El Ángel Ximénez-Avia logró durante la vigésimo octava jornada de Liga Asobal su permanencia matemática, por lo que jugará su séptima temporada en la máxima categoría de forma consecutiva, y lo hará tras conseguir su salvación más barata, dado que sólo cuenta con diecisiete puntos.

Pese a perder con el Recoletas Atlético Valladolid (25-28), la derrota del Condes Albarei Teucro frente al FC Barcelona Lassa le bastó para asegurar su continuidad en la elite a falta de dos jornadas para la conclusión, en una competición que le llevará a medirse el próximo sábado ante los blaugranas, de ahí que la consecución de esos dos puntos en juego se dé por imposible en el club.

De esta forma, en el mejor de los casos, el Ximénez podría alcanzar diecinueve puntos, siempre que gane en la última jornada en Puente Genil al Frigoríficos Morrazo de Cangas, su perseguidor más inmediato en la clasificación, que precisamente se jugará su permanencia ante el Teucro el próximo sábado.

En caso de sumar esos puntos, el club cordobés igualaría su peor puntuación hasta ahora en la Asobal, precisamente la lograda en el pasado curso iniciado con el malagueño Quino Soler como entrenador al que sustituyó Julián Ruiz en febrero, para lograr entonces diecinueve puntos que le otorgaron la duodécima plaza, un puesto mejor que el actual decimotercero que ya no puede mejorar.

En la temporada 2015-16 también acabó con diecinueve puntos el Ximénez, pero en aquella ocasión se le restaron los cuatro ganados ante el BM Aragón por su retirada, en un ejercicio en el que también bajó el Teucro con dieciséis puntos, y en el que el equipo pontanés concluyó en decimocuarta posición tras ser entrenado por Fernando Barbeito y Javier Cabanas.

La mejor campaña, con Quino Soler hace dos años tras el brillante debut con otro malagueño en el banquilo

En las otras tres temporadas en la elite, el Ximénez siempre superó la veintena de puntos, con los veintitrés que le dieron la undécima plaza en su debut en la categoría en la 2013-14, con el malagueño Antonio Ortiz como técnico, cuando se vivió la permanencia más cara, ya que descendió el Valladolid con veintidós. En el curso 2014-15, el primero del catalán Barbeito al frente del equipo, acabó duodécimo con veinticinco puntos, mientras que su mejor clasificación hasta ahora la logró con Quino Soler en el banquillo en la temporada 2016-17, cuando fue noveno con veintiséis puntos.

Deja un comentario