El yerno de González ya es historia en el Córdoba CF

El club continuó su serie de despidos de esta semana con el de Sergio García, el otrora responsable de infraestructuras de la entidad, con el que se verá en los tribunales

Las provocaciones del yerno de González, la pérdida de estribos de León

Jesús León, en su largo discurso de este miércoles, tuvo un momento para los despidos iniciados esta semana e incluso adelantó que “habrá más” ya que el nuevo Córdoba CF tiene que adaptarse a sus nuevas circunstancias, es decir, la Segunda B. Pues bien, el penúltimo de esos despidos fue el del yerno de Carlos González, un Sergio García que precisamente se reincorporó ayer por segunda vez en este año después del affaire que mantuvo con el presidente blanquiverde hace mes y medio, y en el mismo día de su vuelta a las oficinas recibía la carta de despido. Todo estaba previsto, y como no puede ser de otra manera el club asume que acabarán en los juzgados. Igual este tipo de despidos, por la alta cuantía económica que supone, puede explicar los más de 4 millones de coste de personal no deportivo que engrosan los 8 de gasto global de todos sus empleado, ya que el de sus futbolistas sólo es poco más de 3,9 millones

Fuentes del club confirmaban ese despido que avanzaba ABC del ex-responsable del área de Infraestructuras del club. De esta forma hubo que esperar casi un año y medio después de la llegada del motoreño para ver definitivamente a Sergio García, con el que se intentó llegar a un acuerdo en el pasado ante la elevada cuantía de su contrato de alta dirección, sin tener una cualificación precisamente para ello. Un contrato inasumible ya para Segunda A, como era el caso del doctor Javier Bejarano, y que para Segunda B se hacía utópico.

El pasado martes ya fueron despedidos cuatro empleados: dos responsables de mantenimiento de la Ciudad Deportiva, el antiguo presidente de la Peña Sentimiento Blanquiverde, Josele Figueroa, que hacía cerca de un trabajaba como comercial y la fotógrafa Charo Tobajas. Todos ellos fueron producidos “por falta de confianza” sobre el personal, aunque en estos casos fue más por razones jurídicas que reales, aunque sí que lo son claramente en el caso de Sergio García, que permaneció más de un año de baja médica en el Córdoba CF desde la salida de Carlos González.

Loading...

Deja un comentario