Fortaleza para evitar la flor de un solo día

El ARS Palma del Río recibe al Alcobendas intentando seguir recortando distancia a la zona de salvación, mientras el Cajasur buscará la sorpresa también lejos de Fátima, como en la Copa, ante el Villa de Aranda

A defender. Así quiere ganar el ARS de Ángel Povedano el choque. Foto: ARS / Lorena Cuevas

A defender. Así quiere ganar el ARS de Ángel Povedano el choque. Foto: ARS / Lorena Cuevas

Última cita por calendario de 2019 en la División de Honor Plata Masculina, aunque no será así para el Cajasur Córdoba de Balonmano, aunque aún le queda su partido aplazado en Antequera del día 18. Este fin de semana, que es lo que nos ocupa, para el ARS hay partido en casa contra el Alcobendas, con el refuerzo de la primera victoria de la temporada la semana pasada, mientras los granates van a cancha del Blasgón y Bodegas Ceres Villa de Aranda.

 

ARS Palma del Río-BM Alcobendas (El Pandero, sábado, 18:00 horas)

Tras el buen partido realizado en la difícil pista del Amenabar Zarautz, donde se consiguieron los primeros puntos de la temporada, el equipo palmeño afronta muy reforzado y con la confianza de que sigue en la lucha la última cita de 2019. “Se estaba jugando bien en las últimas jornadas, pero faltaba la recompensa de los puntos. Esto nos va a ayudar a dar un paso al frente en el último partido del año en casa”, apuntó Víctor Montesinos, preparador del equipo.

Montesinos catalogó como “cita importante” la que toca en El Pandero. “Recibimos a un recién descendido de Asobal, el BM Alcobendas, un equipo que mantiene a buena parte del bloque de antes de ascender y que mezcla veteranía y experiencia con jóvenes jugadores de gran calidad”, detalló. “Es un equipo una buena plantilla que tienen una ideología de juego muy trabajada y consensuada. Sus jugadores llevan muchos años juntos y la dominan a la perfección”, añadió.

Destaca en Alcobendas “la defensa agresiva e intensa que realizan, con un bloque central duro y la figura del internacional Adrián Torres bajo palos”. Por eso “es uno de los equipos más peligrosos y trabajados en las salidas del contraataque”. “Estas acciones de primera y segunda oleada las dominan desde hace ya varias temporadas”, recordó.

Montesinos, que no tiene bajas salvo Alberto Ruiz, cree que “hay que tener mucha paciencia en ataque y dar velocidad al balón, sin dejar que nos hagan golpes y ralenticen nuestro juego”. “Estarán muy arropados y juntos para defender a nuestros pivotes, por lo que debemos de intentar romper previamente ese bloque para jugar con más espacios”, recomendó Montesinos, al que preocupan “la figura de varios jugadores veteranos del equipo, los experimentados De la Rubia, Gonzalo Velasco y Catalina en la primera línea y el pivote Boyarizo, determinante en la línea de 6 metros”.

La clave del partido “estará igual que en Zarautz”, es decir, “no podemos perder balones en ataque que propicien la salida rápida a su contra”. “En defensa debemos estar sólidos y seguros ante sus procedimientos elaborados de cruces y desdoblamientos, además de controlar las acciones con pivote, penetraciones y lanzamientos en media distancia”, dijo.

A su juicio, “tenemos el partido más importante del año en nuestra casa, necesitamos a la afición y que el equipo esté a su mejor nivel para conseguir los puntos y seguir teniendo opciones de salir de la zona baja de la clasificación”. “El equipo está mentalizado en que es y será el partido más importante de la temporada”, acabó.

 

Villa de Aranda-Cajasur (Príncipe de Asturias, sábado, 19:00 horas)

El cuadro cajista tiene un difícil compromiso esta jornada ya que viajará hasta Aranda de Duero para medirse al segundo clasificado en su propia cancha. Cordobeses y burgaleses se vieron las caras hace casi tres meses en Fátima con motivo de la primera ronda de Copa del Rey con victoria granate, pero en esta ocasión la historia es muy diferente, con un Villa de Aranda intentando seguir la estela del líder Cisne y un Cajasur luchando por sobrevivir en la zona media-baja de la tabla.

Es el penúltimo duelo liguero del año para el Cajasur CBM, aunque se trate de la última jornada de 2019. Ello se produce porque el miércoles 18 los granates jugarán su encuentro aplazado de la jornada cuarta en la pista del Conservas Alsur Antequera. Será la segunda vez en dos semanas en la que el cuadro de Escribano deba afrontar dos salidas consecutivas, y estas dos presentan una altísima dificultad.

El BM Villa de Aranda es uno de los referentes de la categoría. Los amarillos, perfectamente dirigidos técnicamente por Alberto Suárez, parece que le han cogido definitivamente el pulso a la categoría y marchan segundos detrás del intratable hasta ahora Cisne. Aunque la semana pasada perdieron su tercer partido liguero en Ciudad Real, rompiendo una racha de seis duelos invictos.

Puntuar en el feudo arandino podría ser considerado como una sorpresa conociendo las diferencias presupuestarias entre ambas plantillas, pero el técnico Jesús Escribano no renuncia a nada aunque es consciente de que se trata de “un partido complicado ante un equipo hecho para ascender, con una plantilla orientada para eso”. “Es cierto que empezaron con alguna duda pero ahora han tomado una velocidad de crucero que les está llevando a sumar puntos con relativa facilidad. En general, tienen las cosas muy claras en todos sus estamentos”, dibujó.

El mister granate desgranó perfectamente todo lo que se va a encontrar su equipo enfrente, un cuadro de Alberto Suárez con un potencial enorme. “Es un equipo completo, con lanzamiento exterior gracias a Matheus y Juande Linares, tienen uno contra uno, un pivote corpulento como Javi García, un 6-0 activo abierto con salidas…etc. La semana pasada perdieron contra Alarcos pero hicieron un partido estupendo y en su casa será complicado para nosotros sacar algo positivo”.

En lo que respecta a los suyos y sus posibilidades de puntuar, Escribano, con el alta del meta Kiko Padilla, las dudas de Raúl Pavón y Aitor Gómez y las bajas de Juanlu Moyano y Ricardo Amérigo, tiene claro que el equipo debe rayar a un altísimo nivel porque “su defensa es parecida a la de Málaga, muy individualizada pero más activa y con más ayudas, por lo que tendremos que mover rápido el balón y evitando los contactos”. “Luego en defensa hay que mantenerse sólidos como todos los partidos, excepto en Zamora donde fuimos un desastre”, recordó.

Loading...

Deja un comentario