdoba necesitaba algo de pausa en el juego y Oltra la buscó con Víctor Pérez. Se marchó De Tomás, aplaudido, y los blanquiverdes pasaron a jugar 4-2-3-1 con Caballero por detrás de Xisco. La primera jugada que puso el madrileño fue un servicio a Fidel que el onubense no pudo cañonear. La grada silbó tímidamente al zurdo, cuando no era el día para eso.

El Girona, mejor situado en la segunda parte, tuvo el empate en un cabezazo de Richy en una falta lateral que por fortuna salió muy centrado. Fue pasado el ecuador y poco antes de que Oltra sacara del campo a Xisco, seguramente ya justo de fuerzas, para meter a Pineda. El duelo seguía intenso y enseguida hubo un roce de Sobrino y Deivid que Ocón Arráiz saldó sin tarjeta.

Más respeto que otra cosa

El cuadro cordobesista pareció reactivarse y generó un par de buenas acciones. Una, con servicio de Caballero a la derecha, acabó en centro de Nando pero bien atrapado por Becerra, mientras que el otro, con apertura de Luso, terminó en los pies de Fidel, que disparó demasiado cruzado. Machín no lo veía claro y metió a Eloi Amagat por Granell. Quedaban poco más de diez minutos.

Para ellos metió el entrenador gerundense a Mata por Cristian Herrera y el delantero estuvo a punto de celebrar un gol en su primera jugada. Razak salió a por uvas en un córner y Kiko Olivas peinó hacia atrás fuera por un pelo. La jugada centró al Córdoba en defender, mientras los entrenadores gastaban balas con las entradas de Alcaraz por Borja y de López Silva por Nando.

Ambos equipos terminaron dando más o menos por bueno el marcador, aunque en el añadido el Girona dispuso de una peligrosísima falta que botó Alcaraz y que Razak atenazó en dos tiempos para mantener la ventaja. Renta que habrá que hacer oro en Montilivi.

FICHA TÉCNICA

2.- CÓRDOBA CF: Razak; Stankevicius, Héctor Rodas, Deivid, Cisma; Nando (López Silva, m. 87), Luso, Caballero, Fidel; Raúl de Tomás (Víctor Pérez, m. 63) y Xisco (Pineda, m. 70).

1.- GIRONA FC: Becerra; Maffeo, Kiko Olivas, Richy, Alcalá, Clerc; Pere Pons, Borja García (Alcaraz, m. 85), Granell (Eloi Amagat, m. 77); Sobrino; Cristian Herrera (Mata, m. 78).

ÁRBITRO: Ocón Arráiz, del Comité Riojano. Amonestó a Héctor Rodas, Nando y Stankevicius, por parte del Córdoba, y a Maffeo y Kiko Olivas, por la del Girona.

GOLES: 1-0, m. 8: Xisco. 2-0, m. 12: Xisco. 2-1, m. 29: Cristian Herrera.

INCIDENCIAS: Partido de ida de la primera eliminatoria del play off de ascenso, disputado en el El Arcángel ante unos 16.000 espectadores, con poco más de medio centenar de gerundenses en las gradas. Los jugadores del Córdoba saltaron al campo con una camiseta que rezaba “Ánimo, Sasa”, en referencia a su compañero Markovic, gravemente lesionado.

Etiquetas

CCF | Córdoba CF | El Arcángel | Girona | Liga Adelante | play off | Xisco |

Deja una respuesta