Noviembre y diciembre, no ya octubre, siguen dejando cancelaciones de carreras

La Subida Pedestre al Santuario Virgen de la Sierra en Cabra, como la Popular Ciudad de Aguilar, se han sumado recientemente a una larga lista de pruebas aplazadas que amenaza con llegar hasta final de año, porque la Subida a las Ermitas se celebrará de manera virtual e individual

Una curiosa imagen de la Subida a las Ermitas 2019. Autor: Paco Jiménez

Una curiosa imagen de la Subida a las Ermitas 2019. Autor: Paco Jiménez

Este lunes, en un 2020 normal, tendría que haber sido uno de esos festivos con carreras atléticas que contar por capital o provincia. En concreto, esa Legua, distancia singular de 5772 metros, que siempre nos trae Fernán Núñez, y que ya quedaba cancelada semanas atrás, y la Carrera Cordobaria organizada por el Banco de Alimentos, que este año estaba dentro de ese circuito oficioso de carreras en Córdoba auspiciado por el IMDECO.

La Cordobaria iba a celebrar su octava edición, con ese carácter solidario que traen aparejado un gran número de pruebas, en cuanto a recogida de alimentos normalmente, y que este año no van a poder aportar tan importante labor, pese a que se compensen con otras iniciativas ajenas al deporte.

Córdoba capital no ve celebrarse una prueba desde la Pink Running del 8 de marzo y la lista de suspensiones seguirá aumentando, muchas veces de manera tácita, como el Cross de San Rafael de la Albaida de esta próxima semana. A veces sí que la confirmación existe, como ha pasado, en este caso en la provincia, con la Carrera Popular Ciudad de Aguilar, que hubiera llegado el 25 de octubre.

El Ayuntamiento de la localidad, organizador de la prueba junto al club Amo Allá, abogó por aplicar “motivos de seguridad sanitaria”. “La normativa actual impide la celebración de pruebas deportivas que reúnan a grupos numerosos de personas, donde el cumplimiento de las medidas preventivas de seguridad impuestas (distancia de seguridad, mascarillas protectoras, etcétera) serían de difícil cumplimiento”, rezaba en su comunicado, que recordaba que en 2019 “participaron aproximadamente 1.400 atletas, entre la prueba de adultos y las de menores, muchos llegados de fuera de la localidad”, a los que sumar el público que les animaba.

Esa realidad de la suspensión o cancelación va a seguir marcando los fines de semana no ya en este mes -quedaría por saber qué pasa con la Popular de Peñarroya-Pueblonuevo del 24, sino también en el siguiente, en el que ya cayeron pruebas emblemáticas como la Media Maratón de Córdoba o la Ruta de la Miel en Hornachuelos. Otro caso reciente, adelantado por Cordópolis, es la Subida Pedestre al Santuario Virgen de la Sierra, fijada para el 1 de noviembre y ya cancelada por el consistorio egabrense.

Hasta para diciembre toca reinventarse

En ese mes estaban fijadas también otras pruebas, como el Lechón Cross de Cardeña o la Carrera Popular Ciudad de Lucena, del día 8, o la Carrera Popular Cañada Real Soriana, del día 22. Eventos sobre los que puede cernirse la misma realidad que la de los demás desde los últimos siete meses. Algunas pruebas han visto como no les valió ni el cambiar de fecha, como la Nocturna Trotacalles. Habrá que ver qué pasa con la Subbética Cordobesa, que se trasladó al 21 de noviembre, o antes con la tradicional cita de La Fuensanta, que de estar fijada el 12 de septiembre fue aplazada al día 25 del mes venidero.

La realidad de una segunda ola pandémica marca el presente y el futuro, y eso lleva en algunas ocasiones a mirar al largo plazo. En ese sentido Cordópolis adelantó hoy que la Subida a las Ermitas por la Donación de Órganos, que iba a ser el 20 de diciembre, se va a celebrar de manera virtual e individual desde el 10 al 20 de ese mes, con 500 dorsales solidarios a 9 euros y la idea de envíar una foto desde la línea de meta para hacer un collage con ellas gigante y en forma de corazón en una de las paredes del Reina Sofía.

Loading...

Deja un comentario