Otro verano con salida importante en el Córdoba: Adrián Fernández-Romero

El consejero y hombre fuerte del club en materia de gestión y deportiva, que hizo un balance positivo en extremo como en alguna otra ocasión, se va para afrontar nuevos proyectos con Crowe, tras meses "bastante ausente del día a día" y con la tranquilidad de que en las oficinas "las cosas fluyen cada vez mejor y más solas"

Adrián Fernández-Romero deja el Córdoba. Foto: CCF

Adrián Fernández-Romero deja el Córdoba. Foto: CCF

El consejero del Córdoba CF Adrián Fernández-Romero, hombre fuerte a nivel de gestión y también en la parcela deportiva desde la llegada de Infinity Capital en 2019, ha anunciado este miércoles su adiós al club por temas laborales, según sus propias palabras. “Ahora que el campeonato ha finalizado quiero anunciar públicamente mi renuncia y salida del club por razones profesionales. Me veo obligado a abandonar el Córdoba CF, la que ya considero mi casa, pero lo hago con un gran cariño”, indicó.

“Como ya habéis percibido en los últimos meses ya he estado bastante ausente del día a día en el club, cada vez más, en una situación progresiva”, explicó Fernández-Romero. “Nuestra firma se dedica al asesoramiento de empresas, sobre todo en el fútbol, y tenemos mucho trabajo. Es importante reseñar que en el club las cosas fluyen cada vez mejor y más solas. Mi compañero Javier (González Calvo) tiene el control total del club y estamos en unas categorías en las que la gestión tampoco requiere de tanto management o tanto peso y con él está todo más que cubierto. Por ello comunico mi marcha aunque con el deseo de corazón de que no sea un adiós sino un hasta luego”.

El dirigente quiso hacer un resumen de su tiempo en el Córdoba, desde lo que encontró al llegar a lo que hay tras su marcha. “Adquirimos el club para Infinity Capital en la temporada 2019-20, a unos días de su desaparición. Era una entidad llena de deudas, con un personal que no cobraba desde hacía meses, con una guerra institucional indefinible e imposible de desentrañar, recién salido del fútbol profesional y con una afición desmotivada y totalmente desengañada. Javier y yo recibimos todo tipo de presiones e incluso amenazas personales. Los pusimos todo nuestro esfuerzo, energía y corazón para resucitar este histórico club en esta entrañable ciudad que no merecía lo que le estaba sucediendo”, comenzó indicando.

Su legado

Gracias a la “gran familia” formada en el Córdoba CF, los logros, a su juicio, están claros. “Hemos conseguido estabilizar institucionalmente a la entidad, posicionándola como una referencia en la ciudad, ya que participa activamente de toda su vida social, construyendo una relación de confianza, amistad y cercanía con cadda una de las instituciones. Se ha profesionalizado al club, convirtiéndolo en un referente del fútbol nacional y en un modelo a seguir de todo el fútbol modesto y de estas categorías RFEF en el que estamos. Y tenemos una cantera propia de un equipo de Primera División, que compite al máximo nivel como venimos viendo las dos últimas temporadas y que ha materializado ventas a clubes europeos, como el caso de Alberto del Moral al Villarreal”, destacó.

Y hay más: “Hemos desarrollado un departamento de marketing que ha cerrado patrocinios mucho mejores que clubes de Segunda A, dos categorías por encima, como fue el caso de Givova, patrocinio técnico más caro de toda la historia de la Segunda B. El club tiene unas áreas propias de un club grande, como comunicación, donde nuestras redes sociales son líderes y tenemos una televisión con contenidos propios, o un club de negocio que muchos clubes profesionales ni siquiera tienen. Podría estar hablando de cada departamento y de los miembros que lo componen durante horas para poner ejemplos del gran club que es el Córdoba hoy en día”.

Adrián Fernández-Romero en un momento de su comparecencia. Foto: CCF

Adrián Fernández-Romero en un momento de su comparecencia. Foto: CCF

También entró en el plano deportivo. “Tras dos temporadas de desilusiones, con un duro esfuerzo que no dio resultado y mucha tristeza, por fortuna este año ha empezado a dar frutos el trabajo y se han roto récords únicos. Se ha ganado todos los títulos al alcance, Copa RFEF, ascenso y liga, con números históricos para el club”, esgrimió. Por todo ello, se va sintiéndose “blanquiverde” y “muy feliz, muy orgulloso y muy satisfecho del trabajo que se ha desarrollado”, aunque dejó una sentencia posterior: “Siempre que el Córdoba me necesite aquí estaré”.

Sin puntos negativos

Tras dar las gracias a prensa, instituciones, afición, miembros del Córdoba, Infinity y todas las personas de Baréin, consejeros y Javier González Calvo, se abrió un breve turno de preguntas, donde se le preguntó por el momento más positivo y el más negativo. “Positivo poder hacer este balance, porque en realidad son dos temporadas y media y ni tres años, y es encontrar lo que vimos y dejarlo así, en el principio de la cuesta pero creciendo. Negativo casi ninguno. Aquel día del Betis Deportivo, y perdonadme la expresión, fue una putada, pero todos esos momentos te hacen crecer y de los momentos duros, como esas amenazas, sales reforzado y te hacen valorar más los logros”.

En cuanto a por donde debe ir el futuro, indicó que “hay que potenciar el club en todas las áreas en las que está creciendo, dimensionándolo a demanda de su crecimiento”. “Los departamentos de comunicación, marketing y demás deben seguir creciendo y en lo deportivo igual, con más plantilla y en cantera. A demanda, pero tal y como lo está haciendo en todas las patas, ya que es un todo único”.

Por último, se le preguntó por ese contrato de Givova y si seguirá vigente. “De momento hay un contrato en vigor que van cumpliendo con nosotros y nosotros con ellos. Pero esto es un mercado abierto y si viene un novio mejor, igual se habla. De momento estamos contentos”.

Etiquetas

Adrián Fernández-Romero | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | Crowe | despedida | salida |

Deja una respuesta