Facua valida la reclamación de los aficionados por sus abonos

El Córdoba debería devolver o facilitar unos bonos descuentos para el próximo curso con la parte proporcional de los cinco partidos no disputados en El Arcángel tras la cancelación de la competición

Varios aficionados del Córdoba mostrando su bufanda.

Varios aficionados del Córdoba mostrando su bufanda. Autor: Paco Jiménez

FACUA-Consumidores en Acción emitió este martes un comunicado por el que advertía de que los aficionados de los distintos clubes del fútbol español tienen derecho al reembolso proporcional de los abonos de la temporada 2019-20, una vez que ésta quedó cancelada oficialmente en Segunda B y Tercera, mientras que el fútbol profesional se disputará a puerta cerrada. Esta casuística afecta directamente a los abonados del Córdoba CF, que como los de los equipos cordobeses de Tercera División y el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, adquirieron sus carnets a principios de temporada sin reunir la condición de socios. La noticia llega justo en la semana en la  que el club blanquiverde tiene previsto presentar su  próxima campaña de abonados.

La Asociación de consumidores incide que “los usuarios tienen derecho al reembolso del precio del abono o, si así lo deciden, a un bono que puedan canjear para asistir a los partidos en las próximas competiciones de la Liga”. Por ello FACUA solicita a los clubes que actúen de forma “responsable y faciliten la devolución de los abonos a todos los usuarios que lo soliciten sin la imposición de ninguna traba ante la imposibilidad de que disfruten de los encuentros, y advierte de que negarse al reembolso podría suponer una clara infracción de la normativa”.

Ese derecho al reembolso se extrae del artículo 36 del Real Decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo, que aclara en su primer apartado que si como consecuencia de las medidas adoptadas durante la vigencia del Estado de Alarma los contratos suscritos por los consumidores y usuarios, ya sean de compraventa de bienes o de prestación de servicios, resultasen de imposible cumplimiento, el consumidor y usuario “tendrá derecho a resolver el contrato durante un plazo de 14 días desde la imposible ejecución del mismo“.

Según indica el citado artículo, dicha resolución solo podrá ser estimada cuando no quepa obtener de la propuesta o propuestas de revisión ofrecidas por cada una de las partes, sobre la base de la buena fe, “una solución que restaure la reciprocidad de intereses del contrato”.

Las propuestas de revisión podrán abarcar, entre otras, el ofrecimiento de bonos o vales sustitutorios al reembolso. A estos efectos, se entenderá que no cabe obtener propuesta de revisión que restaure la reciprocidad de intereses del contrato -como dichos bonos o vales- cuando “haya transcurrido un periodo de 60 días desde la solicitud de resolución contractual por parte del consumidor o usuario sin que haya acuerdo entre las partes sobre la propuesta de revisión”.

Loading...

Deja un comentario