Más barbarie en la base y repitiendo el lugar de los hechos

Otra vez en Fátima, ahora un padre de un jugador prebenjamín del Salvador Allende agarró por el cuello al árbitro | En Peñarroya otro padre, seguidor del Deportivo Córdoba, propinó un puñetazo al colegiado

Otra vez. No es la primera, ni será la última hasta que no se ponga pie en pared o muera alguno como ya se dijo en diciembre con el caso de Guillermo Ávila. Así que hoy el Colegio de árbitros de Córdoba ha denunciado dos agresiones a colegiados producidas este fin de semana en sendos partidos de categorías inferiores en el municipio de Peñarroya (Córdoba) y en el campo de la barriada de Fátima, donde en diciembre fue agredido Guillermo por el presidente del Calahorra. Esta vez fueron los propios padres de los futbolistas

El delegado provincial de los árbitros cordobeses, Pedro Benítez, ha manifestado que el árbitro, Rafael Gómez, que dirigió el partido de Segunda División prebenjamín disputado en el estadio de Fátima entre el Salvador Allende y el San Lorenzo, fue “cogido por el cuello antes entrar al vestuario por un padre del equipo local”.

El joven colegiado, menor de edad, fue agredido pese a que el Salvador Allende ganó el partido por 5-4, a lo que se añade que el “delegado del Salvador Allende se negó a llamar a la policía, así que tuvo que ser el mismo árbitro cuando pudo entrar al vestuario”.

Asimismo Benítez ha dicho que más graves aún fueron los hechos acontecidos en el Municipal de Casas Blancas en Peñarroya, donde el partido de Tercera División juvenil entre el Peñarroya y el Deportivo Córdoba, otro padre, en este caso del equipo visitante que perdió por 2-1, propinó un puñetazo al colegiado de la contienda Sergio Mengual.

Allí la batalla campal que se desencadenó en  el propio terreno de juego queda bien clara a la vista con el vídeo de cabecera. La consecuencia, dos ambulancias tuvieron que ir al munipal minero para atender “a una mujer que se desmayó y a un jugador que acabó en tirado en el suelo” tras las patadas recibidas “echando espuma por la boca”, denunció Benítez.

La venta de alcohol en los bares de los estadios

Asimismo Benítez, en representación del colectivo arbitral, aseveró que “después de los altercados sufridos por algunos compañeros esta semana” van a tomar una determinación: “En el caso de que se tenga que llamar a Guardia Civil o a Policía Nacional por cualquier incidente se hará constar a dichas fuerzas de orden público la existencia de un bar en la instalaciones deportivas y que deberán comprobar si se están vendiendo bebidas alcohólicas en las mismas, tomando las medidas pertinentes, según viene reflejado en la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte”.

Esta medida llega “después de los consejos recibidos tanto por parte de la Guardia Civil como de la Policía Nacional de forma preventiva hasta que finalice esta temporada, algo sobre lo que  la Federación Cordobesa de Fútbol ya está avisada y contamos con su total apoyo como no podía ser de otra forma”.

Con todo para esta semana “está prevista una reunión de urgencia entre IMD, Diputación de Córdoba, Federación Cordobesa de Fútbol y Delegación de Árbitros de Fútbol y fútbol sala para llevar a cabo medidas para erradicar la violencia en el fútbol base entre la que, por supuesto, una de las principales será la dicha anteriormente”.

Etiquetas

Agresión | Árbitros | fútbol base | Violencia |

Deja un comentario