Un paso más en la reclamación de 8 millones del Córdoba CF SAD a Azaveco

La administración judicial blanquiverde lo refleja oficialmente en las cuentas, de las que desapareció en 2012, y considera que es un activo contingente que Carlos González debe abonar, pese a ignorar la petición realizada en el mes de enero, puesto que el mismo "es fundamental para que la Sociedad pudiera salir de la situación de insolvencia en la que actualmente se encuentra"

Carlos González en una imagen de archivo en una Junta de Accionistas. Foto: Cadena SER

Carlos González en una imagen de archivo en una Junta de Accionistas. Foto: Cadena SER

La documentación económica que el Córdoba CF puso ayer a disposición de sus accionistas y aficionados en general, en relación a la Junta General Ordinaria que se ha convocado para el 26 de agosto, ha incluido de manera oficial un asunto que está sobre la mesa desde hace casi una década: los casi 8,1 millones de euros que Ecco Documática (ahora Azaveco SL), empresa de Carlos González, tenía que haber inyectado para paliar el maltrecho estado de las arcas cordobesistas en 2012, con el primer concurso de acreedores, y que nunca inyectó.

Hay que recordar que el pasado 30 de diciembre ya trascendió que los administradores judiciales de la entidad, Francisco Estepa y Javier Bernabéu, iban a reclamar a Azaveco tal cantidad, que en concreto es de 8.086.978,36 euros, tras una muy documentada investigación en las cuentas de la SAD que no dejaba ninguna duda de que González debió haber pagado esa cantidad. Ahora dan un paso más, y reflejan esa situación de manera oficial en las cuentas.

Así, en la página 64 se expone que “la Sociedad considera que existe un crédito contingente a su favor por importe de 8.086 miles de euros (Ver Nota 13.4) vinculados con los compromisos adquiridos por la que fuera en su día máxima accionista de la sociedad (ECCO DOCUMÁTICA, SA, en la actualidad AZAVECO SL) mediante escritura de compra de acciones de la Sociedad de fecha de 3 de junio de 2011 y que fue recogido por la propia Sociedad en el plan de viabilidad que presentó ante el Juzgado de lo Mercantil num.1 de Córdoba, en el marco de la propuesta y aprobación del convenio de acreedores del anterior concurso de acreedores en que se vio incursa en su día la sociedad (concurso voluntario num. 170/2011)”. Es decir, se vuelve a recordar que esto no fue un compromiso verbal ni nada de eso: apareció en la documentación en base a la cual los acreedores aceptaron las condiciones del Concurso del Córdoba en mayo de 2012.

En esa nota 13.4 a la que hace referencia, es denominada en las cuentas salidas ayer como “Contingencias activas” y se desarrolla con el rótulo ACTIVO CONTINGENTE A FAVOR DE LA SOCIEDAD. “El 3 de junio de 2011 PRASA venció a “ECCO DOCUMÁTICA, SA” (actualmente AZAVECO, SL) el 98,714239% del capital social del CCFSAD, conforme escritura otorgada ante don Fernando Gari Munsuri, bajo el num. 895 de su protocolo. En el indicado documento público de compraventa de acciones de la Sociedad, la entidad compradora “asumía, a sus expensas, el pago de las deudas sociales de la Compañía”. Por otro lado, la propia escritura igualmente contenía un pacto a favor de terceros (por lo que se refiere a la exigibilidad de las obligaciones económicas contenidas en la compraventa) que legitimaría a la Sociedad para reclamar a Azaveco SL el pago de las deudas sociales existentes al momento de la indicada transmisión de acciones sociales”, comienza exponiendo.

En tal sentido, “el plan de viabilidad de la propuesta de convenio de acreedores presentado por la propia Sociedad en el seno del concurso de acreedores tramitado en su día (autos de concurso ordinario num. 170/2011) cuantificó tales deudas sociales en 8.086.978,36 euros”. “Tanto de la información contenida en las CCAA (Cuentas Anuales) de la Sociedad correspondientes a la temporada 2011/12 (fecha en que se llevó a cabo la transmisión de acciones) como en las sucesivas, resulta que ECCO DOCUMÁTICA, SA (a día de hoy AZAVECO SL) no ha asumido ni abonado ninguno de los pasivos de la Sociedad preexistente a fecha en que devino accionista mayoritaria, ni ha tomado medida alguna para evitar el conflicto de intereses existente”, sentencian.

Azaveco no respondió a la reclamación de los administradores

Como hemos apuntado, se indica que el pasado mes de enero del presente año “la administración judicial de la Sociedad realizó reclamación de cantidad por tal importe a AZAVECO SL sin haberse recibido respuesta a la la fecha”. “Estando ante un activo contingente de tal importe, se considera que el mismo es fundamental para que la Sociedad pudiera salir de la situación de insolvencia en la que actualmente se encuentra”, concluyen.

A lo largo del tiempo, González se ha defendido del asunto apuntando que el asumía la deuda de la SAD, que él siempre elevó por encima de esa cifra, hasta los 12 millones, en cuanto a conocimiento de la existencia de la misma, pero no teniendo que abonarla con sus empresas, pese a la documentación que aporta la administración judicial y que en realidad es de conocimiento público.

Hay que recordar que en esa misma temporada, la quita realizada por el concurso se incluyó como beneficio para la entidad en sus cuentas (aunque luego con el ascenso a Primera hubo que abonar las deudas con los acreedores al completo) y que en esa misma temporada 2011-2012 se traspasó a jugadores como Javi Hervás o Borja García -luego llegarían otros-, por lo que fue el propio Córdoba en sí por su marcha deportiva y las gestiones realizadas, y no con los 8 millones de Azaveco que nunca llegaron, el que empezó a salir del atolladero financiero en el que se encontraba.

Loading...

Deja un comentario