Las renovaciones en el Córdoba o el juego del ‘Quién es Quién’

El proceso de quedarse en el club en Segunda B está resultando muy llamativo, al no presentar ofertas a quien todo el mundo esperaba -Piovaccari- o la quería -Flaño-, sí tantear inesperadamente a otros -Alfaro- y no haber cerrado aún a los que parecen elegidos cuando los representa García Amado

Miguel de las Cuevas en un entreno de la pasada campaña

No menos que llamativo está resultando el proceso de conocer qué jugadores del Córdoba CF entre los que descendieron a Segunda B con el equipo y acaban contrato se mantendrán en esa categoría. Con la lógica cautela del club de no telegrafiar los nombres y el hecho de que el acceso a los jugadores se dificulta en proceso vacacional, no está dejando de haber sorpresas. Es como un juego del ‘Quién es quién’ en el que se han ido tirando, levantando e incluso tirando otra vez las caritas.

De este particular juego hubo algunos que ni participaron, bien porque habían cerrado su marcha a otro equipo con rapidez, como Álex Carbonell y su marcha al Valencia o Blati Toure y su sorprendente incorporación al Vitoria de Guimaraes luso, o porque sus diferencias con el presidente o con el club quedaron públicamente evidenciadas, como Javi Lara y Vallejo. En el arranque había dos jugadores en la mente de todos para seguir, como eran Piovaccari y Miguel de las Cuevas.

Curiosamente, cuando se conoció que Enrique Martín iba a ser el entrenador del Córdoba, parecieron crecer las opciones de Miguel Flaño, por el pasado osasunista de ambos, y Chus Herrero, al que el técnico dirigió en el Albacete. Sin embargo, rápidamente se supo que el club había comunicado a Flaño que no entraba en sus planes, aunque el jugador hubiera considerado quedarse en el equipo.

Piovaccari luchando como siempre por el balón en el duelo ante Osasuna

Piovaccari luchando como siempre por el balón en el duelo ante Osasuna. Autor: Paco Jiménez

Poco después se conocía, por sus propias palabras, que Piovaccari no había recibido ninguna propuesta ni llamada del Córdoba para contar con él, aunque en su caso las dudas eran grandes, mientras que ayer se desvelaba en Cordobadeporte que la entidad sí tanteó la continuidad de Alfaro, aunque no encontró, desde la óptica del club, la predisposición adecuada. También eliminado el onubense.

Sólo un par

Así, ahora mismo esos “uno o dos” jugadores que “como mucho” van a renovar en el Córdoba, según la información avanzada por Jesús León en el debate de PTV del pasado lunes, sólo parecen ser Miguel de las Cuevas y Chus Herrero, a pesar de que el central había acometido al parecer un cambio de vivienda días atrás, en esas acciones que muchas veces se usan como indicio de futuro de un jugador pero no tienen por qué serlo.

Lo llamativo en este caso es que ambos jugadores llegaron al club de la mano de Alfredo García Amado y su empresa MesasSport, por lo que siga o no el asturiano de director general o vinculado al club de alguna manera, como dijo León, parecería más sencillo encontrar una sintonía rápida, siempre que ambos sí quieran estar en el club la próxima temporada. Desde fuera, se hace complicado pensar en que se dilate un acuerdo si el club los quiere, los jugadores no hacen ascos a la idea y sí dan ese paso al frente que está exigiendo el presidente y los agentes son tan cercanos que casi son de la entidad. Misterios de este ‘Quién es quién’ cordobesista del verano.

One Comments

  • fran solo 07 / 07 / 2019 Reply

    Cosas del fútbol en esta ciudad, aunque yo no dejaba ni el arcangel

Deja un comentario