Raúl Agné: “Hay que encontrar el equilibrio entre la competición y cómo queremos jugar”

El entrenador del Córdoba explicó que "estamos intentando un poquito más de juego, pero hay que ser conscientes de que no estamos en pretemporada" | Volverán Chus Herrero y José Antonio González en Talavera: "Yo todavía no he jugado fuera, así que espero que la primera salida sea una victoria"

Raúl Agné gesticulando ante Raúl Cámara y Chus Herrero de espaldas

Raúl Agné gesticulando ante Raúl Cámara y Chus Herrero de espaldas

Raúl Agné ofreció en este día de Todos los Santos sus valoraciones previas al encuentro en El Prado de Talavera de este domingo, donde el Córdoba buscará el reto de enlazar por primera vez dos victorias. Y es que “si lo conseguimos, enlazar dos victorias sería un plus para la autoestima”.

Agné dijo estar aún “poco a poco aséntandome en el club, en la ciudad y en la relación con la plantilla, además de recuperando a algún jugador” y ya “con más tiempo para preparar un partido e ir mejorando la versión del equipo en función de lo que queremos“. Esos jugadores que vuelven son “Palo (José Antonio González) y Chus Herrero”, que entrenaron con normalidad espera “que puedan viajar”, mientras que “con Javi vamos a tener más precaución”. Los que seguirán fuera son “Jesús, que tiene una rotura, y Xavi, que tiene otra”, mientras que Antonio Moyano “mañana entrenará con nosotros, pero ayer jugó con el filial porque está en una situación delicada y hay que pensar en el club”.

Aunque la titularidad de los que vuelven “ya la valoraremos”, sí es cierto que “es importante ir recuperando efectivos para tener más alternativas durante el juego”. Porque pese al triunfo del otro día hay aspectos por mejorar. “Lo que queremos es ir dando pasos al frente y que se consoliden, no uno adelante y dos atrás. Somos conscientes de que estamos compitiendo y que independientemente de cómo lo queremos hacer necesitamos puntos. Hay que encontrar el equilibrio entre la competición y cómo queremos jugar. Es importante que vayan apareciendo nuevos argumentos, que ellos los vayan asimilando, pero con pies de plomo, sin olvidar lo que hacemos bien. No queramos cambiar lo que hacemos bien por cosas que cuesta más tiempo asimilar. Estamos intentando un poquito más de juego, pero hay que ser conscientes de que no estamos en pretemporada. Hay puntos, hay que competir y lo importante es sacar adelante los partidos”.

Ahora llegan rivales de la zona baja, que deberían ser propicios para enlazar victorias. “En fútbol nunca he ganado un partido antes de jugarlo. Sería de ilusos ir a Talavera y pensar que vamos a ganar sin bajar del autobús. Personalmente creo que cuando juegas ante rivales que están abajo, sobre todo en su campo son muy peligrosos. Otra cosa es cuando vienen a tu campo. Pero allí se suma que eres el rival a batir, que tienen sus armas que intentarán explotar y que están con su gente. No nos regalarán nada. A partir de ahí, estoy convencido de que tendremos opciones de sacar el partido adelante y con esa intención vamos”.

Para eso debe romperse la racha de ocho meses sin ganar fuera de casa, aunque dice el técnico “yo llevo aquí una semana justa”. “Sé esta estadística y estos datos, pero me acojo a que yo todavía no he jugado fuera, así que espero que la primera salida sea una victoria. Así afronto este partido, porque lo que ha sucedido hasta ahora no me sirve de nada”.

Por cierto que el entrenador habló en tono elogioso de Fidel Escobar. “No me gusta individualizar dentro de los colectivos, porque no me parece justo. Sí podemos hablar de las características de Fidel. Es un chico del que me habían hablado, pero no lo había visto ni mucho menos entrenado. Personalmente creo que tiene unas condiciones muy buenas, porque reúne músculo, corazón y ciertas dosis de calidad, más como central que como mediocentro, aunque podría hacerlo ahí si se va acostumbrando a hacerlo en esa zona. Y tiene una humildad muy grande a nivel mental. A nosotros nos aporta mucho y el otro día nos vino muy bien porque nos dio mucho equilibrio. Y no sólo él jugó bien, sino que mejoró a lo centrales, porque a veces cuando te tienes que dedicar a una sola obligación es más fácil que hacer tres o cuatro. Me gusta por eso que el juego sea ordenado, colectivo y que todos nos ayudemos. Lo que esperamos es que dentro de un tiempo se diga que muchos jugadores están a un buen nivel”.

El rival

Eso sí, ojo porque podría volver a cambiar el puesto del panameño. “El otro día llegamos al partido contra el San Fernando en unas circunstancias puntuales, sin gente por dentro. Sólo estaba Imanol. Sabíamos de la posibilidad de poner a Fidel. El rival probablemente sea de los mejores con balón de la categoría a día de hoy. Elegimos esa opción y salió bien, pero creo que todo el equipo estuvo bien. Si en el futuro jugará más tiempo ahí o volverá a ser central lo iremos valorando en función de la gente que vayamos recuperando, de cómo mejoremos como equipo y con balón. Siempre buscando ese equilibrio y la idea de juego que tenemos”.

Sobre el Talavera, el próximo enemigo, indicó que “está hecho de jugadores muy expertos en la categoría, de -no sé si es correcta la expresión- trotamundos, gente con muchos años en Segunda B”. “Tiene sus armas ofensivas, con Zamorano, Oca, Aguilera y el otro delantero. Es vertical, dinámico y juega de local. Va el Córdoba y ellos están en situación difícil. Va a intentar hacer su partido. Pero lo importante es que nosotros estemos por encima del partido, que no vayamos a su terreno. Pero no contra el Talavera, contra cualquier rival. La pasada semana lo queríamos con el San Fernando y nos salió bien la jugada, pero ahora lo queremos en Talavera. Y a partir de ahí mostrar nuestras cartas”, detalló.

Y prosiguió: “No quiero un partido en el que el rival se sienta cómodo y nosotros incómodos. Cuando juegas al ritmo del otro equipo él está más acostumbrado y tiene las de ganar. No quiero un rival excesivamente descontrolado, sino controlado. Vamos a a ver qué ofrece el partido y qué podemos nosotros ofrecer. Tenemos que hacer valer la experiencia y el oficio. Y el oficio es saber hacer lo que toca en cada momento. A veces un partido se escapa por un detalle o una falta de oficio puntual. Tenemos que perseguir esa solidez como equipo, tanto ofensiva como defensiva, de tener claro lo que tenemos. Yo siempre estoy más atentos a los míos y luego ver qué cositas te puede hacer el rival e intentar contrarrestarlo”.

Cómo espera el duelo

Un planteamiento al entrenador de Mequinenza es si espera un rival replegado que les ceda la iniciativa. “No lo sé. Lo que sí sé por experiencia es que cuando juegas en un equipo potente, que es el referente de la categoría como nosotros somos, ves que los demás juegan de una manera y cuando juegan contra ti lo hacen de otra. Más defensiva o más ofensiva, porque no tienen nada que perder. Es una sorpresa y tenemos que estar preparados para todo. Ellos empezaron con cuatro centrocampistas y dos puntas y no sacaron resultados, y pasaron a cinco defensas y consiguió puntuar en Sevilla y ganar en Algeciras. No sé si saldrán así, pero tenemos que estar preparados para eso y si vienen a presionar o esperan. Tienes que estar por encima y tenerlo previsto, y luego está tu capacidad de acierto para que el desarrollo del juego vaya hacia donde tú quieres. Si no puedes pasar un mal rato, que también hay que saber hacerlo”.

Se le preguntó al técnico si ahora mismo le preocupaba más la parte defensiva o la ofensiva de su equipo. “El fútbol es un todo. No sé disociar el atacar del defender. Si me preguntas qué prefieres, yo prefiero tener el balón todo el partido, generar muchas acciones ofensivas y que el rival no me atacara. Pero eso es imposible porque hay una alternativa y una alternancia y el rival también quiere. Lo que quiero es un equipo que cuando tenga la pelota sepa qué hacer con ella y también sepa qué hacer cuando no la tiene. Que no le supere el juego, que sepa lo que está pasando y en qué secuencia del juego está. Hay que simplificar mucho las obligaciones para poder soltarse y estar seguro a la hora de competir. No soy un entrenador que diga ‘Me gusta ganar defendiendo’ o ‘Me gusta ganar atacando’. Me gusta ganar según lo que toque y en función de lo que sea capaz. Si soy capaz de generar mucho, estar preciso con el balón y sumar pases, porque si técnicamente no estás preciso es difícil hacerlo, sabiendo dónde llevar el balón para generar peligro, perfecto. Pero sé que a lo mejor sin balón también soy capaz de generar mucho peligro. Cada partido es una historia y a ver qué nos ofrece éste”.

Lo que se debería mejorar es el acierto ofensivo, a veces con menos egoísmo en la resolución. “El equipo generó seis ocasiones claras de gol, solos delante del portero. Si el acierto llega o no ya lo mejoraremos, pero es más importante generar. El otro día Gabriel tuvo que hacer hacer 2 y pico goles, por estadística objetiva de un programa informático, y no lo hace. Y Zelu tuvo que hacer 0,3 e hizo uno. Él sí fue eficaz, así que eso hay que relativizarlo. Zelu tuvo acierto 100 por cien, pero lo importante es generar la ocasión. Quién la haga me da igual. Respecto a si el futbolista es más individual o más egoísta, o juega más en colectivo, para eso está el entrenador, para intentar ajustar a todo el mundo, desde su potencial y capacidades, a la idea colectiva. No tengo ninguna duda de que los delanteros son buenos y si existe un exceso de juego individual, trataremos de que sea más colectivo. Aunque si un jugador coge la pelota, se dribla a diez, o a seis, y hace gol, le voy a aplaudir. Todo es relativo”.

Deja un comentario