La fumata gris de Alfonso Serrano

El director deportivo, que ya se reunió con Javier González y Adrián Fernández, dejará el Córdoba a principios de la semana próxima como muy tarde si no es mañana, mientras que su segundo, Jorge Rodríguez de Cózar, se piensa su continuidad

Alfonso Serrano con la mirada perdida en su última aparición en la sala de prensa de El Arcángel.

Alfonso Serrano con la mirada perdida en su última aparición en la sala de prensa de El Arcángel.

El 29 de diciembre del pasado año Cordobadeporte.com ya vislumbraba que no todo iba a ser de color de rosa con la llegada del grupo Infinity a la gestión del Córdoba CF. La primera marejadilla, tras solventar todos los problemas económicos iniciales, llegaría en la dirección deportiva y así fue. Pocos días después de que se hiciera oficial el desembarco de Miguel Valenzuela y su equipo de trabajo, Alfonso Serrano confirmaba el mar de fondo sin tan siquiera preguntarle, lo que venía a poner de manifiesto una situación incómoda que casi un mes después presenta un panorama de fumata gris. Ése es el color a día de hoy, aunque acabará resolviéndose a principios de la próxima semana como muy tarde.

El director deportivo ya se reunió con el consejero delegado, Javier González Calvo, y el consejero responsable de la parcela deportiva, Adrián Fernández, que fue el encargado de traer a la terna de técnicos béticos por su pasado en Heliópolis. Sin embargo, la operación salida del pucelano está en compás de espera, dado que tiene otro año más de contrato además de lo que queda de temporada, de ahí que aún no haya fumata blanca ni negra, sino gris.

La decisión de su marcha la tiene tomada desde finales de diciembre, incluso antes de leer las declaraciones de Juanito Gutiérrez a éste periódico, aunque éstas vinieron a ratificar a Serrano los movimientos internos en la parcela deportiva de club. Una realidad que por otra parte Serrano entendía como lógica, ya que es normal que cada consejo de administración se rodee de personas de su confianza, pero lo que no admitió entonces ni ahora, de ahí su inminente salida, es que no se fuera claro con él.

La realidad es que incluso se consultaron con Valenzuela decisiones de la parcela deportiva en diciembre, cuando su nombramiento oficial no llegó hasta el 2 de enero, un retraso motivado, entre otras razones, porque había que encajar su llegada para trabajar de una manera coral con “la ampliación del área técnica” que se anunció en su presentación.

Sea como fuere, Alfonso Serrano pasará en breve a formar parte de la larga lista de directores deportivos que pasaron por el Córdoba CF en la última década, oficiales y en la sombra, como Cándido Cardoso ‘Candi’ y el agente Salvador Sánchez en la etapa de Carlos González. La salida de Serrano puede no ser la única, dado que el marbellí Jorge Rodríguez de Cózar, su secretario técnico, podría acompañarle, aunque su caso es diferente. Éste aún se lo está pensando.

Alfonso Serrano y Jorge Rodríguez de Cózar departiendo con el agente de Luis Garrido.

Alfonso Serrano y Jorge Rodríguez de Cózar departiendo con el nutricionista Kevin.

En definitiva, toca esperar, aunque los acontecimientos podrían precipitarse y la actual fumata gris volverse blanca esta tarde o mañana, pero su salida llegará y fundamentalmente sobre todo será por una cuestión de dignidad, al margen de percibir sus honorarios del ámbito profesional por los que se negocia.

Loading...

Deja un comentario