En las manoplas de Kieszek como en las botas de Guardiola

Aunque de momento Munir sigue disponible, el Córdoba CF también 'juega' el play-off con la camiseta del polaco y del Málaga, puesto que su ascenso reportaría una cantidad económica extra -225.000 euros- para las arcas del club, como ya pasó con la salvación del Valladolid

Pawel Kieszek sacando de puerta con el Málaga

Para el Córdoba CF ha terminado la temporada en lo deportivo, no así en lo económico, con varios frentes pendientes. Curiosamente, ambas facetas se tocan en el play-off de ascenso de Segunda a Primera División, que los blanquiverdes ‘jugarán’ con la camiseta del Málaga CF. Un salto de categoría de los malaguistas reportaría un pago desde la entidad de Martiricos de 225.000 euros, en relación al acuerdo de agosto de 2018 por Pawel Kieszek.

El cancerbero polaco tuvo que salir de la entidad califal al no poder ser inscrito en la LFP, que consideró su renovación con el Córdoba CF de unas semanas antes como un fichaje, cuando ya estaba excedido el límite salarial -sólo 3,9 millones- concedido al club. Kieszek encontró acomodo en Málaga para esta temporada 2018-2019, con un triple escenario de futuro: si el Málaga ascendía a final de temporada, renovaba por un año como blanquiazul; si no ascendía y el Córdoba se mantenía, regresaba a El Arcángel; y si no había ascenso y los blanquiverdes descendían -lo que ya es una realidad- quedaría libre.

Así que Kieszek se juega su futuro como malaguista en cuestión de dos semanas, aunque de momento su papel protagonista tendrá que esperar. Como estaba previsto desde principio de temporada Munir, el habitual titular, ha entrado en la lista de Marruecos para la Copa Africana de Naciones, este año en verano, y se esperaba que el polaco, que este año ha actuado en cinco partidos de liga y uno de Copa, fuera el titular en la eliminatoria frente al Dépor y en la hipotética final frente al vencedor del Mallorca-Albacete. Pero la realidad es que a diferencia de N’Diaye, que ya se marchó con Senegal, el marroquí ha logrado retrasar su incorporación y de momento está en la convocatoria para el duelo de mañana en Riazor.

Los malaguistas llegan con muchas esperanzas a este play-off, tras ganar los últimos cuatro encuentros y además con suficiencia, ante Oviedo (3-0), Zaragoza (3-1), Albacete (1-2) y Elche (3-0). Como es conocido, además de ese factor cancha, con la vuelta en casa, el equipo de Víctor Sánchez del Amo tendrá la ventaja por ser tercero de pasar de ronda al final de la prórroga en casa de empate en la eliminatoria, ya que se eliminaron hace años las tandas de penaltis.

Así que el Córdoba estará estos días en los guantes de Pawel Kieszek, otro hombre clave en la pasada temporada, al igual que estuvo en las botas de Sergi Guardiola. La salvación pucelana deparó 600.000 euros extra que estaban pendientes de llegar y que son claves para concretar varios pagos por hacer en el final de temporada, así que ojalá se repita el caso y lleguen otro puñado de euros para las maltrechas arcas cordobesistas.

Deja un comentario