Maca y un trabajo más global sin Shimizu y con Zequi tocado

El gaditano arrastra problemas con el pubis, mientras el japonés está ausente al estar con su selección en unos días en los que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad potencia "conceptos técnico-tácticos más generales, para que el equipo esté preparado y tenga todas las armas que necesita para afrontar dignamente" lo que queda de liga

Maca corrige algunas acciones a los suyos. Autor: Paco Jiménez

Maca corrige algunas acciones a los suyos. Autor: Paco Jiménez

El entrenador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, Miguel Ángel Martínez “Macario”, ha hecho una valoración positiva de la primera parte de este parón competicional que vive la Primera División y el equipo, y que se prolongará hasta que el 15 de febrero llegue el partido contra el Peñíscola en Vista Alegre. El regreso será con tres partidos en una semana y dos de ellos bestiales, las visitas a El Pozo Murcia, el miércoles 19 a las 21:00 horas, y al FC Barcelona, el domingo 23.

“El equipo está bien, trabajando duro y fuerte”, detalló el preparador en unas declaraciones servidas por el departamento de comunicación del club. “En estos días sin competición estamos teniendo mucho tiempo para trabajar conceptos del juego, que veníamos trabajado desde que empezó la pretemporada, pero insistiendo en los detalles. Y también estamos trabajando en situaciones que a lo mejor no podemos trabajar todas las semanas, porque te centras en el estudio del rival y en cómo contrarrestar sus virtudes y hacerles daño”.

Esta vez, al no haber aún ese enfoque sobre el rival, que llegará a partir de la semana que viene, “trabajamos sobre conceptos técnico-tácticos más generales, para que el equipo esté preparado y tenga todas las armas que necesita para afrontar dignamente esta categoría”.

A nivel de plantilla “todo el mundo está entrenando súper bien, sólo con la ausencia de Shimizu, que está convocado con su selección, y un problema con Zequi, de baja momentánea por un problema en el pubis y del que estamos pendientes de su evolución”.

Maca matizó que “pese a que aún quedan diez días ya tenemos la mente puesta en Peñíscola” e informó de que tras un análisis más en frío del último precedente “a pesar de la derrota el equipo dio la cara y sufrió una derrota un tanto injusta”. “Creemos y entendemos que con ese nivel de juego las victorias no van a tarde en llegar”, argumentó.

En suma, el equipo está “bien y trabajando con tranquilidad, con más sesiones de trabajo al no tener competición el fin de semana, y un poco ya expectantes ante ese duelo del día 15 en casa contra Peñíscola, donde una vez más pondremos toda la carne en el asador para intentar que los tres puntos se queden en casa”.

Deja una respuesta