La “alegría inmensa” de Pablo del Moral

Uno de los héroes de la remontada del Córdoba Patrimonio de la Humanidad ante el O Parrulo reconoció que "eran tres puntos muy importantes, que se tenían que quedar en casa fuera como fuera", ya que "veníamos de cuatro partidos sin sumar y eso moral y psicológicamente es difícil llevarlo"

Pablo del Moral encarando a un jugador del O Parrulo

Pablo del Moral encarando a un jugador del O Parrulo

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad firmó ayer su tercera gesta de la temporada. Si grandioso fue ganarle a Osasuna Magna y al Levante, dos equipos de play-off la pasada temporada, no le va a la zaga el triunfo frente a O Parrulo. Más que por el nivel del rival, que también porque era el quinto clasificado de la competición y no un enemigo ahora mismo en la liga de la permanencia como se pudiera esperar en su día, por la forma de conseguirlo. Una remontada en el lapso de menos de dos minutos dentro de los cuatro definitivos.

Pablo del Moral fue el autor del 2-2 y experimentó sensaciones “muy positivas” en ese momento, “por cómo se estaba desarrollando el partido y por la mala dinámica que traíamos”. “Sabíamos que eran tres puntos muy importantes, que se tenían que quedar en casa fuera como fuera”, admitió, y ese gol fue una explosión “para la afición, tras ir todo el partido a remolque”. En suma, “una alegría inmensa”.

Ayer la victoria llegó usando otros recursos tácticos, en esas acciones de los goles. “Los teníamos estudiados y aprovechamos a nuestro pívot, Cristian, que a veces no lo usamos tanto porque solemos jugar más de cuatro. Hablamos de emplearlo y fijarlo bien arriba con su cierre. Vi el hueco, me la pudo dejar de cara y felizmente la jugada acabó en gol”.

Se le comentó al madrileño si con el 1-2 en la cancha tuvieron la misma sensación que fuera, que se podía remontar el encuentro. “Totalmente. El fútbol sala es cuestión de dinámicas y de ánimos. Veníamos de cuatro partidos que no conseguíamos la victoria y eso moral y psicológicamente es difícil llevarlo. Empiezas 0-2 en contra, vas a remolque y necesitas una pequeña alegría, un empujón para demostrar que se estaban haciendo bien las cosas. Se estaba trabajando mucho, pero a veces no por jugar bien lo vas a conseguir. Creo que ese gol nos dio ese plus, esa pequeña moral que necesitábamos para creérnoslo e ir a por el partido”.

Y este sentir positivo viene genial para recibir ahora al FC Barcelona este sábado. “Sabemos de la dificultad que tiene, pero necesitábamos esto. La liga es muy dura, todos los rivales son muy difíciles, siempre es importante puntuar, pero después de cuatro partidos sin sumar necesitábamos estos tres para entender que estamos haciendo bien las cosas pero que esto es muy duro. Estamos en Primera División y nos medimos a los mejores, no siempre se nos va a dar bien. Pero estos tres puntos nos dan la confianza de saber que éste es el camino correcto”.

Por último, se le preguntó por la respuesta de la gente en esa insólita situación de coincidir con el Córdoba CF en el mismo tramo horario. “Teníamos nuestras dudas. Los compañeros no las tenían y sabían que nos iban a apoyar, pero la ciudad está volcada con el fútbol y entendemos perfectamente que se siga a ambos equipos. El equipo de fútbol es histórico en la ciudad y nosotros mismos intentamos seguirlos. Pero no nos iban a fallar porque los necesitamos. Se nota muchísimo y gracias a ellos porque esto también es suyo”.

Loading...

Deja un comentario