Bassols retará a Ponchet en la final del Open Generali

La tenista gerundense rompió la igualdad en su partido con la búlgara Topalova con ocho juegos consecutivos desde el 3-3 del primer set, mientras la francesa tuvo un punto más que israelí Glushko en los momentos clave

Marina Bassols al servicio, con la grada con mucha expectación al fondo. Foto: Salvador Escobar

Marina Bassols al servicio, con la grada con mucha expectación al fondo. Foto: Salvador Escobar

Marina Bassols y Jessika Ponchet, quinta y segunda favorita respectivamente, pelearán por el título en el Open Generali Ciudad de Palma del Río, ITF femenino con 25.000 $ + Hospitality en premios y el mejor del mundo en esta semana en el Circuito. Superaron en las semifinales a la búlgara Gergana Topalova y a la israelí Lina Glushko, cabeza de serie número 7.

Bassols empezó el encuentro con fuerza, rompiendo el saque de su rival en el primer juego, consolidando el ‘break’ y generando varias ventajas para el 3-0. No las aprovechó y Topalova ganó en moral. Fue ella la que tuvo dos bolas de ruptura en el cuarto juego, pero la gerundense aguantó en los peloteos, cada vez más largos, y resolvió con un ‘ace’. La búlgara, con todo, iba a más, sacando bien y jugando muy agresivamente al resto, por lo que, ayudada por algunos errores de su contraria, terminó recuperando la ruptura (3-3). La española replicó con contundencia, con grandes puntos para recuperar la ventaja y ponerse con 5-3, ganando además luego el noveno juego para empezar sirviendo en el segundo.

La quinta preclasificada del Open Generali alternaba golpes ganadores con algunos errores en su juego, pero encadenó cinco juegos consecutivos con el arranque de la segunda manga. Topalova entregó su servicio con una doble falta de ésas tan dañinas y Marina Bassols sirvió para ponerse 3-0 arriba. Ganó el juego sin problemas, ante una rival que parecía haberse ido del encuentro. Topalova tenía que romper como fuese la racha de juegos en contra, pero no lo logró ni con un 40-0 a favor ni con otra ventaja posterior. El duelo parecía visto para sentencia, pero la búlgara, con todo perdido, logró mantener su saque y romper el de la tenista de Blanes, además de salvar dos ‘match-ball’, antes de caer por 6-3 y 6-2 en una hora y 22 minutos.

Ponchet, superior a Glushko

Mientras, la segunda semifinal, marcada como en la primera por el viento, arrancó con un largo primer juego que acabó en ‘break’ de la favorita, Jessika Ponchet. Fue un set de momentos clave, porque la israelí Lina Glushko tuvo opción de romper en el cuarto y en el sexto juego, pero no lo logró, a diferencia de su rival, que se puso con 5-1 a favor y cerró con su saque por 6-2 en 38 minutos. La mayor potencia en los golpes de la segunda favorita no encontró una respuesta continuada en su rival.

Jessika Ponchet al saque. Foto: Salvador Escobar

Jessika Ponchet al saque. Foto: Salvador Escobar

Pero la séptima preclasificada pareció cambiar el guion del envite en el inicio del segundo parcial. Salvo una pelota de ruptura en el primer juego, que terminó ganando, y luego logró por fin quebrar el saque de Ponchet. Sin embargo, no pudo consolidar su ventaja al verse con un 0-40 adverso que no pudo levantar. La gala puso la igualdad y volvió a presionar al resto a su rival, con golpes muy planos y efectivos. Así se puso con 4-3 y saque, que sacó adelante tras levantar tres opciones de ‘break’ de su rival. La israelí prolongó el encuentro hasta el décimo juego, pero Ponchet no dejó margen para nada más. 6-2 y 6-4 en una hora y 22 minutos.

Deja una respuesta