La culminación del despropósito con un mes de antelación (1-0)

Un Córdoba sin capacidad de reacción cayó en Las Palmas camino del pozo de la Segunda B

Luis Muñoz y Chus Herrero se lamentan del gol que le dio el triunfo a la UD Las Palmas. Autor: Gerardo Ojeda /Marca

Marca/Carlos Ojeda

El Córdoba CF ya no tiene ninguna posibilidad matemática de mantenerse en Segunda División. Y cuatro jornadas antes del final, lo que demuestra lo pésimamente que se han hecho las cosas en el césped, en la pizarra y sobre todo en los despachos esta temporada. En Las Palmas, donde se vivieron momentos imborrables hace menos de cinco años, se constató la realidad de un equipo sin fe desde hace mucho tiempo y que se mantuvo fiel al guion. No aprovechó sus ocasiones, que no fueron muchas, una clara en cada tiempo, y regaló como es habitual ante un cuadro canario que ganó a un cuarto de gas con el solitario gol de Danny Blum. Ahora llega el momento de la toma de decisiones, desde una parte, y sobre todo de que el cordobesismo haga ver su sentir con la situación del club, porque sólo reconociendo y atajando los problemas que existen pueden empezar a solucionarse. Ahora, sin embargo, sólo queda la incertidumbre.

Varias novedades en su once inicial introdujó Rafa Navarro, dos semanas después del desastre ante el Zaragoza, aunque siguieron sin aparecer Álvaro Aguado y Javi Lara, a cuyos eternos banquillazos se unía el del francés Bodiger, para mantener a Carbonell entre los elegidos. En realidad por el francés quien entraba era Piovaccari, mientras que la otra modificación era la vuelta al equipo inicial de Miguel Loureiro mucho tiempo después para ocupar la vacante de Álex Menéndez, en Córdoba por primera vez sin convocar desde su llegada en el mercado invernal.

Sólo se había cumplido un minuto de juego cuando Andrés Martín, que empezó en la zona izquierda esta vez, enviaba el balón al poste tras un buen desmarque y una monumental caraja defensiva de los amarillos en un Gran Canaria donde el sonido ambiente de los jugadores hacía eco en una grada semi desierta.

No sería esa la única llegada en los primeros compases de los cordobesistas al área del joven Josep Martínez, aunque como en la acción del de Aguadulce realmente no llegarían a probarle. Así que poco a poco los amarillos empezaron a estirarse y ya a los doce minutos pudo marcar Araujo. El ‘Chino’ controló un mal despeje de la zaga blanquiverde, que le dejaba solo ante Marcos Lavín, pero el meta estuvo acertado para evitar el primero. Con todo éste pudo llegar en los posteriores rebotes, en lo que hubiera sido otro gol de chiste.

El primero de Blum, otro regalo

De cualquier forma ese habitual gol del tebeo no tardaría en llegar. Ocho minutos después, a la salida de un córner, el balón repelió en el rostro de Álex Vallejo, que lo dejaba muerto en área pequeña y entre una nube de jugadores cordobesistas Danny Blum acertaba a meter la pierna para marcar. La historia de siempre, la tan manida falta de contundencia.

Esa intensidad rebajada se volvió a poner de relieve cuando se superaba el ecuador del primer tiempo y Rubén Castro, libre de marca en el punto de penalti, buscó el segundo de vaselina, lo que afortunadamente evitó el poste. El rechazo lo despejó Chus Herrero en un Córdoba que ya estaba de nuevo ido en su zaga.

Ocasiones esporádicas

Sin embargo, con el paso de los minutos el Córdoba ganó en entereza, apenas sufrió atrás y empezó a animarse cargando por ambas bandas. A Piovaccari le sacaron una amarilla absurda -propia de uno de los peores árbitros de la historia de Segunda, Moreno Aragón- en un choque con Josep Martínez, y poco después tuvo el empate en un remate en un córner que se fue arriba.

Eso sí, la de Las Palmas luego fue más clara aún. Un despiste en una falta de Cedrés dejó a Araujo cara a cara con Lavín, que le achicó perfectamente para mantener el 1-0. Y justo antes del descanso, Chus Herrero arregló un desaguisado formado entre él mismo y Fernández despejando un pase atrás peligrosísimo de Rubén Castro.

En la segunda parte, los blanquiverdes intentaron tener la pelota, pero con pocas ideas. Y además dejaba espacios atrás y cuando no los había llegaban regalos, como el que estuvo a punto de protagonizar Lavín ante Araujo. Pero en ésas llegó una ocasión muy clara, como siempre creada por Andrés Martín, en un pase atrás que Carbonell estrelló ante Josep Martínez. Mientras, Lavín se resarció con un buen despeje de puños a centro de Fortes, en un choque con poca energía en ambos bandos.

El debut de Chuma

Tras esa jugada, Las Palmas intentó meterle una marcha más al partido, robando con más facilidad y empezando a jugar en campo cordobesista. El cuadro de Navarro sólo generaba con la inspiración de Andrés Martín, que no siempre aparecía, y así se iban consumiendo minutos. Mel sacó del campo a Rubén Castro para meter a Maikel Mesa.

Mientras, Navarro fue gastando sus balas con las entradas de Javi Lara, Chuma, en la única noticia mínimamente positiva del día, y Quim Araujo, con sus primeros minutos con el técnico. Pero el que lo intentó, como siempre, fue Andrés, con un tiro desde la frontal que se fue muy arriba. Las Palmas, donde entraron Rafa Mir y Fidel, jugaba prácticamente andando.

El cuadro cordobesista, sin alma, tuvo al menos un par de acciones en el añadido, la última con Lavín incorporado cuando en realidad el empate tampoco valía, pero como tantas otras veces ni siquiera fue capaz de rematar a portería. Tras consumarse el descenso matemático el club lanzaba en sus redes sociales el siguente vídeo al cordobesismo pidiendo perdón.

FICHA TÉCNICA

1.- UD LAS PALMAS: Josep Martínez; Jesús Fortes, Éric Curbelo, David García, De la Bella; Cedrés, Ruiz de Galarreta, Javi Castellano, Blum (Fidel, m. 82); Araujo (Rafa Mir, m. 72) y Rubén Castro (Maikel Mesa, m. 67).

0.- CÓRDOBA CF: Marcos Lavín; Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Loureiro; Vallejo, Carbonell (Javi Lara, m. 72), De las Cuevas, Alfaro (Quim Araujo, m. 83); Andrés y Piovaccari (Chuma, m. 78).

ÁRBITRO: Moreno Aragón (Comité Madrileño), que amonestó a De la Bella, Javi Castellano y Ruiz de Galarreta, por los locales, y a Piovaccari, por los visitantes.

GOL: 1-0, m. 18: Dani Blum.

INCIDENCIAS: Partido de la trigésimo octava jornada de LaLiga 1/2/3, disputado en el Estadio de Gran Canaria ante poco más de 8.600 espectadores con casi una decena de cordobesistas en su grada.

Etiquetas

Crónica | descenso | Gran Canaria | Segunda B | UD Las Palmas |

Deja un comentario