Las curiosidades con las fichas del Córdoba CF

Hay 21 licencias ocupadas en la FAF, una menos de las 22 permitidas, pero no se puede inscribir al jugador pendiente, Luis Garrido, porque es mayor de 23 años y las 16 de ese tipo por reglamento siguen ocupadas -no basta liberar las de Novaes (sub 23) y Sebas Castro (filial)- | Por tanto, haría falta hacer otro descarte más allá de Fernando Román y Víctor Ruiz, los que tienen todas las papeletas, si se quiere inscribir al hondureño y traer dos delanteros que marquen diferencias

Fernando Román, a la izquierda, uno de los jugadores con los que el Córdoba no parece contar para la segunda parte de la liga. Autor: Manuel D. Vera

Fernando Román, a la izquierda, uno de los jugadores con los que el Córdoba no parece contar para la segunda parte de la liga. Autor: Manuel D. Vera

El Córdoba CF parece tener muy claro desprenderse de varios jugadores y realizar unas pocas incorporaciones para su plantel. Oficialmente se ha hablado de dos o tres refuerzos, sin contar la inscripción de Luis Garrido, que lleva en la ciudad desde noviembre esperando al día 2 de enero para empezar a jugar. Pero la realidad es que se apunta a un movimiento mayor, aunque para eso es bueno plantear al menos la realidad reglamentaria y la situación del equipo junto a fichas.

Para empezar, hay que apuntar que el Córdoba, como todos los clubes de Segunda B -también Tercera- tiene 22 licencias a su disposición, 16 de ellas para mayores de 23 años. En verano se ocuparon 21, todas las de mayores, y cinco sub23. De los 24 jugadores con los que se empezó trabajando, los que tenían rol del primer equipo, Llamas, Antonio Moyano y Sebastián Castro tenían licencia con el Córdoba B. O sea, que en principio hay una ficha libre, aunque está el asunto ahí del dorsal 8 retirado para siempre de Juanín.

De todo ese grupo, cuatro hombres aparecen ahora mismo claramente en la lista de descartes. Los primeros, como ya apuntamos en su día, eran Gabriel Novaes y Sebastián Castro, el primero con marcha anticipada por cuestiones relacionadas con un juicio pendiente en Brasil y posiblemente repescado por el Sao Paulo y el segundo que ya dejó incluso su vivienda en Córdoba para regresar a casa, tras actuar sólo en el Córdoba B. Pero su salida no solventa nada. En vez de una plaza sub 23 libre en el primer equipo habría 2 y en vez de tres huecos en la plantilla del B habría 3. En el filial la revolución que se espera es de aúpa, por lo que esa ficha, y otras muchas, van a hacer falta.

Los otros dos descartes en apariencia son Fernando Román y Víctor Ruiz, con diferente rendimiento en este curso, y que parecen que deben encontrar una salida en enero. Al primero se le ha relacionado permanentemente con el Hércules en las últimas semanas.

Sin embargo, esas bajas en principio sólo darían para inscribir a Garrido, si eso termina ocurriendo, y para incluir a uno de los dos delanteros que se pretenden y que, en principio apuntan a ser mayores de 23 años, si se quiere apostar por experiencia y fiabilidad para la categoría. Por lo tanto, en ese supuesto haría falta otro descarte más entre jugadores mayores de 23 años. Y a priori no aparecen muchos candidatos a ello. De hecho, los jugadores que están contando poco e intermitentemente, como Ángel Moreno o Sebas Moyano, son sub 23 también.

En cuanto a posiciones, y con la salida de Víctor Ruiz, parece claro que además de en la medular y en la delantera se debe buscar otro lateral izquierdo, aunque quizá en ese perfil sí se pueda apostar por un sub23. Es más, en ese mercado va a tener que buscar la entidad para compensar y ampliar la plantilla, por ejemplo en los extremos ofensivos, para evitar situaciones como la vivida el domingo ante el Marbella, cuando Agné ni siquiera pudo hacer el tercer cambio ante la falta de alternativas en ataque.

Etiquetas

bajas | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | descartes | Fichajes | mercado invernal |

One Comments

  • Fernando Moreno Gil 26 / 12 / 2019 Reply

    Lo que hay que hacer es traer a Sergi Guardiola y a Juanjo Narváez.

Deja una respuesta