La resaca de Pozoblanco con el regreso del capitán del Córdoba

Javi Flores recibió el alta médica tras el golpe recibido ante el Xerez DFC, mientras que Casas se ejercitó a menor ritmo tras el rodillazo sufrido ante los vallesanos por el que acabó en San Juan De Dios

La plantilla del Córdoba CF regresó este jueves a los entrenamientos con la resaca de su segunda remontada de la pretemporada, la que le llevó a ganar en Pozoblanco. El viaje de vuelta, el primero intersemanal después de jugar los anteriores miércoles siempre en El Arcángel, llevo a retrasar el horario de la sesión, a la que sí acudió Antonio Casas pese a la mala noche pasada. Afortunadamente su susto en el Municipal vallesano quedó en nada.

El delantero rambleño sufrió un fuerte rodillazo en su espalda que lo dejo seco. Los llantos de Casas duraron hasta montarse en el autocar de vuelta, donde le costó sentarse. De ahí que se decidiera pasar por el Hospital San Juan de Dios ya de madrugada. Las pruebas no revelaron ninguna lesión, de ahí que el ariete estuviera presente esta mañana en la primera parte del entrenamiento. Aunque sólo hizo el sector inicial, para marcharse al estadio con a trabajar con los fisioterapeutas cuando el resto de titulares hizo carrera continua.

El resto de compañeros, los que jugarán de inicio el sábado en Badajoz, completaron otra intensa sesión, con el regreso del capitán Javi Flores. El centrocampista de Fátima recibió el alta médica tras el golpe sufrido en Jerez el pasado sábado. Eso fue lo que le llevo a no entrenar con el grupo a principios de semana, unas molestias que ya están olvidadas.

Deja una respuesta