Miguel Pardo agradece los pagos de las subvenciones porque había clubes “muy al límite”

El dirigente, portavoz de las entidades que se unieron contra el IMDECO, agradeció el "esfuerzo" del organismo en pleno confinamiento | Ve muy complicado que el balonmano se reanude: "Esto no es el fútbol, es impensable hacer competición de dos jornadas a la semana"

El presidente del Cajasur Córdoba de Balonmano, Miguel Pardo, pasó por los micrófonos de Radio Marca Córdoba, donde ha repasado diversos aspectos de actualidad que afectan a su entidad y también al deporte cordobés, en su condición de portavoz de las decenas de clubes que se unieron en diciembre pasado para reclamar soluciones ante los impagos en las últimas temporadas del Instituto Municipal de Deportes (IMDECO). Una situación que ayer se empezó a mitigar al fin.

Según Pardo “se han terminado de pagar las subvenciones del 2019 y en este sentido hay que agradecer que se ha hecho un esfuerzo en las últimas semanas, en las que ya estábamos confinados, por parte del IMDECO, porque la labor de administración se ha continuado y se han terminado de hacer todos los pagos”. Un dinero que “ha sido fundamental para los clubes en el momento en el que se encontraban, muchos ya muy al límite y ahora en esta situación que no sabemos lo que nos va a deparar”.

Ahora queda “intentar, cuando se apruebe el presupuesto del Ayuntamiento, sacar adelante las subvenciones de la temporada 17-18” y además “hay que tramitar los expedientes de la temporada en vigor para que no ocurra como pasó en la temporada pasada“.

A su juicio “psicológicamente era fundamental que se diera este paso para tranquilizarnos y creer que las cosas se iban a ir haciendo mejor“. “En el último mes, mes y pico, estaba viendo que se estaba trabajando desde el IMDECO con todas las dificultades que tenían. Me alegro mucho por todos que se haya materializado esa situación y que se hayan recibido esas ayudas, porque vienen muy bien a los clubs y a que surja la confianza entre los clubes, deportistas y en IMDECO, que es la representación en el ayuntamiento. Que haya un vinculo fluido que nos permita empujar por el bien del deporte cordobés, que es el interés que nos mueve a todos”, esgrimió.

Pardo recordó que las entidades “demandábamos unas fechas reales, no irreales“, en relación a promesas del presidente Torrejimeno que tardaron en poder cumplirse. “Le llevó la buena fe y la buena voluntad. El interés y las ganas de satisfacer las necesidades de los clubes y deportistas le llevó con demasiada premura a dar unas fechas que no se cumplían y que eran muy complicadas de cumplir, vistos los procedimientos administrativos que había que seguir, que hemos ido conociendo ahora”.

“Intentemos que esto sirva para aprender todos de cara al futuro y sobre todo que no se puede levantar el pie del acelerador”

Generó que hubiese un poco de desconfianza porque nos debían llegar las subvenciones, pero en realidad no, y se generó cierto nerviosismo. Intentemos que esto sirva para aprender todos de cara al futuro y sobre todo que no se puede levantar el pie del acelerador, hay que seguir trabajando y que siga funcionando esto porque, si no, no sirve de nada el paso que se ha dado, que es un paso importante”.

Entrando en la actualidad de su club, asegura estar ahora mismo con “tranquilidad”. “Desde antes del primer confinamiento ya paramos los entrenamientos todos, no tenía ninguna lógica forzar la situación, ni siquiera el primer equipo volvió a entrenar. Ahora estamos esperando acontecimientos, con todo el mundo en sus casas que es lo que tienen que hacer, cuidarse e intentar que en este parón se muevan algo, dentro de las limitaciones propias para que no se note en exceso. Y esperando a ver qué dura esto y ver si esto tiene alguna posibilidad de reanudación o ya está terminada la temporada”, expuso.

Nada que ver con el fútbol

El dirigente expuso que “las últimas manifestaciones que se han hecho desde la Española por parte del presidente son las de intentar reanudar y concluir las competiciones”, pero “si el confinamiento no se levanta en breve y se prorroga algo más de lo previsto, lo veo complicado”. “El balonmano en general y, por supuesto a nivel de División de Honor Plata no tiene nada que ver con el fútbol. Los medios económicos y las circunstancias son muy diferentes”, dijo.

“si el confinamiento no se levanta en breve y se prorroga algo más de lo previsto, lo veo complicado”

Y lo detalló: “Muchos de nuestros jugadores son estudiantes y si no tienen que volver a sus estudios… Tenemos jugadores que son de Almería y que están ya en su casa en Almería, que si no tienen clase no van a estar aquí. No es tan sencillo mover a los jugadores nuevamente. Y luego en Plata es impensable hacer competición de dos jornadas a la semana, ya que la mayoría de jugadores no estarían. Es bastante complejo todo, porque los contratos y las fichas federativas finalizan en el mes de julio. Todo depende de cuándo se ponga el punto de partida, porque si finalizara el confinamiento después de Semana Santa y en breve se pudiera empezar cabría la posibilidad de completar las temporadas. Si se alarga a mediados de mayo lo veo complejo”.

Ésta es una situación “que nunca nos hemos encontrado en la vida, por tanto, tampoco podemos pretender poner soluciones ya existentes”. “Todos tendremos que ceder un poco y las soluciones que se busquen serán nuevas y atendiendo las circunstancias. A todos nos gustaría terminar las temporadas, volver a la normalidad, y si hay tiempo se podría hacer. Desde las Federaciones se tomarán las medidas con toda la sensatez del mundo y buscando el bien de nuestro deporte”, apostilló.

” Tú no puedes decirle a un deportista: vuelve a entrenar y esa misma semana a viajar y jugar, eso es imposible “

Pardo recordó que “mínimo 15 días necesitas de, entre comillas, pretemporada, porque estamos hablando de un confinamiento donde ni siquiera se puede hacer un poco de ejercicio en la calle”. “Tú no puedes decirle a un deportista: vuelve a entrenar y esa misma semana a viajar y jugar, eso es imposible. A la segunda semana tenemos todos los equipos a la mitad de jugadores lesionados. Tengamos en cuenta que, en el caso de balonmano, a principios de septiembre vuelve a empezar y los jugadores la primera semana de agosto están en pretemporada ya. Si ahora mismo los datos que tenemos es que el Domingo de Resurrección finaliza el confinamiento y al día siguiente se puede volver a entrenar, sería lógico que la decisión fuese terminar las competiciones, porque se pueden apretar un poquito más los calendarios”.

“Tampoco sabemos las medidas que pueden venir a continuación y si van a permitir que se reanude la competición, esto a nivel profesional. A nivel de base, ahí si que tengo claro que creo que va a ser muy difícil que las competiciones se terminen, porque a los niños no se les va a poder estar moviendo. A día de hoy, como están las cosas, sería una imprudencia organizar ningún tipo de evento de ese tipo”, desarrolló.

Un ejemplo de ello es el Cadeba cadete, que tendría que haber empezado hoy, pero el club lo ha sufrido en sus propias carnes con la Córdoba Handball Cup. “Era curioso, porque ningún club de fuera nos llamaba preocupado, era al contrario, nos preguntaban qué íbamos a hacer. Es una lástima, porque es un evento muy bonito reunir a tantos niños y niñas jugando al balonmano, pero está claro que hay cosas mas importantes y hubo que suspenderlo. Intentaremos hacerlo con mas fuerza y ganas el año que viene”, concluyó.

Loading...

Deja un comentario