Llegó la ansiada victoria cuando más negro se tornaba (1-0)

Piovaccari se sacó la espina con un gol revitalizador, tras un insulso primer tiempo, aunque los blanquiverdes debieron llevárselo si el italiano no hubiera perdonado ante René, que también evitó otro gol ante Jaime Romero ya tras el descanso

Plantilla del Córdoba CF celebrando la victoria ante el Almería UD

Plantilla del Córdoba CF celebrando la victoria ante el Almería UD

Y a la octava ganó. Cuando más apretaban las circunstancias y el entorno, el Córdoba de José Ramón Sandoval derrotó a la UD Almería (1-0) con un gol de Federico Piovaccari, que de esa forma se tomó su particular desquite de lo vivido en Granada. El Córdoba ya gana y las formas o el camino son lo de menos, porque la sangría había que cortarla como fuese y así se hizo hoy para mirar la clasificación de otra forma.

El entrenador del Córdoba mandó esta vez directamente a la grada a Fernández y apostó por Loureiro en el once inicial, en el que también apareció Quim Araujo por Blati Touré. El otro cordobés del plantel, Javi Lara, acompañaba al lateral entre los aficionados. Con todo, quizá la mayor sorpresa fue la titularidad del italiano Federico Piovaccari, pese al castigo público en tierras nazarís, lo que a la par suponía dejar fuera de la lista también a Erik Expósito. Pio formaba en ataque con Jovanovic y Jaime Romero para enfrentar a un Almería con lo inicialmente previsto, sin Aguza ni Narváez en el equipo de Fran Fernández.

Arrancó un partido en el que de inicio nada cambió. Lo más importante era no encajar, porque las sangrías pasan factura, y eso se notó desde el primer minuto en un Córdoba que buscaba más la contra que morder y meter en su área a un Almería normalito, por mucho que su estadística dijera lo contrario. Ni los de Poniente andaluz se comían a nadie como se dijo en la previa, ni el Córdoba parecía tan necesitado como lo está por las estadísticas y la clasificación.

El Córdoba lo intentaba, pero sin tocar rápido en la medular y con el único argumento de la llegada de Jaime Romero por la derecha, ya que jugaba a banda cambiada como Jovanovic. En una de sus penetraciones puso un buen pase de la muerte, aunque Romera se cruzó para anticiparse a Quim Araujo y evitar que el catalán engatillara desde el punto de penalti.

Piovaccari perdona

Eso fue lo único que se pudo llevar a la boca el cordobesismo en la grada, de nuevo con la ausencia de muchos socios sobre la cifra oficial escrutada. El Almería tampoco decía mucho, cuando en estas llegó la mejor ocasión del partido. Fue en un balón corrido desde propio campo a los 37 minutos buscando en velocidad a Piovaccari y así ocurrió. El italiano controló el balón y se plantó solo ante René, pero la pegó al muñeco y desperdició una ocasión inigualable.

Tras esa ocasión irrepetible el Almería se asomó al área blanquiverde. Fue en una rápida llegada de Juan Carlos Real, protagonista del primer tiro a puerta de los almerienses, que detuvo sin problemas Carlos Abad. Así, y tras otro intento de Corpas que se fue a córner, se marchó una más que aburrida primera parte, con la única incertidumbre del 0-0 inicial.

Tras el paso por vestuarios poco cambió, porque el Córdoba no tiene para mucho más. Su opción volvió a ser Jaime Romero, que en una de sus penetraciones regateó hacia adentro para encañonar y poner a prueba de nuevo a René, que como ante Piovaccari respondió con otra gran parada desviando a córner.

Pero luego estalla de éxtasis

Los minutos fueron pasando sin que el gol se atisbara, por uno u otro bando. Llegaron los cambios y Sergio Aguza volvió a jugar en El Arcángel -hasta tuvo una opción que desbarató la defensa-. Tras las modificaciones, ya con Blati Touré sobre el césped en lugar de un tocado Quim Araujo, llegó el gol. El burkinés abrió el juego a banda derecha en busca de Jaime Romero, el mejor hoy de los blanquiverdes, y tras controlar el esférico cerca de la línea de fondo encontró a Álvaro Aguado en el interior del área. Y fue éste el que halló a Piovaccari para que el transalpino la rompiera a la red, de media cuchara, haciendo perfecta la asistencia del renovado canterano. Como no podía ser de otra forma la grada estalló, gracias al vilipendiado italiano, pero quedaban diecisiete minutos de sufrimiento.

El final, pese a que el Córdoba se mostró competitivo y fiero, fue de muchos nervios, con una clásica tangana incluida que acabó con las expulsiones, primero de Aythami, en lo que pareció una doble amarilla cuando no tenía y que en realidad fue una roja directa, y la del almeriense Corpas por empujarle. Aunque hoy lo importante fue que se llegó al 95 con el 1-0 ante un Almería empequeñecido como otras muchas veces en Córdoba.

FICHA TÉCNICA

1.- CÓRDOBA CF: Carlos Abad, Loureiro, Quintanilla, Aythami, Quezada; Bambock, Aguado (Luis Muñoz, m. 83), Quim Araujo (Blati Touré, m. 67), Jovanovic (Javi Galán, m. 63), Jaime Romero; Piovaccari.

0.- UD ALMERÍA: René, Romera, Saveljich, Juan Ibiza (Trujillo, m. 33) Andoni López, De la Hoz; Eteki (Núñez, m. 76), Corpas, Juan Carlos Real, Luis Rioja (Sergio Aguza, m. 55), Álvaro Giménez.

ÁRBITRO: Moreno Aragón, del Comité Madrileño. Expulsó en el 92 a Aythami y Corpas, tras una trifulca final. Amonestó a los locales Jovanovic, Loureiro, Piovaccari, Bambock, Quezada, Aguado y Aythami, así como a los visitantes Sergio Aguza y César de la Hoz.

GOL: 1-0, m. 73: Piovaccari.

INCIDENCIAS: Partido de la octava jornada de liga, celebrado en El Arcángel ante 11.284 espectadores, lo que implica que más de 4.000 abonados se quedaron en casa. Terreno de juego en malas condiciones.

Etiquetas

Córdoba CF | Crónica | El Arcángel | Liga Smartbank | UD Almería |

Deja un comentario