“No rendí y asumo mi culpa; algunos se pusieron en mi contra, pero no tengo revancha por nada”

El Piovaccari más sincero se despidió del cordobesismo expresando su "lucha interior", porque en los últimos seis meses tuvo "siete u ocho claras y todas las fallé" | "Viví tres años y medio en el Córdoba y siempre hubo un momento con una caída gorda" | "Soy como un volcán y sé que no soy fácil de gestionar en el vestuario, pero fui así desde los diecisiete años"

Desde el pasado miércoles 30 de junio Federico Piovaccari ya no es jugador del Córdoba CF. Y se marcha con un agrio sabor de boca y mucha autocrítica. También contrariado por no haberse visto jugando en la pasada temporada, alguna vez, junto a Miguel de las Cuevas, Javi Flores y Willy de inicio. Al final Germán Crespo juntó a los tres últimos y muchos piensan que si se hubiera hecho antes, o las lesiones del alicantino lo hubieran permitido, otro gallo habría cantado. “Pero eso nunca lo podremos saber, igual que tampoco se dio verme jugando con ellos”, señaló el italiano. Así el Piovaccari más sincero dice adiós al cordobesismo en una amplia vídeo-entrevista con esa otra espinita clavada, es decir, no haber podido jugar de inicio con esos tres compañeros sobre el verde.

De entrada se mostró autocrítico, al afirmar que “no rendí y asumo mi culpa”, a la par que deslizaba que “no sé si la última entrevista que hicimos alguno se la tomó mal”. Aquel penúltimo paso por Cordobadeporte fue un 28 de febrero, cuando en su mente sólo estaba devolver al Córdoba a Segunda A. Ese era su único objetivo cuando dejó el Rayo Vallecano en enero de 2019, porque “mi sueño era acabar mi carrera deportiva en el Córdoba subiéndolo y jugando en Segunda, pero fue al revés”. De modo que su última celebración con su virtual flauta como cordobesista quedará con aquellos goles a El Ejido el 13 de diciembre de 2020.

Piovaccari celebrando su segundo gol, el tercero ante El Ejido, eufórico entre sus compañeros.

Su último tanto como blanquiverde. Piovaccari celebrando su segundo gol, el tercero ante El Ejido, eufórico entre sus compañeros.

“Mi lucha interior fue que no encontré el gol en los últimos seis meses en los diez o quince minutos que tenía. Tuve un montón de ocasiones, siete u ocho claras, y todas las fallé. Me puse nervioso y de ahí pasé a no rendir”. Con todo, también expuso que “no es normal no jugar 90 minutos de enero a mayo más que el partido que tuve en Sevilla”. Por todo sigue teniendo “mucha rabia y me pillo mi culpa, pero viendo cómo fue la temporada algo o alguno ha fallado”.

Aquel “inentedible” cambio ante la Balona

En la referida anterior entrevista en este periódico, Piovaccari reivindicó la necesidad de jugar de inicio con dos delanteros. Eso sólo ocurrió una vez en todo el ejercicio, fue en la segunda jornada en Yecla, y allí el Córdoba ganó 1-3 con un tanto suyo y dos de Willy. Aquello ocurrió allá por octubre con Sabas, de ahí que “no entienda lo de no jugar con dos delanteros, y muchas veces”, en algunos momentos de la temporada, “el equipo lo necesitaba, aunque no quiero meterme a entrenador”.

Sin duda, hubo un partido en el que ese sentir cobraba más lógica, y ya no era de inicio. Fueron en aquellos veinticinco minutos finales en El Arcángel ante la Balona, cuando se perdía 1-2 y Pablo Alfaro mandó a calentar al transalpino. “Yo no entendí nada, no era normal un cambio de cromos cuando íbamos perdiendo en un partido clave si no fundamental”. La reacción del cordobesismo fue pitar el cambio y entonces Piovaccari no pudo evitar echarse las manos a la cabeza y aplaudir al público antes de entrar.

Piovaccari en la playa del Morche en la pasada concentración de pretemporada

Piovaccari en la playa del Morche en la pasada concentración de pretemporada

Desde aquel partido únicamente jugó los últimos trece minutos ante el Tamaraceite, sus últimos en El Arcángel, después de que los canarios empataran a uno. “Ahora me está llegando mucha crítica, alguno habló mal de mí, sé que el fútbol es así, pero siempre pensé en el bien del Córdoba. Nunca reprocharé nada a nadie, sólo a mí mismo. En tres años y medio únicamente tengo que agradecer al cordobesista. No tengo que sacarme espina de nadie”, aseguró.

“Ahora la gente me agarra y se hacen muchas preguntas. Por qué no me han escuchado, parecía que iba en contra, cuando daba mi opinión por la experiencia que tengo, siendo el más veterano de la plantilla. Nadie me ha escuchado y la gente está llorando. Yo siempre pensé en el bien del Córdoba. Lo intenté y no lo conseguí”, apostilló.

“Me ha llegado mucha más crítica por los últimos seis meses que todo lo bueno hecho en los tres años anteriores”

“Sé que algunos se pusieron en contra mía, pero no tengo revancha de nada. Tampoco entiendo que me dijeran mercenario, porque me bajé la ficha para venir al Córdoba. Bajé de categoría sólo por un proyecto que era el del Córdoba”, subrayó. Con todo reiteró que “en los últimos seis meses soy el primero que no fui Piovaccari, pero también creo que no tuve oportunidad”. A la par se mostró contrariado porque “me ha llegado mucha más crítica por los últimos seis meses que todo lo bueno hecho en los años anteriores”.

Piovaccari en uno de sus últimos entrenamientos con el Córdoba CF.

Piovaccari en uno de sus últimos entrenamientos con el Córdoba CF.

Pese a sus 36 años, camino de los 37 en septiembre, Piovaccari se ve aún jugando al fútbol. “Tengo ganas de jugar, me siento bien, no tuve problemas físicos. Esa fue la rabia mía, sólo me faltó que alguno confiara en mí”. De manera que seguirá en activo, para apuntar que tiene “opciones de jugar en Italia. Aunque lo han dado como oficial y no es así. Estoy hablando”, en referencia a las dos propuestas que tiene de la Serie C de su país, una en el sur, la del Palermo, y otra más cerca de su casa, el Pro Sesto de Milán. Pero a la vez “esperando, aún es pronto”, sobre todo para tener algún opción de seguir en España. “No dejo el fútbol, sigo jugando. Estoy viendo lo que me trae el futuro”, añadió dentro de una entrevista más extensa que puede verse al completo en el vídeo.

Etiquetas

bajas | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | descartes | home8 | Piovaccari | Segunda RFEF |

One Comments

  • ancaza57 03 / 07 / 2021 Reply

    El bueno de Pío…, en fin que como decía un grupo musical, Los Módulos, “Todo tiene su fin…,”. Que le vaya muy bien al bueno de Pío, que seguro que le irá muy bien. FICHAJES: cuentan los mentideros, los de verdad, que el CCF ha fichado ya a un tal…,Toni Arranz…, centrocampista. Por esta temporada y opción a la siguiente. Saludillos.

Deja un comentario