La experiencia “maravillosa” de Carmen Avilés en Polonia

La cuatrocentista cordobesa relató que "verme cenando con Ruth Beitia o Ana Peleteiro fue increíble, me hacía pensar que estaba a su altura" | Irá al Campeonato de España "a ponerle la guinda al pastel porque iré sin presión"

Carmen Avilés cogiendo la posta del relevo de su compañero Darwin en primera posición

Carmen Avilés cogiendo la posta del relevo de su compañero Darwin Echaverry en primera posición

La joven atleta cordobesa Carmen Avilés, que con sólo 17 años debutó con la selección absoluta en el pasado Europeo de Bydgoszcz (Polonia), sigue soñando despierta tras vivir “una experiencia maravillosa”. Ya en casa, rodeada de su familia, no podía decir otra cosa que “fueron tantas vivencias que no se puede destacar sólo una”.

“Sólo estar entrenando con la selección es para mí una imagen impactante. ¿Quién me lo iba a decir? Como estar con Ruth Beitia -jefa de expedición- o Ana Peleteiro”, relataba Avilés a Cordobadeporte.com. “Cenar con ellas fue increíble”, hasta el punto de que “me hacía pensar que estaba a su altura”. Tampoco olvida  “los momentos de convivencia jugando a las cartas en el hotel” con los compañeros del relevo 4 x 100 y sus compañeras de 4 x 400 tampoco los olvidará.

“Es algo que me gustaría repetir muchas veces, para lo que hará falta trabajar mucho más para seguir progresando”, subrayó Avilés, que desveló que cuando llegó a la concentración previa en Alemania no sabía “ni que había un releo mixto”, que fue con el que debutó en la absoluta fijando un nuevo récord nacional 3:20.47.

Carmen Avilés con el resto de componentes de su primer relevo con la selección española absoluta

Carmen Avilés con el resto de componentes de su primer relevo con la selección española absoluta

“Me enteré en Alemania que había mixto. Fue allí cuando nos dijeron los entrenadores, que nos reunieron a Carmen Sánchez y a mí, para decirnos que cada una correría un relevo”. La participación en el mixto suponía el reto de lograr la clasificación para el Campeonato del Mundo del Doha (Catar) en octubre, pero era “muy complicado”, a lo que se añadía que era el segundo relevo de esta índole que corría tras hacerlo por primera vez con la selección andaluza sub-18.

Su vivencia en su posta del relevo

Los técnicos se decidieron por la cordobesa para el mixto para dejarla como reserva para la prueba femenina del domingo, y así llegó el día en el que se vio liderando la prueba por delante de Inglaterra y Francia.

“Recuerdo como Darwin (Echaverry) me dio el testigo tras ganar la compensación a la dos chicas, me metí en la calle y aguanté primera hasta el 200. Al final estaba cansada y con la aceleración de Bernat Erta me costó entregarle, algo que nos avisaron era más complicado en la entrega del mixto, pero no pude acelerar más”, apuntó.

Carmen Avilés recibiendo el testigo de Darwin Echevarry

Carmen Avilés recibiendo el testigo de Darwin Echevarry

Avilés fue la tercera posta de España, después de que la salida la hiciera Andrea Jiménez frente a los relevistas masculinos de sus rivales, una táctica que se preparó porque “Andrea sale bien de tacos y le cuesta más recibir que entregar”, desveló la cordobesa.

La atleta de Los Califas había llegado a la concentración previa con una dolencia en el gemelo, provocada por un rodillazo en el Festival Olímpico de la Juventud Europea (FOJE) donde logró la medalla de oro en el relevo, pero “esa micro rotura se olvidó nada más llegar a Alemania”.

Carmen Avilés entregando la posta en segunda posición por detrás de Inglaterra

Carmen Avilés entregando la posta en segunda posición por detrás de Inglaterra

“En Polonia disfruté del campeonato viendo a la elite y además hasta el último minuto me tuvieron pendiente para correr el relevo femenino del domingo. Calenté como las cuatro que compitieron hasta el último minuto por si había alguna molestias o lesión de mis compañeras”, explicó. Al final no saltó al tartán, pero que le vayan quintando lo bailado, porque fue testigo de primera mano como España acababa en quinta y sexta posición, respectivamente, en chicos y chicas. “Se dio un gran nivel y lograr un sexta plaza en un Europeo está muy bien”.

Le espera el Campeonato de España Absoluto en Alicante

Tras esa experiencia inolvidable, Carmen Avilés cerrará la temporada dentro de dos semanas – 31 de agosto y 1 de septiembre– compitiendo en el Campeonato de España absoluto en La Nucía (Alicante), donde correrá el 400 lisos. “Voy a ponerle la guinda al pastel. Iré sin presión, pero con la idea de hacerlo lo mejor posible. Si me meto en la final sería todo un honor”, añadió. El reto no es otro que mejorar respecto a su debut en el nacional absoluto de Getafe 2018, cuando fue eliminada en semifinales, pero ahora con su marca personal “entraría”, añadió con seguridad Avilés.

Deja un comentario