Marixu Romero se queda en el Deportivo Córdoba Cajasur

La jugadora cordobesa garantiza tras ya una década en el primer equipo cajista "todo el esfuerzo y sacrificio para intentar seguir subiendo escalones y lograr el ascenso a Primera", pero "con los pies en la tierra" y siendo "conscientes" de lo que son

Marixu Romero brazos en jarra en la banda, con Juanma Cubero a su vera

Marixu Romero brazos en jarra en la banda, con Juanma Cubero a su vera

El Deportivo Córdoba Cajasur ha anunciado un acuerdo con María Jesús Romero, conocida deportivamente como ‘Marixu’, para que continúe una temporada más en la plantilla del primer equipo cajista, de la que forma parte desde verano del año 2012, hace justamente una década. Se suma en esa lista de continuidades a Neiva Cano e Inma Sojo.

En declaraciones a los medios de la entidad, la eterna ‘9’ deportivista reconoce estar “muy contenta por esta renovación, ya que con la próxima serán once temporadas en el club”. “A pesar de albergar ciertas dudas por temas de trabajo, también por estar haciendo la tesis y el poco tiempo libre que me queda, yo garantizo todos los años el esfuerzo y el sacrificio. Hemos llegado a un acuerdo para prolongar mi continuidad por un año y a darlo todo otra temporada más, que ya serán once, que se dice pronto…”, insistió.

Una Marixu que ya pertenecía a la familia del Deportivo Córdoba antes incluso de formar oficialmente parte de ella, concretamente “desde que el club jugaba en Primera División”. “Yo acudía a Vista Alegre a ver al equipazo que formaban las Sarita Moreno, Clàudia Pons, Ampi Jiménez, Laura Bestué, Isa García y compañía, que luego desgraciadamente tuvo que renunciar a la élite y reaparecer en Andaluza, que es cuando empecé a jugar hará ahora once años”, evocó. “Y de ahí hasta donde estamos ahora en Segunda División, en un tiempo en el que el objetivo siempre ha sido ir subiendo escalones”, expuso.

Grupo “sano y humilde”

De cara a ésta, su undécima campaña, la ala-pívot cordobesa se muestra optimista porque “este año se ha formado un grupo bastante sano y humilde, siendo todos conscientes de que partimos con las mismas oportunidades“. “Al final, ese objetivo colectivo pesa más que los retos individuales que cada una pueda marcarse. De hecho, el fútbol sala es un deporte de equipo y de ahí debe partir el objetivo principal todos los años”, opinó.

Comedida pero ambiciosa, Marixu tiene claro que “este año de nuevo el objetivo es conseguir el ascenso a Primera División, teniendo los pies en el suelo y conscientes de que se mantiene la base del equipo pero también hay fichajes nuevos”. “A estas incorporaciones trataremos de ayudarles lo máximo posible, coordinarnos y que se adapten pronto y bien a nivel personal. Estoy segura de que será una adaptación inmediata en ese sentido, así como a nivel deportivo, donde tenemos un cuerpo técnico estupendo, que junto con las jugadoras conformamos un grupo bastante completo”.

Así que “ya sólo queda trabajar día a día, entrenamiento a entrenamiento y partido a partido para intentar estar en lo más arriba y disputar el play-off”, aunque “con los pies en la tierra” y siendo “conscientes” de lo que son.

Deja una respuesta