Hugo Díaz: “Si me llama el Córdoba tiro para allá”

El ariete cuco, que acabó el sábado el play-off de ascenso con el UCAM Murcia, queda libre el 30 de junio y recuerda que "casi nadie es profeta en su tierra y en Córdoba aún menos" | "Los que mandan son los que deciden si tiene que haber cordobeses o no"

Hugo Díaz en su etapa en el UCAM Murcia.

Hugo Díaz en su etapa en el UCAM Murcia.

El cuco Hugo Díaz era uno de los muchos cordobeses que este fin de semana luchaban por continuar en la brecha para soñar con un ascenso a Segunda A. Desgraciadamente el delantero de Almodóvar del Río vio como su equipo, el UCAM Murcia, caía eliminado en la segunda ronda en una ajustada eliminatoria ante el filial del Athletic de Bilbao, después de que los cachorros ganasen por 1-0 en San Mamés y ayer el 1-1 en La Condomina les diera el pase a la final ante el Cádiz.

“Llevo dos días sin dormir. Se nos ha escapado una oportunidad única, era la mejor opción que tenía de verme en Segunda División A, porque parece que por mucho que hagas no te llaman de más arriba”, ha subrayado un decepcionado Hugo Díaz. Mucha veces “se dice que algo está para a ti o no, y esta vez fue la segunda. En el fútbol te tiran dos veces y te meten dos goles, porque el Athletic dominó treinta minutos en su casa y nos marcó un gol. Luego aquí nos hizo otro cuando habíamos empatado la eliminatoria, así que se nos queda una cara de tonto increíble”.

El UCAM venía de eliminar al Real Unión de Irún en otra igualadísima eliminatoria gracias a un gol del que también fuera como Hugo delantero del Lucena, Javi Gómez, que junto al cordobés tuvo el protagonismo goleador de los murcianos. El cuco fue el pichichi del equipo con once tantos mientras Gómez hizo siete en un curso en el que Díaz lo jugó casi todo.

Jugó 32 partidos en una temporada por “encima de las expectativas”

Fueron 32 partidos, porque sólo se dejó sin jugar dos por sanción y cinco por lesión, en una temporada que “ha estado por encima de todas las expectativas”, ya que el equipo “se hizo para salvarse y casi le disputamos el título al Cádiz hasta el final”, recordó el menor de los hermanos Díaz.

Hugo queda libre el próximo 30 de junio y cree que “no hay muchas expectativas de renovar”, al margen de que a sus 27 años confía en poder dar el salto de categoría. “Se supone que con 26 o 27 años es cuando vienen los años buenos, pero hay gente que trabaja toda su vida para subir de categoría y otros con menos lo logran, el fútbol es así de caprichoso”.

“Yo no me marco la categoría, intento hacer las cosas lo mejor posible y si llega la Segunda A algún día, mejor”, ha apuntado un Hugo Díaz que sueña como llegar a emular a su hermano Pepe. “Si me llama el Córdoba pues tiro para allá”, afirma sin dudarlo, consciente de que en los últimos cinco veranos hubo escarceos. “Supe que el año de Pozoblanco (cuando lo entrenó Rafa Berges) hubo opción para firmar con el filial de Tercera, pero no se llegó a hacer”.

Aquel ERE del Córdoba con su hermano de por medio

Posteriormente, tras su buen año en el Lucena marcando 13 goles, con otro play off incluido, el Córdoba volvió a interesarse en él, pero “pasó aquello del ERE que afectó a mi hermano aunque al final se quedara”, ha recordado, para acabar entonces fichando por el filial del Zaragoza.

Un año después volvió a Andalucía para enrolarse en La Balona, con la que metió nueve goles, aunque esa temporada 2013-14 acabó jugando el mes final con Puertollano otro play off para ayudar a los manchegos a ascender a Segunda B, lo que le llevó a fichar por los murcianos el pasado verano.

Así, desde la lejanía, ha vivido el años del Córdoba en Primera, sobre cuyo peregrinar sufrió lo suyo. Fue una caída que no acabó de entender, porque “fueron demasiados años esperando para un final tan triste”. En su opinión llegaron muchos jugadores extranjeros, cuando él se adhiere al pensamiento que hizo público el capitán blanquivderde Abel Gómez. “Yo habría mantenido el 80 % de la plantilla del ascenso y habría fichado extranjeros para dar un plus en busca del salto de calidad”, pero al final “simplemente pagaron la novatada”.

“Casi nadie es profeta en su tierra y en Córdoba aún menos”

“Yo pongo de ejemplo el Eibar, descendería en el campo pero tuvo muchas más opciones, porque el Córdoba a siete y ocho jornadas del final estaba desahuciado”, apostilló. De cualquier forma Hugo Díaz se mostró muy respetuoso con la política del club, porque “los que mandan son los que tienen que decidir si tiene que haber cordobeses o no. Casi nadie es profeta en su tierra y en Córdoba aún menos. También es cierto que cuando el club está peor es cuando lo sacan los cordobeses”.

Sin embargo “cuando el dinero manda muchos sabemos que han venido muchos futbolistas a jugar y a pasar el tiempo”, ha recordado haciendo alusión a aquellos años de los Yordi, Armentano, Natalio y tantos otros cuyo currículum se lo dejaron la temporada de antes para fichar por el Córdoba y no responder a las expectativas.

“Con menos dinero en Córdoba hay gente sobrada que darían talla y sentirían los colores más que otros, aunque también la gente te exige más y a los de fuera no tanto. He vivido en mis carnes la situación de mi hermano, los mismos que le aplaudían luego le chiflaban. Le pasó a mi hermano, a Javi Flores o Hervás tras fichar por el Sevilla. Pero por desgracia el fútbol es así”, concluyó un Hugo Díaz al que no le faltarán las novias este verano y una de ellas podría ser el Córdoba.

Etiquetas

Fichajes | Hugo Díaz | Segunda B | UCAM Murcia |

Deja una respuesta