Otro capítulo fundamental (1-4)

El Cajasur Priego supera a un Arteal mermado por la lesión de Mendes en el Multiusos de San Lázaro y se acerca a su sexta Superdivisión

La sabiduria de Machado ayudó de nuevo al triunfo prieguense. Foto: RFETM

La sabiduria de Machado ayudó de nuevo al triunfo prieguense. Foto: RFETM

El Cajasur Priego apeló por igual a su calidad, a su experiencia y a la suerte para llevarse dos nuevos puntos en Santiago de Compostela que le dejan un poco más cerca de su sexto título de liga. El conjunto de la Subbética se topó con un gran Arteal, que vendió carísima su piel en cada uno de los puntos con el añadido de que Enio Mendes, alineado, no pudo jugar por una inoportuna lesión.

Daniel Kosiba tenía la obligación de abrir el partido ante el siempre incómodo Manhani. Y no defraudó a las expectativas el primer punto de la contienda, puesto que llegó al quinto juego para definir cuál de los contendientes tomaba la delantera en el marcador. Manhani se impuso por 9-11, 13-11, 11-8, 7-11 y 11-8 en el último set, por lo que el Cajasur volvía a comenzar un partido en desventaja.

Después tenían que llegar los “derbis”. Enio Mendes y Carvalho debían disputar el partido de los portugueses, pero el maderiense del Arteal, que contribuyó a la primera liga del Cajasur, se lesionó en el hombro durante el calentamiento, por lo que no pudo medirse a Diogo Carvalho. El marcador se podía con 1-1.

Y Carlos Machado tenía ante sí a Moisés Álvarez en el duelo entre prieguenses. El joven del Arteal se llevó la primera manga (11-8), si bien el número 1 de España respondió en la siguiente (4-11). Pero Álvarez estaba especialmente motivado en su contienda y lo demostró en el tercer juego, que se llevó por un ajustado 13-11. Machado estaba contra las cuerdas ante uno de sus “alumnos” del Centro de Tecnificación, pero sacó a relucir su experiencia para llevar el punto (8-11) a la quinta manga, que también ganó (6-11).

Diogo Carvalho tenía la oportunidad de dar un punto casi definitivo ante Manhani, quien ya dio muestras de su capacidad ante Kosiba en el primer punto. Como sucedió en los enfrentamientos anteriores, el pleito se fue al set definitivo, aunque con la rareza de parciales muy holgados (4-11, 5-11, 11-3, 11-5). Carvalho se lo llevó en el quinto (3-11), lo que suponía que el Cajasur se quedaba con el partido.

Porque en el quinto turno Kosiba debía enfrentarse a Moisés Álvarez sabiéndose que si el prieguense ganaba, el sexto punto sería para Machado, quien tenía que lidiar ante un Enio Mendes lesionado. Álvarez quería una victoria de prestigio ante un Kosiba dolido por su derrota ante Manhani. El magiar solventó el punto y el partido gracias a un 1-3 (7-11, 11-4, 9-11 y 5-11).

Loading...

Deja un comentario