La plantilla del Córdoba CF inmortalizó este mediodía en el Alcázar de los Reyes Cristianos la teórica foto oficial de la temporada 2018-19, aunque realmente fue la del primer mes y medio de competición, aunque en ésta hubo una ausencia significativa, la de Rafa Berges, que en su primera andadura como director deportivo en el fútbol profesional no estuvo presente en el acto a diferencia del director general, Alfredo García Amado, y el presidente, un Jesús León que rehusó hacer declaraciones a los medios pese a la situación de inestabilidad deportiva que vive el plantel como colista de LaLiga 1/2/3.

Ese foco de incertidumbre lo centra la figura de José Ramón Sandoval, que evidentemente no se perdió el momento junto a su segundo y como es habitual lo hizo con esa notoriedad que no le hace pasar desapercibido precisamente. Con todo el madrileño sabe que se la juega el sábado, dado que ya está sentenciado. Sólo una victoria o un empate podría prorrogar su continuidad, aunque con independencia del resultado puntual del sábado su futuro en la entidad blanquiverde no irá más allá de noviembre.

Algo parecido le ocurrirá a más de un jugador con la llegada del mercado invernal, cuando debido a sus altas nóminas tendrán que salir para liberar déficit del límite salarial para de esa  forma obtener permiso de la LFP para poder acometer fichajes. Ni que decir tiene que ni lo primero ni lo segundo será reconocido públicamente por los principales representantes del club en los despachos, pero tampoco desmentido. Simplemente habrá que esperar a que pasen varias jornadas, igual no más de una o dos para que se desencadenen los hechos en el caso del técnico, mientras que para los futbolistas el momento llegará en enero.

En algunos casos las salidas de futbolistas será para hacer caja y que ésta permita fichar a más de un futbolista, mientras que en otros casos será para liberar varios contatos que superan los 400.00 euros anuales, que en enero otorgarían unos 200.000 euros que serían válidos para lograr otros refuerzos al estilo de la salida de Stefanovic que propició la llegada de Miguel De las Cuevas, por poner un ejemplo. De esa forma el tiempo dará lugar a otro foto, como ya ocurrió en el pasado curso con el lavado de cara que sufrió el plantel, con hasta cuatro entrenadores, y más de 30 jugadores en su haber, aunque a buen seguro esa acumulación de cambios no será de tal cantidad para 2019.

Loading...

Deja un comentario