La Junta de Accionistas del Hotel Center podría impugnarse ¡durante todo un año!

Dos meses han pasado desde la autoproclamación como presidente del Córdoba CF SAD de Carlos González que de momento nadie invalidó

Manuel Pastor (derecha), que será el primer representante de Minoritarios en el consejo del Córdoba CF SAD, departiendo con Iván Zaldúa, abogado de Carlos González.

Manuel Pastor (derecha), el primer representante de Minoritarios en el consejo del Córdoba CF SAD, departiendo con Iván Zaldúa, abogado de Carlos González.

Aunque ahora la actualidad del Córdoba CF parece ralentizarse un tanto como es normal por el maldito coronavirus, normalmente avanza a una velocidad que complica llevar al día los múltiples aspectos de lo deportivo y lo extradeportivo. Por ejemplo, hoy se cumplen dos meses de aquella Junta Extraordinaria de Accionistas en el Hotel Córdoba Center convocada por Azaveco en la que Carlos González se autoproclamó presidente de un nuevo Consejo de Administración del Córdoba CF SAD.

Aquel mismo día diferentes partes dentro del Córdoba, como la administración judicial o el representante jurídico de Jesús León, Álvaro Cerezo, hablaron de una posible impugnación de esos acuerdos, por la misma convocatoria en sí a través del registrador mercantil, o por lo que sucedió en aquellos breves minutos. Hasta Azaveco daba por hecho que se impugnaría seguro, mientras desde su óptica se hablaba de pedir el levantamiento de la administración judicial y concursal.

Pero dos meses después, al menos hasta hace unos días, nada había pasado al respecto. La administración judicial ahí sigue, presentando informes al Juzgado de Instrucción número 5, que, por su parte, nada parece haber hecho pese al desacato, dicho entre comillas, de que se nombre un nuevo consejo tras una destitución del anterior y del establecimiento de una administración judicial.

Y tampoco ha habido impugnaciones. Según indagaciones de Cordobadeporte, algunas partes aún no tienen ningún acta notarial de lo sucedido aquel día, que debió realizar el notario presente, Manuel Rodríguez-Poyo, que dio por válida una copia certificada del Libro de Accionistas para la celebración. Sin ese acta no pueden presentar ningún escrito. Pero lo llamativo es que según se establece en el artículo 205 de la Ley de Sociedades de Capital, el plazo para impugnar es un año entero, por lo que incluso se podría hacer en los primeros días de 2021. No hay prisa.

Deja una respuesta