No hay nadie más grande que tú: Fátima Gálvez toca el cielo en el Mundial de Lonato

La tiradora de Baena se proclama campeona universal de foso olímpico en Italia tras ganar a la rusa Elena Tkach en la final, a la que accedió liderando unas semifinales en las que entró como única superviviente de un desempate con otras cinco rivales

Exultante. Fátima Gálvez con la medalla de oro de Campeona del Mundo en Lonato enfardelando la bandera de España.Exultante. Fátima Gálvez con la medalla de oro de Campeona del Mundo en Lonato enfardelando la bandera de España.

Exultante. Fátima Gálvez con la medalla de oro de Campeona del Mundo en Lonato enfardelando la bandera de España.

La tiradora baenense Fátima Gálvez se ha proclamado hoy campeona del mundo de trap en Lonato (Italia). La cordobesa, que rompió 24, 23 y 22 platos en las series preliminares, necesitó de un desempate con otras cinco tiradoras para acceder a las semifinales, donde logró comandar la tabla con 12 aciertos de 15 posibles y entrar en la lucha por el oro. Allí, a diferencia de lo que le sucedió en Las Gabias el pasado año, derrotó a la rusa Elena Tkach para conquistar el primer puesto y convertirse ya en una de las mejores deportistas cordobesas de todos los tiempos.

Gálvez, que competía con la tranquilidad de tener su plaza olímpica asegurada, sólo erró un plato en su primera tirada, lo que la situó desde el inicio en el grupo de cabeza. Sólo la egipcia Maggy Ashmawy y la británica Abbey Ling lograban el pleno, mientras que con 24 aciertos se situaron también la catarí Al Ali, la marroquí Mesfioui, la representante de Taipei Lin Yi, tercera del mundo, las francesas Reau y Couzy, la surcoreana Pak, la sanmarinense Arianna Perilli y la australiana Skinner. Por detrás quedaban otras favoritas como Stefecekova, Cormenier, Makela-Nummela, Rossi, Scanlan, Tkach o Quooss (todas con 23) o Cogdell y Alessandra Perilli (22).

En un día de perros para el tiro, lo que bajó los registros, Fátima firmaba 23 aciertos en la segunda tirada, un registro más que aceptable, aunque lo de hoy era un Mundial y con plazas olímpicas en juego. Sin embargo, sus 47 platos rotos totales sólo eran superados por los 48 de la neocelandesa Rooney (23 en la primera), la rusa Tkach (que firmó un pleno tras el 23 de la inicial) y la coreana Pak (que repitió guarismo con 24). La británica Barr, la taiwanesa Lin Yi, la francesa Reau, la finlandesa Salmi, la australiana Scanlan y la egipcia Ashmawy (22 sólo en la segunda) se quedaban con 47 también, mientras que con 46 figuraban Mesfioui y Charlotte Kerwood. Stefecekova, Rossi, Arianna Perilli, Makela-Nummela, Couzy, Skinner y Al Ali, entre otras, sólo alcanzaban los 45 aciertos.

Fátima necesitaba aparentemente un registro alto en la tercera tirada para entrar en las semifinales, aunque al final con un 23 hubiera entrado en las seis primeras plazas y con el pleno habría empatado en la cabeza de la clasificación. Con los 22 que rompió (69 en total) empató en la sexta plaza con la kuwaití Alhawal, que adelantó a muchas participantes con su 25 en la tercera, la portuguesa Rodrigues, las británicas Kerwood y Barr y la finlandesa Salmi. La coreana Pak (22), la egipcia Ashmawy (23) y la australiana Scanlan(23) se iban a los 70, mientras que con 71 se mantuvieron arriba la neocelandesa Rooney y la rusa Tkach (23).

Entrar entre las seis mejores, y conservar su beca ADO (debía ser octava) se dilucidaba en un desempate en el que Fátima destapó el tarro de las esencias. Su temple fue dejando rivales por el camino. Primero Barr (1), luego Salmi y Alhawal (2), más tarde Kerwood (3) y por último la portuguesa Rodrigues (4). En el quinto plato Fátima entraba entre las seis mejores del mundo de nuevo.

Seguridad total

Quizá por la tranquilidad de tener los deberes hechos o simplemente porque es una de las mejores del mundo desde hace años, a Fátima se la vio segura y confiada desde ese instante. Aunque como es natural tuvo que estar precisa al máximo. De hecho, al pasar por el disparo 10 de los 15 de semifinales solo la australiana Scanlan falló, con siete aciertos, en un quíntuple empate a ocho aciertos. Pero ahí la baenense puso la directa. Rompió cuatro platos seguidos y fijó un registro de 12, inalcanzable para sus rivales. Tkach, la egipcia Ashmawy y la norcoreana empataron a 11 y se fueron a un desempate que favoreció a la rusa, mientras Scanlan y Rooney se quedaban con 10 en la quinta y sexta plaza.

Con Pak con el bronce tras superar a la dama del pañuelo, Fátima tenía ya como mínimo la plata, el mismo color que en Las Gabias el pasado año, pero, insaciable, quiso dar otro paso más. Convertirse en leyenda, aunque sea desde un deporte tan pequeñito y a la vez tan grande como el tiro. Superando los nervios iniciales, que como a su rival le llevaron a errar dos de los tres primeros disparos de la final, cinco aciertos de seis le permitieron llegar al plato nueve igualada a 6. Cuatro aciertos seguidos y los errores de su competidora le permitieron hasta saborear el oro, que ya era suyo dos platos antes del final. El 11-9 quedó como marcador definitivo de una gesta histórica para el deporte de Córdoba y provincia.

Etiquetas

Baena | Fátima Gálvez | foso olímpico | Lonato 2015 | tiro | trap |

Deja un comentario