¡Ojo! La Asobal exige un aforo mínimo de 1.500 plazas para el próximo curso

El presidente del Ángel Ximénez-Avia, Mariano Jiménez, trasladó su preocupación al secretario general de deportes de la Junta de Andalucía, cuyo patrocinio descendió para esta temporada, porque "no veo el pabellón nuevo para 2020" ya que "el proyecto está más parado" | "Tendríamos que llevarnos el equipo a Antequera o Córdoba"

Vista panorámica de la iluminación del vetusto pabellón Alcalde Miguel Salas

Vista panorámica de la iluminación del vetusto pabellón Alcalde Miguel Salas

Conocido es para los amantes del balonmano que este fin de semana arranca una nueva edición de la Liga Asobal, que este miércoles tiene su aperitivo con la celebración de la Supercopa de España entre el Liberbank Cuenca y el FC Barcelona. Precisamente con motivo del partido, la capital conquense acogió la Gala de la Asociación de Clubes, en la que saltó una noticia que venía fraguándose tiempo atrás. Ésta no es otra que la próxima aprobación de un aforo mínimo de 1.500 plazas en sus pabellones para todos los clubes que militen en la máxima categoría.

Por ello el presidente pontano, Mariano Jiménez, mostró este martes su “preocupación”, ya que “no veo el pabellón nuevo para 2020, porque el proyecto está más parado”, aseveró a Cordobadeporte.com Jiménez. El mandatario es consciente de que para el curso 2020-21 debería cumplirse la nueva normativa, para lo que el pasado 18 de agosto desde el Ayuntamiento únicamente salió el proyecto para la mesa de contratación del graderío, iluminación y pista, pero “no la construcción”.

Ante esa circunstancia, el presidente trasladó la situación al secretario general del deporte de la Junta de Andalucía, José María Arrabal, con el que se reunió ayer lunes. El motivo principal de la cita era tratar los futuros patrocinios de la consejería, aunque que aprovechó para “pedir ayuda” de cara a poder agilizar la financiación conjunta entre Junta y Ayuntamiento para la construcción del nuevo pabellón de deportes de Puente Genil.

Mariano Jiménez dirigiéndose a la plantilla del nuevo Ángel Ximénez-Avia de Paco Bustos

Mariano Jiménez dirigiéndose a la plantilla del nuevo Ángel Ximénez-Avia de Paco Bustos. Autor: Estefanía Hernández

Arrabal se mostró receptivo de cara a poder ayudar “al menos en actuaciones” sobre el vetusto pabellón Alcalde Miguel Salas, el más antiguo de la provincia de Córdoba con más de cincuenta años de antigüedad. El presidente recordó que “con la grada provisional que se instaló hace seis años no se llega ni al millar de asientos”. La capacidad actual ronda sólo los 850 espectadores, de ahí que “ya se recibió un aviso” sobre el aforo y la iluminación necesaria para las retransmisiones televisivas.

“Llevamos siete años en la Asobal y no movieron ni una bombilla, cuando a mí me sobran, aunque no digo de hacerlo yo, porque hasta ofrecí otros presupuestos para acometer la reforma. Si  no se hace nada tendríamos que llevamos el equipo a Antequera o a Córdoba”, aseveró.

Un patrocinio decreciente a la espera de llegar al curso 2002-21

Al margen del necesario cambio de la instalación, en su cita con Arrabal también trataron los patrocinios aún pendientes de la pasada campaña, la 2018-19, que asciende a 17.500 euros, por lo que hay un “compromiso de pago para diciembre”, mientras que se le comunicó que para el actual curso el programa de subvención se reduce a los 16.000 euros para los clubes de élite.

“El secretario general nos comentó que hasta la campaña 2020-21 no podrán incrementar los patrocinios directos, además de introducir la novedad de otros indirectos a través de beneficios fiscales para las empresas patrocinadores, lo que podría ayudar a encontrar nuevos sponsors de cara al futuro”, desveló Jiménez.

La Legión Pontana a las espaldas de Julián Ruiz

La Legión Pontana a las espaldas de Julián Ruiz

El presidente del Ximénez añadió que en estas circunstancias “se hace difícil competir con otros clubes como Guadalajara, el Cangas de Pontevedra, Bidaosa de Irún o el Anaitasuna de Navarro”, porque el que menos percibe de sus instituciones públicas regionales “ronda los 60.000 o 70.000 euros”, mientras que algunos “como Irún llegan a los 240.000 euros”.

Con esas cifras el Ximénez “cubriría medio presupuesto”, mientras que con la tesitura de pagos de la Junta “habitualmente el club no suele contar con su contraprestación para su gestión del curso corriente, porque siempre su patrocinio llega con la siguiente temporada empezada”, subrayó.

Una afición decreciente

Por último, Mariano Jiménez no eludió reconocer que “la campaña de abonados va algo más lenta que el año pasado a esta alturas, aunque tampoco sea para preocuparse. Estamos en torno a los 600 socios y podemos llegar a los 650, pero no a los deseados 700”. Esa barrera nunca superada, no ayuda a la hora de presionar para hacer el necesario nuevo pabellón, de ahí que “tengo que hacer un llamamiento a la afición para decirles que estamos aquí”.

“Son ya siete años y hay que apoyar el proyecto. Y no sólo es colaborar económicamente, también hay que ir luego. Deben pensar lo que tenemos, que somos lo únicos de Andalucía”, exclamó, para asegurar que “este año vamos a dar más alegrías en casa”, concluyó esperanzado.

Loading...

Deja un comentario