Parecía complicado de superar pero no: un mayor dislate defensivo

El Córdoba lleva tres goles más encajados, 18, que el pasado año a estas alturas | Sólo hay dos precedentes peores en la última década, aunque ambos equipos, Mallorca y Guadalajara, acabaron salvándose

Quezada apretando a un jugador del Granada. Foto: Charo Tobajas / CCF

Quezada apretando a un jugador del Granada. Foto: Charo Tobajas / CCF

Pese a que el aficionado blanquiverde tendrá más presente en su cabeza lo vivido desde febrero a junio, el pasado ejercicio 2017-2018 también dejó una primera parte -casi dos tercios- poco menos que horribles. Aquel equipo de Carrión, que pese a todo ya había ganado dos veces a estas alturas, mostraba una gran fragilidad defensiva, lo que sobre todo se vio en encuentros como las visitas a Barcelona (4-0), Granada (3-1) o Valladolid (4-1).

Pues pese a ello, y que curiosamente en esta misma jornada el entrenador salvaba un match-ball tras caer en Pucela y llegaba al partido ante el Alcorcón, que ganó y le dio para dos más, ese equipo tenía mejores datos defensivos que el actual. El Córdoba a estas alturas de temporada del año pasado había recibido 15 goles y el de ahora ya lleva 18.

Ese altísimo guarismo, una media de 2,57 por encuentro, le ha situado en el Top-3 de los equipos más goleados de Segunda de la última década en esta fecha, una sexta parte de la competición. Sólo hay dos conjuntos que encajaran más, el Guadalajara de la temporada 2012-2013 y el RCD Mallorca de la 2014-2015, ambos con 19.

Lo curioso del caso, y ése es el dato para la esperanza, es que ese pésimo arranque no conllevó el descenso deportivo de ninguno de los dos. Los alcarreños, pese hacer un 1 de 21, al estilo del Córdoba de Esteban Vigo, lograron 50 puntos al final y fueron decimoctavos, aunque irregularidades en su proceso de conversión en SAD le hicieron descender administrativamente. Mientras, el Mallorca, que como los morados eran colistas, aunque con 2 puntos, sumaron 48 al final y fueron decimosextos.

Deja un comentario