¿Qué pasa con Fátima? La inquietud de Jesús Escribano

El entrenador del Cajasur lanza una certera reflexión sobre la dificultad que el cambio de clima e inminentes días de lluvia añadirán a su planificación de entrenamientos por los desperfectos que mantiene la instalación | El club, que mientras suma el apoyo de otro patrocinador, Igluván, espera soluciones o al menos alternativas

Los desperfectos que aún continúan en la cubierta de Fátima.

Los desperfectos que aún continúan en la cubierta de Fátima.

Varias semanas han pasado ya desde la tremenda granizada veraniega que causó graves desperfectos en la vetusta techumbre del pabellón de Fátima, regentado por el CD Apademar pero del que ha hecho su hogar deportivo el Cajasur Córdoba de Balonmano. Una entidad ejemplar cuyo primer equipo masculino es el buque insignia del balonmano masculino en la capital en una categoría de tanto nivel como la División de Honor Plata, pero que sobre todo es un referente nacional a nivel de cantera, con decenas de jugadores y jugadoras compitiendo cada temporada y alcanzando las más altas cotas.

Ahora mismo, el trabajo de todos esos equipos, y en realidad de todos los que usen Fátima, está supeditado a que el sol luzca con energía en Córdoba, porque cualquier día húmedo imposibilitaría la utilización de la pista de la sala. Y ahora, con el verano marchándose, la realidad de la lluvia puede amenazar cualquier semana, como se espera para la próxima.

Por eso hoy, el entrenador del Cajasur CBM, Jesús Escribano, ha dejado una certera reflexión en sus redes sociales en ese sentido, que en realidad es una petición de soluciones ante un problema real. “Como entrenador, para planificar la semana de trabajo tengo en cuenta objetivos, contenidos para alcanzarlos, número de sesiones a realizar, jugadores lesionados, material etc… Lo que nunca imaginé es que tuviese que mirar la meteo, y eso que entrenamos en pista “cubierta”. Lluvia martes y miércoles. ¿Qué hacemos esos días?”, ha escrito el técnico con una infografía de la previsión del tiempo de la semana que viene.

Por el momento, desde el Instituto Municipal de Deportes no se ha resuelto cómo acometer una situación compleja, porque arreglar los muchos ‘agujeros’ en la techumbre parece inviable sin un cambio completo  de la cubierta seguramente costoso, y más aún en la actual coyuntura de grave recesión económica. Pero tampoco se ofrecen otras alternativas, porque otras salas de barrio suelen caminar con los horarios repletos y en Vista Alegre desde la semana que viene precisamente se suma a entrenar el Deportivo Córdoba Cajasur al Córdoba Patrimonio de la Humanidad.

El Córdoba de Balonmano, como Apademar, espera respuestas, pero de momento el club sigue a lo suyo, trabajando duro en lo deportivo y también a otros niveles, como los patrocinios privados. Hoy mismo anunció que Igluvan, marca perteneciente a la empresa cordobesa Transformaciones Técnicas del Sur, se unirá a su familia de sponsors a partir de esta temporada 2020-2021.

La firma cordobesa, que es referente a nivel nacional en el sector de la fabricación y montaje de carrocerías isotérmicas, frigoríficas y refrigerantes desde hace más de veinticinco años, ha querido apostar de manera decidida por el proyecto granate, algo especialmente reseñable en una campaña tan diferente como la que se presenta. Igluvan tendrá presencia notable en diferentes soportes publicitarios de la entidad granate, incluyendo logo en las equipaciones del club y difusión en medios propios, página web y redes. Además, el equipo juvenil femenino, que competirá en División de Honor Andaluza, pasará a denominarse Igluvan CBM.

Etiquetas

Balonmano | Córdoba de Balonmano | División de Honor Plata | Fátima | home13 | Imdeco | Instalaciones deportivas | Jesús Escribano |

Deja un comentario