Luismi acaba la liga con una quinta tarjeta sin sanción aparejada, en principio

El jugador, uno de los que tiene un futuro blanquiverde nebuloso, vio una amarilla en el duelo ante el Vélez con la que cerraría el primer ciclo, pero desde 2020 el Código Disciplinario de la RFEF exonera de castigo si es en el partido final de liga

Luismi controla una pelota en el duelo frente al Vélez. Foto: CCF

Luismi controla una pelota en el duelo frente al Vélez. Foto: CCF

(Artículo rectificado a las 21:40 horas). Aunque ha pasado un tanto desapercibida en estos días, como es hasta punto cierto lógico al haberse acabado la liga, la amarilla de Luismi en el duelo ante el Vélez no es baladí. Esa cartulina mostrada por el murciano Moreno Muñoz es la quinta y teóricamente supondría un castigo de un partido por acumulación de amonestaciones.

El atacante cordobesista llevaba curiosamente desde la jornada 13 con las cuatro primeras amonestaciones y había esquivado la quinta desde entonces, pese a participar en todos los encuentros posteriores de liga salvo dos.

La duda que surgía es si al ser el partido final esa sanción existiría para la temporada siguiente, incluso con el asunto de que al cambiar de categoría el próximo año el Córdoba, de la Segunda RFEF a la Primera RFEF, esa sanción quedaría pendiente para cuando el jugador volviese a actuar en algún momento en Segunda RFEF, o bien para en el primer duelo de la nueva liga.

Cambio en 2020

Según la consulta efectuada al club por Cordobadeporte, la amarilla sí afecta de cara a la nueva campaña en la tercera categoría nacional. Pero a priori puede afirmarse que no es así, puesto que tal y como avanzó Iusport en su momento, desde 2020 se cambió el Código Disciplinario de la RFEF en estas situaciones.

El artículo de las acumulaciones de amonestaciones es el 112 y en su punto 1 se indica: “En el Campeonato Nacional de Liga, la acumulación de cinco de aquellos correctivos en el transcurso de la misma temporada y competición determinará la suspensión por un partido, con la accesoria pecuniaria que prevé, según los casos, el artículo 52 del presente ordenamiento”. Sin embargo, en el punto 4 se matiza: “La regla contenida en el presente artículo no será de aplicación en aquellos casos en que la amonestación con la que el jugador cumpliría el ciclo a que esta norma hace referencia tenga lugar en el último partido que el club dispute en la competición de que se trate”.

Así que en principio el jugador no tendrá que cumplir esa sanción, esté en el equipo que esté. Y es que, pese a ser un jugador de muy buen rendimiento en el Córdoba en estos dos años, Luismi es uno de esos casos de jugadores mayores de 23 años de futuro nebuloso en el club, básicamente porque no ha sido un titular indiscutible en este curso y porque ya hay jugadores de ese frente de ataque apalabrados o firmados directamente para la próxima temporada. La opción de una cesión podría llegar a ponerse sobre la mesa, aunque habrá que ver llegado el momento cuál es el pensamiento del jugador.

Etiquetas

CCF | CórdobaCF | Luismi | planificación | Primera Federación | sancionados | Segunda RFEF | Vélez |

Deja una respuesta