En el Córdoba se toca todo menos los dos centrales (y a Mario Ortiz)

Pablo Alfaro mantuvo la apuesta en la zona central por Bernardo Cruz y Djetei, los únicos jugadores que han completado los 630 minutos de liga, aunque el mediocentro, que sólo ha faltado en 11, es el tercer intocable

Bernardo Cruz y Djetei en el partido de Murcia. Foto: CCF

Bernardo Cruz y Djetei en el partido de Murcia. Foto: CCF

Cada maestrillo, y cada entrenadorcillo, tiene su librillo y Pablo Alfaro llegó con el suyo a Murcia tomando decisiones. Y con algunas de ellas acabó con las rachas de titularidad en algunos puestos, caso del lateral izquierdo, con Berto Espeso, y la punta de ataque, con Piovaccari. El asturiano y el italiano ya saben que tampoco son intocables y de hecho, tras ganar, lo más probable podría ser que sus sustitutos, Jesús Álvaro y Willy, que además rubricó de nuevo su titularidad con gol, siguieran jugando.

Así, en el Córdoba sólo hay algo que no se toca: la pareja de centrales que forman Bernardo Cruz y Mohamed Djetei. O dos cosas, si sumamos a ellos dos a un Mario Ortiz que también roza el pleno de minutos que tienen el cordobés y el camerunés. Son los dos únicos de la plantilla que alcanzaron los 630 minutos de juego, aunque el mediocentro apenas faltó en once -fue sustituido al final del encuentro en Yecla-. Lo de encontrarle acompañante, como les contamos el pasado lunes, ya es harina de otro costal.

El mal arranque del Córdoba CF, que obligó al cambio de entrenador, propició que se fuera probando prácticamente todo. incluyendo la portería, en la que Becerra recuperó el que parecía su puesto antes de empezar la liga en la sexta jornada. También ha habido variantes en la zona de los tres cuartos de campo, donde han catado el banquillo antes o después pesos pesados o fichajes relevantes como Samu Delgado, Javi Flores (en Yecla) o hasta Alain Oyarzun (Linares). E igualmente en el lateral derecho, donde Álex Robles también llegó a sentar a Farrando.

Ahora Alfaro sumó el flanco zurdo y la delantera, donde Berto Espeso y Piovaccari habían arrancado los seis duelos anteriores de inicio, aunque en algún duelo acabaron sustituidos pronto (el lateral al descanso contra el Sevilla Atlético y el punta en Granada por un golpe). Sólo el centro de la defensa y Mario Ortiz tienen aún colgado el cartel de intocables.

Eso sí, esa pareja de centrales, que era de lo poco que todo el mundo veía claro desde que el menor de los Cruz regresó a casa, tendrá que ir combatiendo el peso de las amarillas, al ser posición sensible. Momo ya lleva tres con la que vio en el Enrique Roca, mientras Bernardo, que también recibió allí el cartón admonitorio, cuenta con dos. Curiosamente el primer apercibido del equipo, que ya tuvo esa amenaza ante el domingo, es el capitán Javi Flores.

Loading...

Deja un comentario