“He vivido el momento más difícil de mi vida al margen del día que nos dejó Ángel”

El presidente del Ángel Ximénez-Avia, Mariano Jiménez, se sincera ante la crisis económica que supuso la pandemia del coronavirus, que se presentó cuando "la empresa iba como un tiro y el equipo mejor que nunca" | "La esperanza está ya en la Navidad, para que Ximénez vuelva a brillar, con un presupuesto que bajará a los 400.000 euros"

Mariano Jiménez junto al alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, en uno de los últimos partidos disputados en el Alcalde Miguel Salas.

Mariano Jiménez junto al alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, en uno de los últimos partidos disputados en el Alcalde Miguel Salas.

En el Ángel Ximénez-Avia no paran de hacer números, primero para cerrar esta inconclusa temporada, y además para concretar una próxima llena de incertidumbres que no empezará a ver la luz hasta la Asamblea General de la Federación Española de balonmano del próximo 13 junio, a la que se llegará con las negociaciones rotas con la Asobal en cuanto al sistema de competición futuro. Hasta entonces no empezarán a despejarse dudas, pero durante estos tres meses el presidente del conjunto de Puente Genil, Mariano Jiménez, lo ha pasado muy mal desde que estalló la pandemia del coronavirus. “Podría decirse que he vivido el momento más difícil de mi vida al margen del día que nos dejó Ángel”, su hijo, el que da nombre al equipo.

El mandatario pontano se sinceró en una entrevista con Cordobadeporte para explicar que “todo esto se presentó cuando la empresa iba como un tiro y el equipo mejor que nunca. De un día para otro todo se paró. Ahora la esperanza está puesta ya en la Navidad, para que así Ximenez vuelva a brillar”, nunca mejor dicho hablando en clave de iluminación, de ahí que comentase que a finales de mes “se reactivará el almacén con entre 50 y 60 empleados”. Por otro lado está el club, del que tiene claro que “el presupuesto bajará sobre los 400.000 euros” respecto a “los 560.000 que teníamos para esta campaña”.

Mariano Jiménez junto a su cuerpo técnico formado por Miguel Ángel Moriana y Paco Bustos.

Mariano Jiménez junto a su cuerpo técnico formado por Miguel Ángel Moriana y Paco Bustos.

Pese al palo económico que implica en ambas facetas de su vida, Mariano Jiménez se mostró con sencillez al expresar sus sentimientos, porque “lo he vivido como todos. Muy preocupado por la situación, ante algo nuevo que jamás habíamos vivido nadie”. De entrada tuvo “mucha preocupación por la empresa con un ERTE de 260 personas que aún siguen así”, una medida que también afectó a la plantilla de jugadores, pero de la que ya salieron tras cancelarse oficialmente la competición.

Pese a todas esas vicisitudes “tengo que dar las gracias a los fieles patrocinadores de Puente Genil, porque de lo contrario sería imposible seguir en la Asobal, y ya todo nos han dicho que continuarán”. Además adelanto que con el co-sponsor principal, Avia, “estamos pendientes de hablar en junio” (60.000 + plus por ser octavos) estamos pendiente de hablar en junio. La petrolera venía aportando unos 60.000 euros anules más pluses, como por ejemplo los clasificatorios, que con la octava plaza de este año aumentaban por evitar las dos rondas previas de la Copa del Rey, pero “no son muchas las esperanzas” en ese sentido.

El mandatario explicó que “como tantos otros patrocinadores nos pidieron que de los meses sin competición se devolviera la parte proporcional de sus patrocinios”, que trasladado a otras situaciones supondrá no recibir las cuotas o partidas pendientes. “De Diputación y Junta no sabemos nada”, cuando sólo de esta última “correspondía de la marca Huella universal 25.000 euros más los 17.000 habituales de sus programas élite”, punto en el que puso más énfasis al recordar que “somos el único club de Andalucía en la élite del balonmano español”, cuya selección es la vigente campeona de Europa.

“La renovación de Ruslan Dashko estaba hecha, pero se atravesó Anaitasuna”

De otro lado desveló que del Ayuntamiento por ejemplo “perdimos 10.000 euros que fueron destinados a causas sociales”. Y por seguir desgranando partidas, también se dejaron de recibir unos 8.000 euros de ayuda municipal por los desplazamientos en autocar de los equipos de la cantera, más otro montante parecido en cuotas de ropa de los padres, que habitualmente cada temporada se dividen en diversos pagos con las equipaciones de las categorías infrerioes.

En definitiva, que “por primera vez en nuestra historia en la Asobal arrancaremos con déficit”, de modo que  “como no queremos meternos en una barranquera para no poder pagar al final de la próxima temporada, hay que reducir todo”. De esa forma justificó el retraso de las renovaciones, porque “hubo que renegociar todas las cantidades pactadas, incluidas la de varios fichajes, porque había compromisos hechos”, lo que en el primer caso por ejemplo explica la marcha del ruso Ruslan Dashko, que “estaba hecho pero se atravesó Anaitasuna”.

“Rafa Baena quería venirse y nos lo puso facilísimo, si nos pilla en otro momento hubiéramos tenido tres pivotes”

De igual modo vino a explicar como se cayó el fichaje del internacional Rafa Baena, porque “él quería venirse aquí y nos lo puso facilísimo, pero lo entendió por el tema económico. Si nos pilla en otro momento hubiéramos tenido tres pivotes. Yo hubiera apostado por Rafa Baena, tendríamos la mejor pareja de pivotes de España tras la del Barça. A ver si puede ser el año que viene”.

Con esos dos claros ejemplos, Mariano Jiménez añadió que “intentamos trabajar, pero con mucha incertidumbre”, así que desea y espera que “esto termine pronto y volvamos a la nueva normalidad, que no será la misma”, concluyó.

Etiquetas

Ángel Ximénez-Avia | Balonmano | Liga Sacyr Asobal | Mariano Jiménez | Puente Genil |

Deja una respuesta