Las bicefalias del Córdoba CF

El club vivió una semana enrarecida después de la derrota ante el Algeciras, que vino a poner sobre la mesa las diferentes formas de afrontar la realidad deportiva del plantel, justo lo que llevó a Alfonso Serrano expresar su intención de salir de la entidad

El consejero Adrián Fernández Romero, con Javier González Calvo al fondo en los prolegémenos del partido ante el Algeciras.

El consejero Adrián Fernández Romero, con Javier González Calvo al fondo en los prolegémenos del partido ante el Algeciras.

Históricamente el seno del Córdoba CF ha venido marcado por la existencia de más de un grupo de poder durante un mismo mandato. Remontándose a sus inicios como SAD con Rafael Gómez al frente, cuando entonces sus socios en el accionariado, Ángel Marín y Pepe Romero, jugaban un papel secundario, hasta el penúltimo más cercano con Jesús León en la presidencia y el coetáneo bando de Luis Oliver y Joaquín Zulategui que provocó la desintegración de la Sociedad Anónima Deportiva. Pues bien, en la actualidad se da otra bicefalia aunque en un sentido diferente, que fue la que provocó que el director deportivo, Alfonso Serrano, pensara en dejar el club.

La inclusión en su parcela deportiva de Miguel Valenzuela y Juanito Gutiérrez no le gustó al pucelano desde el primer día, y así lo hizo saber pública e internamente. A la postre Serrano decidió continuar por la insistencia del vestuario y sobre todo de Raúl Agné, sin embargo, a las primeras de cambio el director deportivo ya sufrió esta semana las consecuencias de la primera derrota que llevó al equipo a salir de los puestos de play off. Con todo Serrano mostró su apoyo a sus valedores, como el domingo al término del partido, y reapareció en la Ciudad Deportiva, donde curiosamente nunca se le vio junto a Juanito.

Alfonso Serrano gesticulando con cara de pocos amigos departiendo con uno de los fisioterapeutas del equipo durante el entrenamiento del pasado miércoles.

Alfonso Serrano gesticulando con cara de pocos amigos departiendo con uno de los fisioterapeutas del equipo durante el entrenamiento del pasado miércoles.

Al día siguiente de caer frente al Algeciras, el consejero Adrián Fernández Romero, cargó en Radio Córdoba contra el mal juego del equipo, aunque éste no fue muy distinto al visto ante el Cádiz B o la remontada frente al Sevilla Atlético. La puesta en escena del conjunto blanquiverde fue exactamente la misma que en los anteriores partidos, es decir, se salió igual al terreno de juego, sin embargo el punto de queja llegó con la derrota de un equipo que no está dentro de las dos mejores plantillas del grupo, sobre todo comparándola con los fondos de armario de Marbella y Cartagena, algo que viene a ratificar la clasificación.

Es evidente que el nivel de exigencia del plantel debe ser mayor, y una derrota ante el Algeciras siempre escuece más. Con todo, horas después de las contundentes palabras de la persona que introdujo a Valenzuela y Juanito en el club, el consejero delegado, Javier González Calvo, ponía cordura en PTV para descartar cualquier ultimátum sobre Raúl Agné y poner el horizonte en mayo pensando en el play off, el lugar natural del Córdoba CF.

La época de las decisiones corales de Carlos González, tras las salidas en su día de Juan Luna Eslava y Emilio Vega en sus diferentes etapas como directores deportivos, no dieron muy buenos resultados, de ahí que Alfonso Serrano tampoco comulgue con la puesta en común de hasta cuatro personas en la dirección deportiva del primer equipo, no hay que olvidar a Jorge Rodríguez de Cózar, su secretario técnico.

Alfonso Serrano cambiando impresiones con Raúl Agné en el último entrenamiento a puerta abierta.Alfonso Serrano cambiando impresiones con Raúl Agné en el último entrenamiento a puerta abierta.

Alfonso Serrano cambiando impresiones con Raúl Agné en el último entrenamiento a puerta abierta.

Todo ello con independencia de que entra dentro de lo normal que los nuevos gestores quieran rodearse de sus hombres de confianza, de ahí que Serrano quisiera marcharse, porque es consciente de que no es el director deportivo elegido por Infinity, ni Raúl Agné su entrenador. Ante el Yeclano ya se superó un primer ‘match ball’ encubierto con una victoria que llegó tras caer en Murcia y que hacía vislumbrar el play off. Ahora se repite la situación después de una derrota y un enfrentamiento con otro rival directo. El tiempo, o mejor dicho marzo, dirá donde está cada uno en abril o cómo acaba esta nueva bicefalia.

Etiquetas

Adrián Fernández-Romero | Alfonso Serrano | Cartagena | Córdoba CF | Javier González Calvo | Miguel Valenzuela | Raúl Agné | Segunda B |

Comment List

  • Ciudadano Cordobes 07 / 03 / 2020 Reply

    La actitud deportiva por cuestiones de preparación física o por la edad de los jugadores no es la que tiene que ser.
    Equipos con peor plantilla y que han superado al Cordoba en el terreno de juego se ha visto con varios equipos que suplen su baja calidad con su fuerte agresividad de competir.

  • Ciudadano Cordobes 07 / 03 / 2020 Reply

    La actitud del técnico en esto no puede quedarse fuera.
    La actitud del técnico de no contar con toda la plantilla a pesar de ser corta es de mala gestión porque algunos jugadores se creen intocable a pesar de no aportar actualmente nada.
    La solución no pasa por desmantelar a B todas las semanas.

Deja una respuesta