La obediencia debida por La Fuensanta

Rafa Moreno, entrenador de Adesal, tiene claro que "si toca seguir e intentar el ascenso vamos a ser los más interesados en conseguir esa continuidad en la competición", pero "si no puede ser y se suspende, el año que viene lo intentaremos y punto"

Rafa Moreno, entrenador fuensantino. Foto: Balonmano Adesal

Rafa Moreno, entrenador fuensantino. Foto: Balonmano Adesal

El entrenador de Adesal, Rafa Moreno, valoró en Radio Marca Córdoba la situación actual para el equipo fuensantino, tras conocer que la Federación Española de Balonmano tiene pensado aplicar descensos desde la Liga Guerreros Iberdrola y por tanto ascensos desde la División de Honor Plata, cuyo grupo D lidera.

Moreno, sin afectados entre sus allegados por suerte pero acordándose como todos de “lo bonito de lo rutinario”, ahora perdido, detalló que “estamos pendientes, como el resto de la sociedad, de los plazos y los levantamientos de los distintos estados de alarma o similares que se vayan produciendo” y en ese sentido se declaró “optimista”. Así, espera que “en la primera quincena de mayo los distintos equipos de distintas disciplinas deportivas en España, como en nuestro caso el balonmano femenino y la División de Honor Plata, podamos volver a entrenar en ese par de semanas de pretemporada, para que en el mes de junio podamos sellar el cierre de las competiciones, que es lo que desean la mayoría de los equipos”.

“Estábamos en el mejor sitio posible, porque íbamos primeros en nuestro grupo y en una dinámica positiva”

Pese a la derrota del equipo antes del parón, el entrenador comentó que “estábamos en el mejor sitio posible, porque íbamos primeros en nuestro grupo y en una dinámica positiva”, así que todo esto “nos ha venido mal, pero se queda en un segundo plano por la gravedad y la transcendencia de la situación”. Moreno insistió en que “desde la Federación nos comentan el deseo de cerrar competiciones”, aunque “es verdad que empiezan a moverse circunstancias en un plano un poquito egoísta”.

Así, aparecen “los que quieren acabar ya porque les interese, los que no quieren acabar ya porque no les interesa…”. “Para nosotros lo principal es la salud. Si luego hay que seguir e intentar el ascenso vamos a ser los más interesados en conseguir esa continuidad en la competición. Pero si no puede ser y se suspende la competición, el año que viene lo intentaremos y punto. Desde la Federación, por los distintos intereses que hay y por las distintas amenazas también, sé que quieren acabar la competición”, matizó.

De momento, toca trabajar desde casa, como a todos los equipos. “Ellas, a través del preparador físico, tienen una tabla y un seguimiento de, prácticamente, un mantenimiento. Es gente joven, que por su propia vitalidad no tienen tendencia a coger peso, aunque hay que estar siempre vigilando los hábitos y procurando no caer en la rutina de no hacer nada. Todo lo que podamos hacer ahora bienvenido será para la posible reactivación”.

El alivio de las subvenciones

En otro orden de cosas, el preparador valoró como “fundamental” el pago de las subvenciones por parte del IMDECO. “Es verdad que, como se dice, ya tenían dueño y era dinero que, por ejemplo, en su caso corresponde a la temporada pasada, pero esto es una cadena. El ingreso de ese dinero ha venido bien a mucha gente ya que ha coincidido justo con las puertas de una etapa muy mala, por lo que seguro que levantará el ánimo a más de uno. A nivel de club nos ha ayudado un pelín, pero ya tenía dueño, por lo tanto, se queda ya más cercana la fecha de reorganización de todo y ansiosos estamos de que llegue ese día. Sería lo ideal, conseguir que, cuanto antes, se convoquen las subvenciones de este año y podamos ya entonces hacer una vida más normal deportivamente hablando”, acabó.

Loading...

Deja un comentario