Hasta cinco recursos contra los autos de Antonio Fuentes esperan sobre la mesa al nuevo juez del caso Córdoba

Dos semanas pasaron desde la recusación y el proceso está pendiente de reanudarse, lo que pasa porque el magistrado elegido por el Juez Decano de Córdoba se ponga al día de la causa y decida sobre los cuatro escritos contra la venta de la unidad productiva, de RFEF, Bitton Sport, Aceites García de la Cruz y Azaveco, y sobre el de Magdalena Entrenas, que solicitó la nulidad de todas las actuaciones

Antonio Fuentes en una imagen de unos años atrás. Foto: Cadena Ser

Antonio Fuentes en una imagen de unos años atrás. Foto: Cadena Ser

Dos semanas justas han pasado desde que la Audiencia Provincial de Córdoba decidiera aceptar la recusación presentada por Magdalena Entrenas contra el juez Fuentes Bujalance, el que decretó mediante auto la subasta primero y autorización de venta después de la unidad productiva del Córdoba CF y la entrada de la SAD en un segundo concurso voluntario de acreedores tras solventar los pagos pendientes del convenio del primero, iniciado en 2011.

Como se esperaba, el nombramiento de un sustituto no ha sido rápido, algo que se explica básicamente porque no quedan en Córdoba jueces de primera instancia especialistas en lo mercantil. El primero que hubo, el que llevó precisamente el Concurso de Acreedores del Córdoba en 2011, Fernando Caballero, pasó a la Audiencia Provincial, y el otro es Antonio Fuentes. Las miradas de las partes están centradas en la decisión del Juez Decano de Córdoba, Miguel Ángel Pareja, que, entre otras, tiene las funciones como tal de coordinar la actividad de los servicios judiciales y supervisar el reparto de asuntos entre los Juzgados de la ciudad.

No sería de extrañar que hoy mismo, mañana o como mucho la semana que viene se supiera el nombre de ese juez, para la que otra situación que afecta es que la bolsa de jueces a elegir en Córdoba está vacía y los dos que suelen estar para estos casos, de otras disciplinas, como Familia, están saturados de trabajo. Pero más allá del nombre concreto del nuevo juzgador, del que poco van a importar los juicios o casos que haya tenido, lo que muchos aficionados trasladan es ¿qué tiene que hacer en relación al caso del Córdoba CF?

La respuesta inicial es sencilla: coloquialmente, empaparse del llamado caso Córdoba, estudiarlo a fondo; y más oficialmente, tener conocimiento de la causa. Todo ello con vista a resolver los recursos interpuestos pendientes, básicamente contra la venta de la unidad productiva del Córdoba CF, proceso que culminó el pasado 5 de diciembre con la entrada de Infinity Capital. Estos son hasta cuatro, de la Federación Española de Fútbol, Bitton Sport, Aceites García de la Cruz y Azaveco. A ellos se suma un quinto, de Magdalena Entrenas, que solicita la nulidad de todas las actuaciones. Hay un sexto recurso, pero que va por otro camino y que ataca antes de todo lo realizado: el interpuesto por Joaquín Zulategui contra la medida cautelar decretada por Instrucción 5 de situar una administración judicial en el Córdoba CF, que está en la Audiencia Provincial y que debería resolverse en principio en abril. De ser estimado anularía todo lo anterior.

Pero volviendo al tema del nuevo juez, lo que se espera de él es que decida sobre esos recursos, algo que, a priori, debería hacer de una tacada en cuanto tenga visto el asunto, ya que en principio las argumentaciones jurídicas pueden ser parecidas. Si todos fueran rechazados, se ratificaría y quedaría como firme el auto de Fuentes Bujalance, que es la carta en la manga con la que espera moverse Infinity Capital ante la Federación Española para el traslado de los derechos federativos en verano.

Con todo, es de esperar que cuando el nuevo magistrado aterrice en el caso del Córdoba puedan presentarse nuevos escritos, algo que por ejemplo ya hizo hace unos días Bitton Sport solicitando al Juzgado de lo Mercantil, pese a no haber nadie nombrado aún, para que Francisco Estepa fuera sustituido como administrador concursal, usando argumentos como que es incompatible serlo a la vez que administrador judicial. Un argumento como tal que no es suficiente, ya que sí ha habido casos anteriores, incluso con el mismo Estepa como implicado, en que tuvo ambos cargos a la vez.

Loading...

One Comments

  • GAUSS53 05 / 03 / 2020 Reply

    ya se sabe que los hechos autorizados por el juez legal en su momento son irrebatibles,lo digo para que pierdan toda esperanza si es que la tienen

Deja un comentario