“La solución mas sencilla y con menos consecuencias sería anular la competición”

El mister del Cajasur CBM, Jesús Escribano, lamenta que se esté "pegando una patada para adelante a un problema y creándolo el año que viene" | "Estamos en ascuas, no se sabe si la temporada que viene habrá 20 equipos en Plata, habrá 28, 26, no sabemos la formula de competición, no sabemos nada, y eso a la hora de planificar la temporada es complicado"

Jesús Escribano en el último partido antes del parón. Foto: CBM

Jesús Escribano en el último partido antes del parón. Foto: CBM

Jesús Escribano es un hombre que suele hablar claro y no lo ha sido menos este lunes en Radio Marca Córdoba, en torno al final de las competiciones ideado por la Federación Española el pasado viernes. El entrenador del Cajasur Córdoba de Balonmano no ve claro que se aúne el anular descensos, que puede ser lógico, con premiar por los ascensos.

“Si partimos de la base de premiar el esfuerzo, aquí se esfuerza el que baja, el que sube, el que cae en mitad de la tabla, el que tiene más medios económicos y el que tiene menos”, esgrimía el preparador. “No creo que el motivo de cómo se esta solventando el tema, a nivel federativo, sea premiar a los que se han esforzado, porque aquí esforzar se esfuerza todo el mundo. Creo que la solución más sencilla y con menos consecuencias sería anular la competición: no hay descensos, no hay ascensos, se toma la temporada en blanco”.

Para Escribano “es una pena porque todos nos hemos esforzado mucho este año, unos por unos objetivos y otros por otros”. “Todas las ideas que están surgiendo, tanto de la Federación como de otros estamentos, están creando un problema que solventa tal vez esta temporada, pero genera un problema de cara a la temporada que viene. No acabo de ver soluciones, veo posponer problemas en lo que se está hablando y, además, no hay fechas ni un calendario de a partir de esta fecha se sabrá esto. Estamos en ascuas, no se sabe si la temporada que viene habrá 20 equipos en Plata, habrá 28, 26, no sabemos la fórmula de competición, no sabemos nada, y eso a la hora de planificar la temporada es complicado“, criticó.

El técnico dejó claro que “no sólo era lo más lógico, es que no quedaba otra solución” el cancelar la temporada. “El plantear jugar en junio o julio cuando hay jugadores que acaban contrato en mayo, o visados, o gente que directamente se ha ido a su país, como el caso nuestro de Jorge Nazario, era imposible. Además la gente está totalmente parada, no es el parón de verano en el que están haciendo otras actividades y estarán moviéndose. Reanudar la competición era muy complicado y, además, con la situación que tenemos… 340 muertos hoy, sabe un poco frívolo ponerse a jugar a balonmano o pensar en jugar a balonmano con 340 muertos diarios. Yo creo que estaba claro que competir este año no se podía competir más, en ese sentido sí estoy de acuerdo con haber parado ya la competición”, dijo.

Pero lo que viene luego ya será otro contar. “Si se plantean, por ejemplo, dos grupos de 13, esto implica ascender a equipos de Primera sin disputar fase de ascenso, con la dificultad que esto tiene y, además, a dos equipos más de Primera con el criterio que no sabemos cuál va a ser. El año siguiente, de esos 26, tienes que pasar a 16, con lo cual estás haciendo una escabechina de 18 equipos porque hay que contar que de Asobal bajan, de Primera el año que viene tendrá que subir alguien, con lo cual dices yo que he subido ganándome el ascenso, el año que viene voy a jugar en una competición donde mas de la mitad de equipos van a descender”, reflexionó.

Muchos más gastos

Así, “para arreglar un problema te están creando a ti, a nosotros el Córdoba Balonmano en este caso, y a los otros 15 equipos que estamos ahora en División de Honor Plata, otro“. “Y también incrementando gastos en desplazamientos, jornadas, con lo cual gastos de arbitrajes… en una temporada que se presupone que a nivel de sponsors y de ayudas institucionales va a ser critica, entonces no estás solucionando un problema. Estás pegando una patada para adelante a un problema y creándolo el año que viene. Los que vivimos el balonmano con mayúsculas y no sólo pensando en tu equipo, aunque en este caso estemos hablando del Córdoba, al final no estamos viendo soluciones. Se podría aprovechar esta crisis para arreglar problemas endémicos del balonmano en general, como la organización de las categorías, pero tienen que aportar soluciones y no posponer problemas”, denunció.

“Estás pegando una patada para adelante a un problema y creándolo el año que viene”

Mirando al Cajasur, se lamentó de que “teníamos un calendario asequible ahora a final de temporada, y estamos con un poco de rabia porque seguro que hubiéramos podido conseguir subir más puestos“. “También estamos con un poco de resignación, es algo que no depende ni de ellos, ni de nosotros, y ya está. A pensar en construir el equipo del año que viene, no te queda otra que resignarte porque esto es una causa de fuerza muy mayor, y yo creo que todo el mundo lo ha ido aceptando e interiorizando con normalidad”, dijo.

Pero lo de construir el siguiente equipo no es nada fácil. “Claro, porque ¿para qué haces el equipo? ¿Para una competición con 26 equipos donde bajan 15, 14? ¿Para una liga con 20? ¿Con dos fases? El hecho de que una temporada dure un mes más o un mes menos, implica pagar un mes más a los jugadores, y eso en un presupuesto de un equipo es un detalle muy importante a la hora de hacer un presupuesto. Eso marca también cómo negocias con los jugadores, y cómo ellos negocian contigo. Esas dudas que no acaban de resolverse y que la Federación sigue posponiendo sine die de momento, al final crean mucha complicación. Nosotros intentamos trabajar, ver jugadores, qué nos interesa reforzar, pero, al final, está el tema presupuestario que es el que determina que puedas alcanzar a unos jugadores a otros y mantener a unos u a otros”, acabó.

Etiquetas

Balonmano | Córdoba de Balonmano | home10 | Jesús Escribano | RFEBM |

Deja un comentario