Bustos: “Nadie esperaba rendir a este nivel para acabar octavos”

El entrenador del Ángel Ximénez de Puente Genil calificó la temporada como "muy buena, pero no perfecta", para subrayar que le sorprendió "la capacidad de trabajo y adaptación" de la plantilla en el "peor momento" de su vida, cuando el COVID-19 le llevó a la UCI del Reina Sofia

Paco Bustos exigiendo a sus hombres en pleno partido.

Paco Bustos exigiendo a sus hombres en pleno partido.

El hombre de la eterna sonrisa escondida, Paco Bustos, logró que el Ángel Ximénez de Puente Genil alcanzara la mejor clasificación de su historia, un mérito doble por las circunstancias que concurrieron. Y es que más allá de esa misma octava plaza en la que los pontanos acabaron el pasado curso, cuando la competición se vio cancelada abruptamente a mediados de marzo por la pandemia del coronavirus, la octava posición del curso 2020-21 puso de relieve la capacidad de superación del plantel que dirigió por segunda temporada consecutiva, campaña en la que igualó el récord de Quino Soler como entrenador que más partidos dirigió a los pontanos en la Asobal: 49.

“Fue una temporada muy buena, en la que repetimos puesto con una liga Asobal completa, muy larga, la más larga y con unas circunstancias complicadas para nosotros y el deporte en general”, subrayaba Bustos en su entrevista a Cordobadeporte de balance final a este extraño curso que ojalá nunca más se repita por los parámetros que la rigieron.

En busca de la perfección casi inalcanzable

Pero el análisis de Paco Bustos no se quedó ahí, incluso él mismo se hizo una pregunta: “¿Qué se podría haber hecho mejor? Pues sí. Perfecto no hay casi nada y siempre se cometen errores, seguro que se podría haber hecho mejor”, aseguró. Sin duda con esa frase queda retratado el nivel de exigencia del cordobés, aunque echando un vistazo a la clasificación en realidad se hace casi imposible pensar en poder quedar por delante de los trasatlánticos que le precedieron, caso del Ademar de León, Cuenca o Fraikin Granollers, clubes a los que el Ximénez logró derrotar durante la campaña. “Nadie esperaba rendir a este nivel para acabar octavos, porque puntuamos con todos excepto Barça, Huesca y Logroño”.

“A mí sorprendió la capacidad de trabajo y adaptación de la plantilla cada vez que apretábamos para elevar el nivel de exigencia, aunque siempre haya momentos menos buenos, pero todos se adaptaron a la vorágine”, destacó. Para Bustos el equipo tuvo “la seña de identidad de darlo todo”, con independencia de que las derrotas ante Huesca y Cuenca “marcaran, pero aunque se dejó de soñar, con la salvación y sin Europa se siguió dando la ccara”.

“El grupo salió unido y reforzad”

Esa capacidad de adaptación a la que se refiere Bustos cobra un concepto aún mayor cuando a mediados de octubre del pasado año acababa hospitalizado tras ser positivo por Covid-19“A nivel personal el peor momento de mi vida. Cuando volví no quise hablar mucho del tema al margen de darle las gracias a la plantilla. Con el tiempo hablamos algo, pero fue súper duro para ellos, muy complicado”. Con todo, en su ausencia, “se sacaron cuatro puntos de los ochos posibles”, en un periodo de tiempo “complicado, pero el grupo salió unido y reforzado. Y gracias a Dios no pasó nada”.

Afortunadamente la plantilla, el club y el propio Paco Bustos superaron aquella piedra en el camino, para a la postre rubricar una campaña de ensueño. Una octava plaza, que con la vuelta a la normalidad del próximo curso debe confirmar que el club “se ahorrará dos eliminatorias previas de Copa del Rey en miércoles. Lo que supone un menor desgaste físico y en la economía, con dos viajes que suelen se a Cataluña o Galicia”.

“El año te pone donde te mereces”, apostillaba Bustos en su balance sin eludir que hubo “borrones como el de Benidorm, fue el partido desastre, e igual el último partido contra Cisne, ante el que se pudo hacer algo más”. Eso sí, también “se le ganó a Cuenca o Irún, en casa, como se perdió con León en el último minuto”, concluyó. Un resumen en el que no habría que olvidar que el Barça no pasó de los 29 goles en el Alcalde Miguel Salas., algo que ningún otro equipo logró en todo el año.

Etiquetas

Ángel Ximénez | Balance | Balonmano | COVID-19 | home8 | Liga Sacyr Asobal | Paco Bustos | Puente Genil |

Deja un comentario