León anuncia que el Córdoba sale de la causa de disolución con un punto de confusión

El presidente esgrimió que los 2,5 millones finales de beneficio de la temporada 2018-2019 permitieron dejar los fondos propios por encima del 50% del capital social, pero empleó un guarismo incorrecto, 226.000 euros, porque es en realidad 1.167.000 euros | Desgranó una deuda heredada de González de 4 millones

Jesús León ofreció hoy su esperada rueda de prensa, prometida hace un mes y dilatada hace una semana, en la que buena parte de su alocución inicial se dedicó a los asuntos económicos. Según su versión, la venta de Andrés Martín ha elevado el beneficio de la temporada hasta los 2,5 millones de euros, con lo que la SAD sale de la causa de disolución en la que estaba inmersa. Aunque las cifras que el presidente dio fueron inexactas y luego el club, por cierto a instancias de Cordobadeporte, tuvo que hacer una precisión al respecto.

Para salir de la causa de disolución, el patrimonio neto del club tiene que estar por encima del 50% del capital social, en concreto unos 941.000 euros (el capital suscrito es 1.883.000 aproximadamente). Al pedirle el dato al presidente habló de una cifra de 226.000 euros, con la que no cumpliría el ratio necesario. Ya después de la rueda de prensa, se explicó que ése es el resultado positivo que ahora queda de esa operación, porque los fondos propios han crecido hasta los 1.167.000 euros, esos 200 y pico mil por encima de lo necesario.

Esta “buena noticia”, como la calificó el de Montoro, llega “sin necesidad de activar la cesión del estadio, con la que llevamos meses y que ahora con el cambio de gobierno se seguirá alargando”.

El asunto vino en medio de una amplia intervención inicial en la que insistió, en contra de los habituales argumentos de club saneado que dijo dejar Carlos González, en que había 4 millones de euros de deuda en facturas por pagar, que ni siquiera se han puesto hoy al día -quedaría como un millón-. Pese a eso, y a la deuda concursal, que ahora mismo, y aunque hay que hacer un pago inmediato en julio, está en 941.000 euros, León sacó pecho para decir que la deuda del club “se aproxima a cero”, como ya dijo en su día el consejero Manolo Garrido.

No es tan idílico como se pinta, en realidad, entre otras cosas porque el gasto ha sido excesivo, por más que hoy se dieran algunos datos más a ese respecto. Por ejemplo, el gasto deportivo en plantilla fue de 5,5 millones por todos los contratos comprometidos anteriormente al límite salarial concedido por LaLiga, 3,9 para todo, incluidas categorías inferiores. O que se han ido 500.000 euros que hay que fijar como gasto por las pérdidas de jugadores como Jona, Jaime Romero y Josema, cuyos traspasos no se han llegado a amortizar. También el Getafe se llevó mucho más de lo admitido en principio por el tema Guardiola, 1,5 millones de euros y no uno, aunque “fue una negociación extremadamente dura, estábamos cogidos de pies y manos y si no se lo dábamos no se desbloqueaba”. Las rescisiones  de jugadores y de entrenadores esta campaña, en verano, en enero y durante el curso, supusieron 1,4 millones más.

Los muchísimos pagos acometidos

Pese a todo, León justificó las tensiones de tesorería en el excesivo gasto del año pasado por la salvación y en “la deuda que me encuentro de la anterior propiedad”. “No quiero hablar de herencias, pero se me pide transparencia y quiero dar los máximos datos posibles de la situación real del club para que cada uno saque sus conclusiones”, expuso.

Y a ello fue. “El 22 de enero de 2018 cuando llego al club hay facturas por pagar por valor de 4.042.771,46 euros, contabilizadas hasta el 30 de junio y otros, no abonadas. Ya con nuestra gestión pagamos de enero a junio 1.083.699 euros. Por concretar algunos: Kappa (78.000 euros), Cordobesa de Terapias Avanzadas (23.000), Miguel Peris (14.000), a un entrenador amigo de la anterior propiedad (Carrión, 105.000), Jean Paul Pineda (27.000), Cándido Cardoso (15.000), Cruz Roja (22.000) o Soricastel (9.000)”.

Mientras, en esta temporada, siempre según versión del mandatario, se ha pagado 1.714.077,57 euros, en otra ristra parecida: “Córdoba Bus (63.000), Domingo Cisma (50.000), Albacete (127.000), Osasuna (500.000), Juanín y Diego (14.000), Carlos Caballero (17.000), Jaime Romero (29.000), Jona (82.000), al mismo entrenador amigo de la anterior propiedad otros 76.000, Sasa Markovic (16.000), Cándido Cardoso (4.000), a los que hicieron las obras del palco 165.000, a Novogreen, los anteriores del césped 28.000, a Álex Gómez 73.000…”. Y aún queda otro 1,4 millones de euros por pagar: a los del palco otra vez (165.000), a Domingo Cisma (27.000), al Albacete (55.000), por el Elefante Cósmico (204.000), a You First Sports (51.000), a Football Management Sánchez (33.000), a Albert Puig (60.000), a Zaldúa Abogados (27.000), a otros agentes (66.000), a Indalocésped (26.000), a Juanín y Diego (26.000)…

Posibles denuncias

En toda esta situación, y con el dinero ingresado por Andrés, no debe haber problemas para cerrar la temporada, pero dependiendo de cuándo entre ese cash podría darse el caso de que existiera alguna denuncia ante AFE -el plazo acaba el día 5-. “No me sé bien los plazos, pero lo normal es que para el 5 de julio tengamos a todo el mundo al día de fecha 30 de junio y no se deben de producir. No sé si será el 6, el 5 o el 2, pero hay dinero de sobra para regularizar todo. Si mientras pagamos, en tanto llega el dinero, se come el plazo y se produce alguna denuncia ya no lo sé, pero estoy absolutamente tranquilo de que hay dinero para afrontarlas con solvencia garantizada”, indicó.

Loading...

Deja un comentario