Los diez meses en Australia de Alberto Aguilar

El de Benamejí recalcó que "en Sidney me sentí más valorado que en cualquier equipo de España", porque allí "si un equipo se retrasa diez días en pagar a los jugadores lo expulsan de la competición"

Alberto Aguilar disputando un balón defendiendo la camiseta del Western Sidney Wanderers.

Alberto Aguilar disputando un balón defendiendo la camiseta del Western Sidney Wanderers.

Alberto Aguilar regresó hace unos días de Australia donde esta temporada vivió su primera experiencia en el extranjero jugando con el Western Sidney Wanderers, con el que quedó subcampeón en una competición en la que se sintió “más valorado que en cualquier equipo de España”. Aguilar, que jugó debutó en Primera División con el Málaga para posteriormente jugar durante tres temporadas con el Getafe en la máxima categoría, destacó que la experiencia fue “fantástica”, hasta el punto que opina que será “difícil superar lo del primer año en el extranjero en cualquier otro club. Fue mucho mejor de lo que imaginaba. Me ha superado porque todo está muy profesionalizado y hay un gran nivel futbolístico”.

El jugador natural de Benamejí, en una entrevista con Cordobadeporte.com, afirmó que los jugadores que integraban su equipo “la mayoría podrían jugar en la Segunda A y dos o tres la Primera española”. Al fútbol australiano “le puede faltar la disciplina táctica”, porque por ejemplo los delanteros “se descuelgan y no defienden”.  Con todo  se mostró convencido de que “evolucionarán mucho” en los próximos años. Como mejor ejemplo, su rutina diaria, porque “cuando me levantaba lo primero que tenía que hacer era rellenar una aplicación móvil para enviársela al entrenador de cómo había sido el día anterior”.

Una vida bien diferente y atractiva

Por todo Alberto dijo que”la vida alli es una pasada”, por lo que ha recomendado que “el que pueda tener esa experiencia, que se vaya para allá sin pensarlo”. Además otra de las realidades con la sque se queda es que en Australia al futbolista se le trata con mucho respeto y por ello se puede decir lo que se piensa, mientras que en España es distinto. Aquí cuando te sales un poquito de lo normal cavas tu propia tumba”, ha subrayado.

Otro dato claro de su nivel de profesionalización lo muestra que “si un equipo se retrasa diez días en pagar a los jugadores lo expulsan de la competición”. Precisamente por ello el Western Sidney Wanderers logró entrar en una competición de diez clubes en la que no hay descensos.

“Me quedan cuatro o cinco años a nivel profesional”

El defensa cordobés, a sus 31 años, jugó todos los partidos en los que estuvo disponible, es decir, veinticinco, dado que sólo se perdió dos por lesión y otros tantos por sanción, consiguiendo hacer un gol en un equipo en el que también estaban los españoles Dimas, ex del Numancia y Recre, y Adreu Guerao, ex del Racing de Santander. El Western Sidney Wanderers jugó la final de la A-League ante el Adelaide United con el que perdió por 3-1, a la que accedió tras superar por 5-4 una semifinal “increíble porque remontamos en la prórroga tras ponernos 0-3 a los veinte minutos” ante el Brisbane Roar en el que militaba el otro cordobés de la competición australiana, Javier Hervás.

El equipo de Sidney le ha ofrecido la renovación al defensa central, aunque en principio “no voy a seguir” en el mismo club australiano, dijo. En Australia hay un tope salarial de dos millones y medio para todos las plantillas, aunque todos los clubes tienen dos jugadores franquicia con otros honorarios. Entre ellos, sin duda el mejor es el  Melbourne Victory FC, en el que podría tener alguna opción Albero Aguilar.

Alberto Aguilar celebrando un gol con sus compañeros del Sidney.

Alberto Aguilar celebrando un gol con sus compañeros del Sidney.

“Me quedan cuatro o cinco años a nivel profesional porque nunca tuve lesiones de gravedad y en principio tengo pensado otro año más en el extranjero”, ha desvelado un Aguilar que no tiene prisa para fichar, ya que sopesa alguna oferta del fútbol asiático que “siguen mucho la liga australiana porque sus jugadores no ocupan plaza de  extra-comunitarios”.

Eso sí, Alberto tiene claro que tampoco “voy a estar arrastrándome por los campos, porque antes de que el fútbol me deje a mí, lo deje yo. Antes de retirarme tenía claro que quería jugar en el extranjero y lo seguiré haciendo, porque para volver a jugar en España tiene que ser algo que me ilusione, porque ya lo viví todo en la Segunda” tras pasar por el extinto Granada 74, Albacete, Córdoba y la SD Ponferradina, su anterior equipo, pero ha quedado claro que hay fúbol más allá de la península ibérica.

Etiquetas

Alberto Aguilar | Australia | Sidney |

Deja un comentario