Historia de un amistoso: malestar lucentino y recambio extremeño

El Córdoba jugará este miércoles a las 19:00 horas en Almendralejo y no en Lucena, donde están "defraudados con la gestión del equipo cordobesista", que a su vez defiende que es una suspensión y no una cancelación definitiva pero necesaria ante el aumento de casos de COVID-19: "No es sólo un problema de seguridad, sino de responsabilidad"

Javier González Calvo y Miguel Valenzuela esta tarde en la sala de prensa de El Arcángel.

Javier González Calvo y Miguel Valenzuela esta tarde en la sala de prensa de El Arcángel.

El Córdoba CF iba a jugar este miércoles en Lucena su quinto amistoso de pretemporada, pero no será así. El choque quedó suspendido en la tarde-noche de ayer, y ya hoy mismo la entidad ha confirmado su alternativa: se jugará a las 19:00 horas en el Francisco de la Hera de Almendralejo contra el Extremadura. Pero la decisión, tomada por el aumento de casos de COVID-19 en la localidad -hasta ayer había 214 positivos en los últimos 14 días, superando la tasa incluso de un posible confinamiento (500 casos por cada 100.000 habitantes), según Cordópolis-, ha generado resquemor y malestar en el Ciudad de Lucena.

La entidad celeste emitía un comunicado en la noche de ayer en la que relataba que “hemos recibido un comunicado del Córdoba CF en el que nos exponía que se negaba a viajar a nuestra localidad para la disputa del partido correspondiente entre ambos conjuntos el miércoles 30 de septiembre“.

“Desde el CD Ciudad de Lucena hemos puesto todos nuestros medios materiales para que el partido pueda disputarse bajo el protocolo COVID establecido por Sanidad y la RFAF, siendo una negativa tras otra como respuesta”, relataban, antes de señalar que “desde nuestra entidad una vez más nos sentimos defraudados con la gestión del equipo cordobesista por parte de su directiva, ya que para un club humilde como el nuestro la disputa de este encuentro iba a ser un plus económico y deportivo”.

El CD Ciudad de Lucena, que “ratifica su compromiso con el cumplimiento del protocolo para el manejo y control del COVID19 en las actividades deportivas”, informaba que “desde el club se estaba esperando este partido y se preparó de la mejor manera acatando todos los protocolos con el objetivo de preservar la salud de todos las personas que iban a estar este día en el partido”.

“Respetamos y acatamos la decisión tomada por el Córdoba en el día de hoy, pero una vez debemos expresar nuestra disconformidad con la forma en la que se han desencadenado los acontecimientos comunicándolo sólo a 48 horas del inicio del partido”, acababan.

La versión del Córdoba

Mientras, la explicación del Córdoba, detallada, la ofrecía el consejero delegado Javier González Calvo. “Nosotros no hemos dicho que se cancele, sino que se suspenda o aplace. No es sólo un problema de seguridad, sino de responsabilidad. Desde que empezó la pandemia hemos sido bastante consecuentes con todo esto y hemos invertido mucho tiempo y mucho dinero en que nuestros trabajadores, nuestros futbolistas y todas las personas que nos sigan estén protegidas y seguras. Estamos como estamos y las noticias que nos están dando en Lucena es que ahora mismo hay un problema“, comentó.

La realidad es que “por jugar un partido de fútbol, poner en peligro todo lo que hemos hecho todo este tiempo no es necesario”. “No es ya el dinero, el que hemos gastado en test, porque no creo que ningún club de Segunda B le haya hecho tres PCR a sus futbolistas, o que haya comprado 1000 test rápidos, sino no jugar con eso. Lo primero es la seguridad y la responsabilidad”, insistía.

En cuanto a la forma de comunicarlo, expuso que “llamamos a su director deportivo y no nos cogió el teléfono, porque estaría el hombre trabajando, y luego yo a su presidente, que también estaría el hombre trabajando y no pudo atenderme”. “Le puse un whatsapp para que me llamara y estando aquí (en la rueda de prensa) el hombre me ha llamado. Luego nuestro secretario técnico sí pudo hablar con ellos y sabemos que no se lo han tomado bien“, reconocía.

Se ofrece a jugar en otro momento

González Calvo indicaba que “les hemos mostrado nuestro apoyo y nos ponemos a su disposición para ayudarles en todo lo que sea necesario”. “Ponemos nuestro club para que en el momento en que se pueda jugar, y con gente, puedan sacar un beneficio de ello. No nos estamos oponiendo a jugar con el Lucena, sino siendo responsables. Ojalá hubieran subido y estuviéramos jugando con ellos en Segunda B, sería una alegría. Y hablo de Lucena como mañana puede pasar en Puente Genil. O en Linares, donde jugamos el sábado y ya me dicen que se están incrementando los casos”, comentó.

“No es el momento de jugar con la gente, porque empezamos a competir en 15 días. Después de todo lo que hemos luchado por la inscripción, poner en riesgo eso…Este año, aparte de tener físicamente bien a los futbolistas, vamos a jugar con otro tema, estar bien con los test de COVID y que si un jugador se contagia poderlo apartar rápido para seguir compitiendo y que no se cancelen nuestros partidos. Vamos a ser férreos en ese sentido. Ya nos dirá el tiempo qué pasa, pero vamos a intentarlo”, sentenció el dirigente.

Rápidamente, tanto que incluso se ha levantado alguna suspicacia, porque el Extremadura también ha suspendido un partido que iba a jugar contra el Jerez de los Caballeros, se ha dispuesto otro duelo para que la preparación de la semana no se vea afectada. También se piensa, como dijo Calvo, en una alternativa para Linares, partido también cerca de no disputarse.

Loading...

Deja un comentario