Quini y su primer gol en Primera: “Le pegué con el alma, salió potente y entró por la escuadra”

El futbolista de Fernán Núñez vive sus mejores momentos en la élite con el Granada, desde donde sigue con "pena" al Córdoba y "mucha alegría" al Ciudad de Lucena, a los que ve enfrentándose en la Segunda RFEF, porque "cada vez está más cerca y no sería la primera vez que jugaría con un equipo de la provincia, ya pasó con el Villanueva"

Quini celebrando su primer gol en Primera con el Granada en Valladolid.

Quini celebrando su primer gol en Primera con el Granada en Valladolid. Autor: Granada CF

Mientras el cordobesismo lame sus heridas camino de la nada futbolística que supondrá la caída a la Segunda RFEF, otros cordobeses brillan en la élite del fútbol español. Sin ir más lejos ayer mismo el montalbeño Antonio Blanco era titular en la victoria del Real Madrid en Cádiz tras su debut en Primera tres días antes en Getafe. El otro cordobés con protagonismo en Liga Santander en los últimos días nació en Fernán Núñez y se llama Joaquín José Marín Ruiz, aunque todos los conocen como Quini. Fue padre el verano pasado y sólo por eso este último año, al contrario de lo común desde la llegada de la pandemia, la vida le sonrió tras varias lesiones graves. Así, hasta que la pasada semana marcaba su primer gol en Primera.

Por si fuera poco le ponía la guinda pisando por primera vez el mismísimo Old Trafford. “Fue la guinda a una gran semana. El Teatro de los sueños es increíble. Yo estaba acostumbrado a verlo por la televisión o jugando en la consola, y acabé pisando el césped de un estadio mítico, con mucha historia, en el entrenamiento de la previa”, apunta mientras atiende a Cordobadeporte en una entrevista en la previa al partido del Granada de esta noche ante el Eibar.

Todo ello después de que le diera la victoria a su equipo frente al Real Valladolid marcando ese primer gol en la élite. “Se resistía el gol en Primera, pero por fin llegó, y fue una alegría doble. Primero porque fue el gol de la remontada que nos acercaba al objetivo inicial de la permanencia, y segundo porque fue en los últimos minutos”.

“Le pegué con el alma, salió potente y entró por la escuadra. Desde el año del ascenso la mayoría de los partidos jugué de lateral izquierdo y al ser diestro tienes más opciones para el remate. No llegó nuestro extremo y yo entré por detrás y no me lo pensé”, relató Quini.

Aquellos nueve goles con el Lucena

Lejos quedan aquellos nueve goles que logró con el Ciudad de Lucena en la temporada 2011-12, la última vez  que jugó en Segunda B, que le valieron para fichar por el Castilla y dar el salto al fútbol profesional. “En mis inicios siempre hice más goles, pero desde que me reconvirtieron a lateral era mi talón de Aquiles. Siempre se me resistía, sólo hice un gol con el Castilla y otro en la temporada del ascenso con el Granada. Con el Rayo no marqué ninguno”, recordó.

Eufórico. Quini celebrando su primer gol en la élite con sus compañeros.Eufórico. Quini celebrando su primer gol en la élite con sus compañeros.

Eufórico. Quini celebrando su primer gol en la élite con sus compañeros. Autor: Granada CF.

Tras ascender a Primera con los nazaríes hace tres temporadas, Quini acumula veintidós partidos en la élite cono los granadinistas, a los que habría que sumar los 44 que disputó con el Rayo de 2014 a 2016, aunque los dos años que lleva en Granada nunca los olvidará, pero no fueron nada sencillos al estar marcados por las lesiones.

Las lesiones

El 7 diciembre de 2019 en Vitoria ente Alavés sufría la peor lesión para cualquier deportista, la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda. Recuerda que en septiembre tuvo una rotura parcial contra el Celta. “Tenía molestias, pero jugué con tratamiento conservador hasta que luego la rodilla dijo basta”. Luego esta temporada fue convocado los dos primeros partidos de liga, pero “luego sufrí un pinchazo en el cuádricep y al final de poco pasé a dos meses”.

Reapareció siendo titular precisamente en la primera vuelta en Eibar, pero “otro tuvo otro pinchazo en Copa con el Navalcarnero, entonces en el isquiotibial y otros dos meses de baja. Fue un momento de bajón. Se me vino un poco todo encima”.

Precisamente todas esas lesiones impidieron que debutara en Europa, porque “había que dar la lista en agosto y no tenía ritmo de competición entonces. Luego en enero tuve el problema en el isquio y tampoco me inscribieron”. De manera que “es la espinita que se quedó, pero disfruté mucho del camino del equipo”, dado que sí viajó “a Albania, Malmoe, Nápoles, Budapest y a Manchester”.

El cordobés Quini busca el centro desde su posición de lateral.

El cordobés Quini busca el centro desde su posición de lateral.

De cualquier forma, a sus 31 años vive uno de los mejores momentos de su carrera y difícilmente olvidará esta temporada en la elite del fútbol español. Tras otro año para enmarcar en la ciudad de la Alhambra que le llevó pasear el nombre de Andalucía y Córdoba por Europa.

“Llevamos unos años en los que salió todo bien, el equipo creció mucho. Disfruté mucho con el ascenso, éramos una familia”, aseguró. Luego se logró “la salvación sin sufrir, el único pero fue la lesión”.

“Este año teníamos la UEFA, que cuando la juegas por primera vez luego se sufre en liga, pero llegamos a marzo cómodos en liga y a ocho de final dimos un paso de gigante y queremos certificar la permanencia este jueves ante el Eibar”, apuntó.

El Córdoba CF y el Ciudad de Lucena

Para finalizar había que preguntarle por cómo sigue desde la distancia al Córdoba CF y al Ciudad de Lucena, desde el que dio el salto al fútbol profesional. Sobre el conjunto blanquiverde comentó que “está sufriendo mucho”, mientras que respecto a los aracelitanos indicó que “lo están haciendo genial. Estoy muy contento por ellos por su año increíble y ojalá lo rematen con el ascenso”.

Además profundizó en la crisis del equipo capitalino, para indicar que “a pesar de no haber jugado nunca en el Córdoba me siento cordobesista, y es una pena en la situación en la que están. Siempre digo que como mínimo tendría que estar en Segunda A. Ojalá cambie la dinámica pronto”.

Todo hace indicar que el próximo curso jugará en la Segunda RFEF, la cuarta categoría nacional, una tragedia sobre la que Quini señaló que “a veces que hay que tocar fondo para impulsarte para arriba”. Si no lo remedia en las tres jornadas restantes, incluso podría jugar la próxima temporada con el Ciudad de Lucena si los de Dimas Carrasco ascienden. “Los datos están ahí y está más cerca de que se produzca un Ciudad de Lucena vs Córdoba, y no sería la primera vez que el Córdoba se enfrenta a un equipo de la provincia, ya pasó con el Villanueva”, recordó para terminar.

Etiquetas

Córdoba CF | cordobeses por España | Granada | home7 | Manchester | Primera División | Quini | UEFA |

Deja un comentario